Starlite volvió a los 80 con su ‘Noche Movida’

Starlite vivió por sexto año consecutivo su “Noche Movida”, un concierto que reúne en cada edición a los artistas míticos de la Movida de los 80 con una banda base y en el que se crea una gran interacción entre los músicos y el público.

 

En esta ocasión los protagonistas sobre el escenario fueron Coti; Cómplices; Javier Gurruchaga, de La Orquesta Mondragón; Manuel España, de La Guardia; Nacho Campillo, de Tam Tam go; Nacho García Vega, de Nacha Pop; Pablo Carbonell, de Los Toreros Muertos; y Ricardo Marín y Rubi y Los Casinos.

“Estos conciertos en Starlite son muy especiales para nosotros. Combinamos un punto de improvisación con un punto de desparpajo”, adelantaba Coti, momentos antes de salir al escenario, al tiempo que Nacho García Vega, también un veterano de las “Noche Movida”, destacaba el carácter especial de la cantera: “Tocar aquí no es tocar en un sitio cualquiera, es muy especial porque es diferente a cualquier otro espacio”, dijo.

Ricardo Martín fue el encargado de arrancar el concierto, que interpretó el mítico tema de Manolo García, Insurrección, para dar paso, a continuación, a Nacho Campillo, quien “escribió amor solo en inglés”, con Atrapados en la red.

 

A continuación, le tocó el turno a Nacho García Vega, que se metió al auditorio de la cantera en el bolsillo con Vístete y después a Cómplices, donde María Monsonís hizo gala de su inconfundible y única voz con Cuando duermes, para que después Pablo Carbonell pusiera a bailar a todos con Hoy es domingo y para que Rubi rindiera el auditorio con Te podría besar pero no debo.

Y poco a poco se sucedieron en Starlite temas míticos del rock & roll español con Antes que ver el sol, de Coti, que interpretó con Manuel España; Agüita amarilla, de Pablo Carbonell y Lola, Lola, de Javier Gurruchaga.

 

La magia de este concierto, único y creado en especial para Starlite, se basa en la interacción de los músicos, que compartieron sus grandes temas en el escenario, como Javier Gurruchaga con Rubi entonando al unísono Caperucita Feroz; Nacho Campillo y Coti, interpretando Nada de esto fue un error o todos los artistas juntos en el escenario cantando Color esperanza.

Y nadie pudo parar de cantar y bailar todos los temas que se iban sucediendo, haciendo un alarde de complicidad entre los artistas y su público, completamente entregado. Y así no faltaron temas míticos de los 80 como La chica de ayer, Cuando brille el sol o El blues del autobús, con el que todos los artistas juntos en el escenario culminaron su inolvidable actuación en Starlite.

Aún no hay ningún comentario

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.