Juan Francisco Galera y Francisco Galisteo: “Cocina con Ciencia contra el Cáncer”

Lew Hoad acogía por primera vez Cenas con Chispitas, y para hablar de un tema que ha tomado importancia en los últimos tiempos: la relación entre alimentación y cáncer. Para hablarnos sobre ello, nos acompañaba por un lado Francisco Galisteo, licenciado en Ciencias Físicas por la Universidad de Granada, profesor titular de Física Aplicada en esa universidad, coordinador del grupo de investigación “Física de Fluidos y Biocoloidades” y uno de los autores del libro Cocina con Ciencia contra el CáncerPor otro lado, contábamos con Juan Francisco Galera, empresario y hermano de la fallecida doctora Pilar Galera, impulsora de este proyecto.

Para recibir a Cenas con Chispitas, el equipo de Lew Hoad cuidó todos los detalles. En su carpa de cristal se dispuso una mesa imperial con una discreta y elegante decoración floral de la florista Susana Sánchez, donde los colores de los bulbos de temporada que eligió se coordinaban con el de la iluminación.

En torno a la mesa se dispusieron varios chill out, lo que daba un aire más acogedor al encuentro.

Lew Hoad, el mítico club de tenis, situado en la subida de Mijas, ha renovado sus instalaciones así como su oferta gastronómica y acoge eventos únicos ya sea en el interior, en la carpa de cristal y en los jardines cuando el tiempo lo permite. Su acceso desde la autovía desde cualquier punto resultó especialmente cómodo para aquellos que venían desde Málaga, Benalmádena, Torremolinos o Marbella. Igual que su amplia zona de aparcamiento.

Hasta allí llegaron esa noche un variado grupo de comensales con un interés común; saber más sobre los mitos y verdades de una correcta alimentación que nos ayude a prevenir el cáncer. Una enfermedad en la que se ha avanzado mucho, tanto en tratamientos como en investigación, pero que cuando se diagnostica, aún sigue haciendo temblar al paciente y sus familiares. Queda mucho por hacer…

Dani Ríos y Nuria Ramírez eran los anfitriones. Ambos nos habían acompañado ya a la cena que celebramos en CAC Málaga con Javier Calleja. Dani Ríos es gerente de Lew Hoad y también nos acompañó a la cena de Arun Mansukhani en Atelier de Dani García. Nuria es la responsable de bodas. Ella es la encargada de que todo salga perfecto cuando una pareja elige Lew Hoad para celebrar un día tan especial.

Nuria Ramírez y Dani Ríos

 

Los asistentes

Contábamos esa noche entre los comensales con Yolanda de Aguilar, directora del Palacio de Ferias y Congresos de Málaga, que asistió porque nos seguía, pero especialmente porque ha tenido mucho que ver con este proyecto. Ha sido una de las coordinadoras del libro. Destacó el amor y el trabajo desinteresado pero excelente que ha puesto todo el mundo en él, desde fotógrafos, redactores, diseñadores, chefs, pasando por la multitud personas que han querido sumarse y aportar su granito de arena, haciendo lo que mejor sabían hacer.

Vino acompañada de su amiga Estrella Cabrero, que, aunque vive en Madrid, está pasando unos días en Málaga.

Yolanda Aguilar, Estrella y Charlie

También venía de fuera Charlie Truyois, que es entrenador personal en Mallorca pero estaba pasando unos días en la zona y su amiga Sandra Rojo le invitó a acompañarle.

Charlie Truyois

Sandra es la propietaria de las tiendas Baillys, pero además está muy sensibilizada con la alimentación desde que fue diagnosticada de cáncer de mama. Desde entonces asegura que comenzó a cuidarse y ha notado el cambio.

Sandra Rojo y María Villar

Vino con ellos María Villar. María tiene la agencia Viaja-Te el Mundo Conmigo; organiza unos viajes muy especiales por todo el mundo.

Charlie, Sandra y María

Elena Gaspar nos ha acompañado en varias ocasiones; es doctora especialista en Medicina  Estética y nutrición. También es voluntaria de la AECC. Rosalía Cortés es abogada y ha sufrido cáncer, lo que le llevó a preocuparse desde ese momento por la alimentación.

Elena Gaspar y Rosalía Cortés
Rosalía

Carmen Sánchez, Manolo Toledo, Manolo Navarro y Ana Cardiel aseguran que su hobby es asistir a Cenas con Chispitas. Todos ellos han encontrado en este foro un espacio de encuentro donde seguir aprendiendo sobre diferentes temas.

