Porque nunca es demasiado tarde

El verano no solo es sinónimo de diversión y desconexión. Para muchos constituye el punto de inflexión perfecto para tomar una decisión acerca del futuro no solo personal, sino profesional. ¿Sientes que, a pesar de que hace varios años que trabajas te hace falta algo más? Entonces, quizás haya llegado el momento de iniciar un nuevo camino y optar por estudiar un postgrado.

 

Formar parte del mundo globalizado en el que vivimos cada día nos exige más, sobre todo, en el ámbito profesional. Por ello, en la última década, las Escuelas de Negocio y las Universidades se han afanado en poner en marcha un amplísimo abanico de programas formativos llamados a conseguir una mayor especialización una vez que hemos dejado atrás los pupitres en los que, durante nuestra etapa universitaria, empezamos a construir nuestros sueños como adultos.

Hablar de la formación de postgrado no es hacerlo solo de una formación dirigida a quienes, deseosos de comerse el mundo tras la Universidad, rápidamente se dan cuenta de que necesitan mejores herramientas para zambullirse de lleno en la vorágine del mundo profesional. Hablar de la formación de postgrado es también hacerlo de aquellos profesionales que, tras años buscando alcanzar un puesto mejor en sus empresas, un buen día se dan cuenta de que adolecen de capacidades que les hagan ser más competitivos. En este punto, los másteres y estudios de postgrado se convierten en aliados infalibles. Por ello, hoy, estudiar un postgrado ha dejado de ser una moda para pasar a ser una herramienta básica de progreso profesional.

En la variedad está el gusto

En estos momentos, el abanico de programas de postgrado existente en el mercado es cada vez más extenso, ya que éstos intentan abarcar las demandas existentes en el ámbito laboral. Además, uno de los aspectos que hace que los estudios de postgrado sean muy valorados en todo proceso de selección que se precie, es que no solo sirven para conseguir afianzar conocimientos o adquirir nuevos que permitan dar un giro a la vida profesional existente hasta el momento, sino que son de gran utilidad a la hora de potenciar capacidades tan demandadas en cualquier puesto de trabajo como lo son el trabajo en equipo, el análisis o la toma de decisiones.

Una de las primeras cuestiones que debes tener en cuenta si por tu mente hace algún tiempo que se asoma la idea de realizar algún postgrado es el porcentaje que conocimientos teóricos y prácticos que éste contempla en su programa docente. Lo ideal es que la carga práctica sea mucho más elevada, ya que constituirá el principal atractivo a la hora de adquirir mayor experiencia en determinados módulos de conocimiento. Por otro lado, si lo que pretendes realmente es adquirir nuevas competencias que te permitan una mayor proyección como profesional, decántate por programas especialmente diseñados para profesionales, especialmente si estás buscando reorientar tu camino hacia otras salidas laborales.

 

Elegir entre la amplia variedad de estudios de postgrado no es, en absoluto, tarea fácil. Lo principal que has de marcar en tu horizonte son los objetivos que persigues con su realización.

En España, los estudios de postgrado están debidamente regulados y se dividen en masters y el doctorado. En función de la temática, los programas de master, por su parte, se dividen en generalistas y especializados. En el primer grupo se encuentra el clásico MBA -Master in Business Administration- y que imparten todas las escuelas de negocios en sus distintas vertientes, entre las que se encuentra la modalidad Executive. Entre los especializados la variedad es cada vez mayor y estos van adaptándose progresivamente a la demanda que exista en el mercado profesional.

El tiempo, una de las claves a tener en cuenta

 Una de las primeras cuestiones que tendrás que valorar antes de embarcarte en la realización de un postgrado es que éste requerirá, de tu parte, grandes dosis de sacrificio; es decir, matricularte en un postgrado va a suponer una gran dedicación, no solo por la asistencia a clases, sino por la ingente cantidad de actividades que, en la mayoría de los casos, es preciso llevar a cabo desde casa. Programar tu tiempo se convertirá en la clave para no caer en la desesperación.

Si trabajas es mejor que comuniques a tu empresa la decisión de realizar el postgrado. Si este es tu caso, debes saber que, aunque existen programas de lunes a viernes, también los hay centrados principalmente en el fin de semana, que son los que están pensados exclusivamente para profesionales en activo. Además, el hecho de que cada vez sean más los trabajadores que deseen compatibilizar su día a día en las empresas con su vuelta a las aulas para mejorar sus competencias, ha propiciado que ya sean numerosas las Universidades que ofrezcan esta tipología formativa en un entorno totalmente online.

Poderoso caballero…

El dinero es otro factor a tener muy en cuenta a la hora de realizar un postgrado, ya que puede hacer inclinar la balanza hacia uno u otro tipo. Aunque es probable que tengas que realizar un importante sacrificio económico, debes pensar que los beneficios económicos que puedes obtener gracias a los nuevos conocimientos que adquieras pueden ser aún mayores.

Para facilitarte las cosas en este sentido, hoy son numerosos los centros educativos que ponen a disposición del alumnado diferentes modalidades de pago que contemplan, además, becas y ayudas.

 

¿Y si decides traspasar nuestras fronteras?

 Si desde hace algún tiempo te ronda la idea de hacer un postgrado fuera de España debes tener en cuenta una serie de recomendaciones. ¡Toma nota!

1.- ¡Cuidado con la lengua de estudio! Quizás hayas encontrado el master de tus sueños pero… si no dominas la lengua en la que va a impartirse de poco o nada te servirá. Ser capaz de leer, escribir, comprender y mantener una conversación en el idioma del país al que vas a estudiar es un requisito imprescindible para alcanzar tu objetivo.

2.- Requisitos para matricularte. Infórmate a la perfección de cuáles son antes de echar la matrícula en el centro elegido. Todas las Universidades de prestigio y Escuelas de Negocio de calidad tienen unas férreas condiciones de admisión. ¡Si nos las cumples, ni lo intentes!

3.- No te dejes guiar por la fama del centro. Es cierto que los centros educativos de mayor prestigio se encuentran en Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña, pero tampoco te dejes deslumbrar por ellos y desprecios otros enclaves que puedan aportarte lo que realmente estás buscando y necesitas para tu vida profesional. ¿Un dato que puede servirte de ayuda? La antigüedad del centro en cuestión.

4.- Homologación y prestigio del título. Son aspectos fundamentales a tener en cuenta si tu objetivo principal es aportar a tu CV una formación que te abra puertas por donde vayas. El prestigio del título es la mejor carta de presentación, ¡no lo olvides!

El master oficial 

En el año 2005, el hoy llamado Ministerio de Educación, Ciencia y Deporte puso en marcha una nueva modalidad de estudio de postgrado -ya completamente afianzado en el tiempo-, que recibió el nombre de master oficial, y que vino a reforzar el proceso de convergencia europea en materia educativa que en aquellos momentos estaba en pleno auge y que se reclamaba desde las instituciones educativas. Estos tipos de estudios oficiales están organizados en una parte práctica y otra teórica y cuentan con una clara orientación académica, profesional o de iniciación en tareas de investigación. Así, en estos instantes existen:

Masters Privados: no cuentan con valor oficial y son impartidos por las escuelas de negocios de prestigio y tienen una clara orientación profesional.

Masters Oficiales: están orientados a conseguir una especialización tras salir de la Universidad. Esta tipología, además, es la que, en estos momentos, da acceso a la realización del Doctorado y a la obtención del Título de Doctor.

Redacción: Rocío Alcántara

Aún no hay ningún comentario

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.