fbpx

“Santas, Reinas y Obreras”, la exposición anual del Museo Ruso

La Colección del Museo Ruso de San Petersburgo en Málaga presenta “Santas, Reinas y Obreras. La Imagen de la Mujer en el Arte Ruso”. Esta exposición anual que repasa la historia de Rusia a través del papel de la mujer en la sociedad, podrá contemplarse hasta el próximo 27 de febrero de 2020.

 

La muestra hace un recorrido desde el siglo XVI hasta la actualidad en un camino que mezcla el tradicional folclore, el realismo y la vanguardia a través de las vidas cotidianas de diferentes mujeres. Desde la nobleza al campesinado y proletariado pasando por la rebeldía de mujeres pioneras que se levantaron contra las injusticias hasta matrimonios de conveniencia o un repaso por la belleza o la vejez, sin olvidar los iconos religiosos de vírgenes o santas del santoral ortodoxo. También llama la atención la enorme diversidad étnica de Rusia reflejada en las numerosas obras.

Las obras han sido seleccionadas por Evguenia Petrova, comisaria de la exposición, con la intención de mostrar el contexto social de cada época a través de personajes femeninos y resaltar autores tan importantes como Repin, Kustódiev o Guerásimov. En las obras se reflejan los distintos momentos políticos, ya que afectaban a las corrientes artísticas y también a las mujeres, que hasta mediados del siglo XIX no se les permitió dedicarse al arte y, sin embargo, a partir de la Revolución, comenzaron a crecer sus derechos.

La exposición se compone de 10 secciones que podrían considerarse 10 pequeñas exposiciones independientes, todas ellas en torno a la mujer rusa. Podemos encontrar secciones que describen el contexto social como “Destinos de Mujer”, “Campesinas” o “Creadoras”, otras más emotivas como “Madres” o “Fotografías” y otras como “Damas” o “Desnudos” de marcado carácter estético donde simplemente poder admirar la belleza.

 

“Vírgenes y Santas”

En la religión ortodoxa no hay imágenes escultóricas, sino iconos. En esta sección se representa a la Virgen María, que es la figura de mujer más antigua de la exposición, con la Virgen de Vladimir como protagonista, que es la gran protectora de Rusia. También hay iconos de las dos santas más populares del país: Santa Anastasia, protectora del matrimonio y los partos, y Santa Paraskeva, protectora de las tareas del hogar. También podremos versiones muy originales de los típicos iconos.

 

“Campesinas”

En esta sección podremos contemplar figuras de campesinas en el campo ruso pero para nuestra sorpresa, se representan con una sonrisa, sin destacar lo duro de la vida rural. No es una imagen idealizada, ya que la mayoría de sus autores vivían en pueblos. También veremos trajes tradicionales rusos muy bellos.

 

“Damas”

Los vivos colores de las campesinas desaparecen en esta sección, donde los rostros se tornan serios y menos bellos, con fondos neutros para resaltar la moda de París. La mayoría de los cuadros son de estilo art nouveau de principios del siglo XX, pues era el estilo preferido de los burgueses. En este pasillo, también podremos ver espejos de elegantes molduras y un juego de té de porcelana y oro para introducirnos en el ambiente.

 

“Emperatrices”

Esta sección resalta sobre todo a las emperatrices rusas que gobernaron sin un hombre al lado, no como regentes. Las protagonistas principales son Catalina I, que fue la primera mujer que gobernó Rusia y la que abrió un siglo entero de mujeres gobernantes, y Catalina II o Catalina la Grande, que gobernó durante más de 30 años después de dar un golpe de Estado a su marido. Retratos elegantes, con grandes joyas, abrigos de armiño, símbolos de poder…en una sala color salmón con grandes jarrones imperiales de porcelana y oro con pinturas renacentistas, para evocar los grandes palacios de Rusia. Como curiosidad, podremos ver también dos retratos de Catalina II con ropa de calle, que fueron pintados sin su autorización.

 

“Destinos de Mujer”

Esta sección está llena de cuadros costumbristas del siglo XIX, donde pueden verse matrimonios, mujeres viudas, trabajos considerados tradicionalmente femeninos… Incluso se aborda un tema polémico como es el de las mujeres jóvenes que eran obligadas a casarse con hombres mayores y acudían llorando al altar. O cómo la familia del novio adinerado observaba el cuerpo desnudo de la novia para asegurar que era saludable para la descendencia. La cruda realidad de la mujer se refleja en esta sección.

 

“El Pintor y su Modelo”

Aquí podremos ver los clásicos retratos de las musas de los artistas, algunas familiares incluso. Esta sección complementa a la de “Creadoras”, ya que aquí la mujer tiene el papel de modelo o musa inspiradora del hombre pero en la otra, la mujer adquiere el papel protagonista de artista y no de modelo. Es una sección muy variada en cuanto a estilos, tamaños, vestimentas…e incluso podremos ver esculturas.

 

“Desnudos”

Siempre hay una sección de desnudos en la historia de la mujer en el arte pero en cambio, en esta exposición no aparece la mujer como objeto ni la mirada del hombre en la obra, sino en situaciones cotidianas en el baño, en la sauna o en la naturaleza. Llama la atención la gran cantidad de mujeres pelirrojas que hay en los cuadros, ya que tradicionalmente han sido asociadas al erotismo.

 

“Creadoras”

Aquí podremos conocer a las artistas más famosas de diferentes épocas, relegadas en las escuelas de Bellas Artes. No sólo se representan pintoras, sino también escritoras, bailarinas o actrices. Todas las ramas del arte están recogidas en esta sección, que muestra al mundo las nuevas mujeres rusas, los nuevos modelos de mujeres, independientes y reclamando igualdad con los hombres.

 

“Fotografías”

En esta sección más contemporánea ya no se muestran pinturas, sino fotografías, en una sala pintada de negro con una luz adecuada para evitar reflejos. Se encuentran representadas todas las edades de la mujer, si bien impresionan las fotografías de ancianas con arrugas, desempeñando sus tareas en pueblos perdidos de la enorme Rusia. Las fotografías están llenas de historias cotidianas pero duras y reales.

 

“Madres”

La última sección no hace hincapié en la maternidad idealizada, sino en la figura real de la mujer como madre. No son madres que posan con su niño en brazos, sino madres reales que besan, cosen, amamantan o bañan a sus hijos. Podremos ver diferentes tipos de mujer; mujeres urbanitas, campesinas, nómadas, ganaderas o incluso esquimales. En esta sala por fin podremos ver el vídeo final con la música clásica que se oye desde que accedes a la exposición.

Redacción: Fran Gallardo  Fotografía: Lorenzo Carnero

Aún no hay ningún comentario

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.