Carmen Sánchez, Manolo Toledo, Manolo Navarro y Ana Cardiel
Manolo Toledo y Manolo Navarro, inseparables desde que se conocieron en una de nuestras cenas
Carmen Sánchez y Carmen Sánchez

Carmen Sánchez es directora de la Escuela de Hostelería Bellamar y le interesa mucho el tema, porque su marido, Alfredo Herrera, fue paciente de cáncer. Desde entonces, ella siempre se ha preocupado por mejorar la alimentación de la familia. Alfredo es abogado y también es voluntario de la AECC. Le interesa muchísimo la relación entre alimentación y cáncer.

Alfredo Herrera y Carmen Sánchez
Toni Fernández, Mª Ángeles Tapia y Dani Ríos

Toni Fernández y Mª Ángeles Tapia tienen la inmobiliaria Dilmun Property en Los Boliches y participaron en la cena que celebramos con Alonso Pulido en Atelier. Mari Ángeles aseguró que está cada vez más convencida de que somos lo que comemos y lo que sentimos.

Mª Ángeles Tapia y Toni Fernández

 

07 de marzo de 2019. Cenas con Chispitas

 Lugar: Lew Hoad

Ponente: Francisco Galisteo y Juan Francisco Galera

El tema: “Cocina con Ciencia contra el Cáncer”

Francisco Galisteo y Juan Francisco Galera

Los ponentes

Juan Francisco Galera y Francisco Galisteo eran los responsables esa noche de guiarnos en el tema y de hacernos partícipes de una historia de compromiso que se remonta a hace unos años. Y aunque ellos eran dos, los protagonistas esa noche eran más. Empezaré hablando de Juan Francisco Galera.

Al cáncer no le bastó con llevarse la vida de su madre siendo aún muy joven, sino que también quiso llevarse la vida de su hermana. Pilar Galera vivió junto a su madre la enfermedad, la acompañó y, para poder ayudarla de una manera efectiva, se especializó en hematología, aun cuando lo que le apasionaba era la pediatría. Así que cuando le tocó a ella escuchar el diagnóstico, sabía perfectamente a lo que se enfrentaba.

Durante 6 años, aquellas células dañinas que corrían por su cuerpo la impulsaron incluso a saber más. A implicarse. A buscar alternativas y a apoyar a aquellos guerreros que eran aliados batallando desde los laboratorios con el mismo enemigo que ella tenía en su interior.

Así, Pilar Galera consiguió impulsar una ayuda que aún hoy mantiene su memoria viva. Abanderó el concierto “Música contra el cáncer”; en ese único evento se recaudaron más de 85 mil euros que se destinaron a la investigación.

Junto al también doctor, Javier Requena, crearon la Cátedra “Doctores Galera y Requena de Investigación en Células Madre Cancerígenasen 2016. Los dos se fueron, pero su trabajo queda. La Cátedra nace de la cooperación entre la Asociación Cultural Granadina de Antiguos Alumnos Universitarios “La Cuarentuna de Granada”, la Asociación“Música contra el Cáncer” y el grupo de investigaciónCTS 963 “Diferenciación, regeneración y cáncer”de la Universidad de Granada, dirigido por Juan Antonio Marchal, otro de los autores del libro.

El cáncer no sólo toca a quien lo padece, sino a todo su entorno. Tras el fallecimiento de Pilar, sus hermanos han tomado el testigo y continúan con su legado. Con ese mensaje de inconformismo y esperanza. Ella no pudo curarse, pero quizás gracias a ella y a su iniciativa, habrá otras personas que sí lo consigan.

El Dr. Francisco Galisteo es uno de los miembros del equipo de investigación. Licenciado en Ciencias Físicas por la Universidad de Granada, actualmente es profesor titular de Física Aplicada en la misma universidad, coordinador del grupo de investigación “Física de Fluidos y Biocoloidades”, formado por más de 25 profesores e investigadores, y Premio del Consejo Social de la Universidad de Granada. Su investigación gira en torno a la mejora de administración de fármacos antitumorales para aumentar su eficacia y reducir los efectos secundarios. Es impulsor de los cursos de Ciencia y Cocina desde 2013 y uno de los autores del libro Cocina con Ciencia contra el Cáncer (Editorial Almuzara) junto a Juan Antonio Marchal y Fernando Rueda.

El tercer gran protagonista de la noche era el libro, en el que se recopilan 95 recetas elaboradas por 98 cocineros de reconocido prestigio en el panorama nacional e internacional, 40 de ellos con estrellas Michelin. Todos los que han participado en el proceso de edición del libro, lo han hecho desinteresadamente para contribuir con la Cátedra Doctores Galena y Requena de Investigación en Células Madre Cancerígenas de la Universidad de Granada. Así que podemos decir que Juan Francisco y Francisco eran aquella noche la voz de otros muchos que, a través de las páginas de “Cocina con Ciencia contra el Cáncer”, han querido apoyar la investigación y ayudar a conseguir otro de los grandes retos que se ha marcado la comunidad científica, la de transmitir la importancia de la prevención.

 

La cena 

Nuria Ramírez explicó que se había diseñado el menú teniendo en cuenta que fuese equilibrado e introduciendo alimentos saludables como verduras, aguacate, salmón y el bimi, que está considerado un súper alimento.

Nuria Ramírez

Aperitivos: Bombón de Queso de Cabra con Almendras y Frambuesa, Corte de Lima, Ceviche de Gambas de Fuengirola y Cilantro, Steak Tartar sobre Chip de Espelta

Todo se maridó con los vinos de Estrella del Sol Services

Tartar de Salmón Marinado y Aguacate con Mayonesa de Wasabi

Solomillo de Ternera al Oloroso Patatas y Zanahorias Baby y de guarnición bimi (considerado un súper alimento)

Por supuesto, acompañado por un excelente servicio en sala.

 

La ponencia

Según datos que aparecen en la página web de la Cátedra Doctores Galena y Requena de Investigación en Células Madre Cancerígenas de la Universidad de Granada, el 50% de los tumores vienen asociados a estilos de vida. El consumo de tabaco, el sedentarismo, la exposición al sol o una alimentación inadecuada son factores determinantes y todos ellos dependen de nosotros mismos y las elecciones que hagamos.

La ciencia ya ha demostrado que hay una menor incidencia de cáncer en personas que siguen unos determinados estilos de alimentación y el efecto que producen en las células tumorales algunos alimentos o compuestos extraídos de ellos. Aun así, y a pesar de las dietas “milagro” que circulan por internet, ninguno de esos alimentos puede curar el cáncer por sí solo.

Lo que la ciencia ha verificado, de momento, es que una dieta basada principalmente en el conjunto de estos productos, junto a hábitos de vida saludable, ayuda a prevenir la aparición de la enfermedad.

En el libro se recogen recetas en las que se combinan esos alimentos, cuya capacidad de prevención está demostrada. “Cocina con Ciencia contra el Cáncer” es la consecución del trabajo de muchos voluntarios que han desarrollado la idea que tuvieron tres personas que ya no están con nosotros. Entre ellas, Pilar Galera.

Tras ser diagnosticada de cáncer de colon, Pilar se puso en contacto con un equipo de investigadores de la Universidad de Granada que está trabajando en un nuevo fármaco que ataca directamente a las células madres cancerígenas; todo apunta a ellas como las responsables en los casos de metástasis y, por el momento, los tratamientos convencionales como la quimioterapia o la radioterapia no las combaten.

Pilar se fue en 2016 con la esperanza de que ella fuese una de las personas que entrase a formar parte del estudio clínico en humanos de ese nuevo fármaco. Aún hoy no se ha podido aplicar en personas.

Pilar no vivió su enfermedad desde el victimismo, sino desde la búsqueda de posibles tratamientos que la ayudasen a curarse a ella y a personas que estaban pasando por lo que pasaba ella. “Pilar fue una heroína muy inteligente. Manejó la enfermedad intentando que no nos afectara a nosotros. Siempre tenía una sonrisa en la cara y como profesional médico que era, nos dejó un poco al lado de su evolución. Sólo mi padre estaba informado de algunas cosas. A nosotros nos protegió y vivimos la enfermedad con muchísima esperanza. Hasta la última parte no fuimos conscientes de que se nos iba”, nos cuenta su hermano.

En su camino durante la enfermedad quiso volver la mirada de la sociedad a la importancia de apoyar la investigación dotándola de fondos. Una de sus acciones más sonadas fue la puesta en marcha del concierto “Música contra el Cáncer”, donde tomó el relevo al también doctor Javier Requena, que es quien lo había iniciado de la mano de “La Cuarentuna de Granada”.

“Ahí fuimos conscientes de la capacidad de convocatoria que tenía. La quería muchísima gente. Gente desconocida que se sumó a esa ola de solidaridad y organización del concierto. Algo que iba a ser un concierto pequeño se desbordó, nos quedamos sin entradas y tuvo una repercusión increíble. Lo más increíble fue que se hiciese algo tan grande de esa forma”, añade Juan Francisco.

En ningún momento tuvieron dudas de implicarse en el proyecto del libro y desarrollar la idea que había tenido su hermana. “Sé que donde esté, estará muy orgullosa de este proyecto y de nosotros por haber continuado con algo que ella inició. Lo hizo junto a dos personas más a las que quiero nombrar, que son el Dr. Javier Requena, que fue quien inspiró a Pili y luego fueron muy cómplices los dos. Los dos eran médicos, tenían una patología muy similar y desgraciadamente los dos se fueron en el mismo año. Y a ellos dos se unió Pepi Madrid, que era presidenta de la Asociación de Mujeres Afectadas de Cáncer de Mama de Valdepeñas. Los tres nos dieron un gran ejemplo y a su memoria está dedicado el libro”.

“El cáncer es muy duro, pero saca lo mejor de las personas y nos da ejemplos de vida a los que estamos a su lado”, dijo refiriéndose al ejemplo de Pilar, Javier y Pepi.

Francisco Galisteo no llegó a conocerlos personalmente, pero se sumó a este proyecto con la ilusión que todos los que los conocieron le habían transmitido. El Dr. Juan Antonio Marchal fue quien se puso en contacto con él para implicarlo.

Francisco desde 2013 impartía talleres en los que se relacionaba la cocina y la ciencia. Una relación en la que se pone de manifiesto cómo determinados alimentos afectan negativamente en nuestra salud y cómo otros la benefician. Todo ello basado en estudios clínicos sobre estilos de vida y su relación con la enfermedad realizado por científicos en los últimos 20 años. “El análisis de esos datos ya es relevante. El 50 % de esos tumores se podrían evitar con hábitos de vida saludables porque se observa que es así a través de datos objetivos en miles de personas. Es evidente estadísticamente que los que llevan una alimentación más saludable tienen menos probabilidad de padecer cáncer”, nos dice Francisco Galisteo.

Nos hemos alejado de los productos frescos y nos hemos acercado a otro tipo de alimentos que no son saludables, productos procesados con una gran cantidad de conservantes.

“Las principales causas del cáncer son el tabaco, que es el veneno fundamental, la alimentación y el sedentarismo, la exposición al sol… Pero sobre todo nuestra exposición a tóxicos y la alimentación. Hay algo que es más difícil de demostrar, pero que está ahí, y es cómo nos afecta la contaminación a la que estamos expuestos en general. Por ahí se nos están colando pesticidas, productos químicos… Dar de comer a tanta gente supone tener grandes producciones agrícolas y eso implica el uso de fertilizantes y pesticidas y todo eso nos entra a través de la alimentación. Aunque todo esté muy analizado no quita que nos estén entrando sustancias químicas perjudiciales en el cuerpo”, así apuntó a las causas más probables para la manifestación de la enfermedad.

Hay un porcentaje que tiene un componente genético. El Dr. Galisteo apunta a que sólo afecta al 10% de los tumores. “Se está estudiando mucho sobre este tema. Hay personas con antecedentes genéticos y que sin embargo no desarrollan la enfermedad. Es difícil saber los motivos. Lo que no quita es que si tienes ese componente genético y además no te cuidas, disparas las posibilidades de padecerlo. En cualquier caso hasta que no haya evidencia científica tampoco podemos hacer muchas afirmaciones”.

De lo que no hay evidencia científica es de esas dietas milagrosas contra el cáncer que rondan por internet. Francisco Galisteo apuntó a que no se puede generalizar porque hay miles de ellas y algunas están realizadas por personas cualificadas para ello, pero otras no. “Las soluciones simples a problemas complejos son muy atractivas y hay quien se aprovecha. Por ejemplo, lo de las dietas alcalinas, es algo que los científicos no entendemos qué sentido tiene. Igual que la que circulaba sobre el limón. Claro que el limón es bueno, tiene vitamina C, pero de ahí a que te vaya a curar…”.

Apuntó entonces al ayuno y sus resultados beneficiosos para la salud. Algo que provocó un murmullo en la mesa ante la sorpresa que generó en la mayoría. “Comer poco es lo único que se ha comprobado con absoluta certeza que alarga la vida. Comer menos calorías de las que necesitamos y por supuesto, menos de las que ingerimos normalmente. El cuerpo al final se acostumbra”.

“En los experimentos que se hacen con ratones, los que comen menos cantidad viven más y mejor. Y hay personas que lo están probando con ellos mismos. Hay corrientes médicas que dicen que se puede luchar mejor contra el cáncer con el ayuno. Pero siempre bajo supervisión médica. Si ayunas el cuerpo empieza a comerse a sí mismo, porque necesita esa energía, y empieza por lo que está defectuoso. Parece que eso favorece a que destruya al propio cáncer. Pero por favor, esto hay que cogerlo con pinzas, y, repito, siempre con supervisión médica porque por comer menos también puedes estar más débil y eso no es deseable ante determinados tratamientos”.

Según los científicos, la dieta mediterránea es la mejor para la salud. “Una dieta basada en productos frescos, legumbres, verduras, poca carne y aceite de oliva”, apuntó Francisco.

De hecho, aseguró que la mayoría de los chefs con los que contactaron para participar en “Cocina con Ciencia contra el Cáncer” sabían de la idoneidad de basar sus recetas en la dieta mediterránea. En el libro sólo se añaden algunos productos que antes no eran tan conocidos como el erizo, la cúrcuma o el jengibre, que figuran entre los 43 alimentos recomendables, pero en su mayoría son alimentos que tenemos muy normalizados como el aguacate, el ajo, el atún rojo, el bonito, la almendra o la fresa.

 

A todos los cocineros se les mandó el listado de los alimentos que recoge el libro y que se ha demostrado que actúan contra las células madre cancerígenas. Ellos eligieron alguno de ellos como centro de su plato, pero además hicieron uso de otros en las recetas. Dani García, Ángel León, Quique Dacosta, Martín Berasategui o Carmen Ruscalleda son algunos de los chefs que han participado.

Juan Francisco Galera apunta al papel fundamental que jugó Fernando Rueda, coautor del libro, para contactar con todos los cocineros implicados en el proyecto. “Ante la llamada de Fernando, todos se volcaron. La idea era muy bonita y el 100 % de los cocineros a los que se lo planteamos dijeron que sí. Es un gremio muy solidario, están muy preocupados por la salud y esto encajaba con su filosofía de trabajo ”.

Respecto a los productos que se etiquetan en la categoría Bio, Francisco Galisteo apuntó a que posiblemente sea algo sano, aunque posiblemente también haya un interés empresarial detrás porque están de moda. También se refirió al auge de la agricultura ecológica: “Hay diferencia entre esos productos y los que tenemos normalmente en los supermercados. Sobre todo la agricultura ecológica nos ayuda a evitar consumir unos productos químicos que no sabemos muy bien qué efectos pueden estar haciendo en nuestro organismo. Ésa es una realidad”.

La carne roja es un alimento que suscita muchas confrontaciones sobre su idoneidad y sobre lo que el Dr. Galisteo hizo algunas aclaraciones: “Por comerte un filete no estás tomando cianuro, ni por fumarte un cigarro te vas a morir esta noche… Todo es cuestión de cantidad y de tiempo. Los estudios han comprobado la relación directa entre consumo de carne roja y cáncer de colon. Igual que hay mucha más relación con la carne procesada. Eso es lo peor en la alimentación; salchichas o embutidos, es donde se ha encontrado más relación con el cáncer de colón. Cuanto más procesado esté el alimento, peor, no sólo porque lleva carne sino porque para que se conserve lleva estabilizantes, conservantes… Lo más importante es que sea una dieta equilibrada y carne se puede comer, pero como mucho una o dos veces en semana. En Oriente, que la comen muy poco, hay mucho menos cáncer de colon”.

“Uno de los objetivos del libro es concienciar en el hábito. No se está diciendo que se eliminen de golpe determinados alimentos, pero sí a lo mejor reducir el consumo de los que no son tan beneficiosos, y potenciar el consumo de los que son más saludables. Luego hay distintos tipos de cáncer a los que va mejor uno u otro alimento”, continúa Juan Francisco.

“Cocina con Ciencia contra el Cáncer” presenta en sus páginas una detallada información sobre los alimentos que han demostrado su efectividad contra el cáncer, además de recetas para cocinarlos. Gracias a ello podremos incorporar a nuestra vida una alimentación más saludable y además estaremos apoyando al equipo de investigación de la Cátedra.

“Estudiamos a nivel de laboratorio distintos fármacos, y comprobamos cómo actúan sobre los tumores, si los matan o no, comparándolo con tejido normal. Cuando vemos que algo funciona, probamos con ratones en los que podemos generar un tumor humano, y vemos qué fármacos son los más efectivos. El problema es que eso no lo podemos hacer aún en humanos. Para hacerlo habría que hacer un ensayo clínico y eso supone una magnitud de investigación brutal. Eso no lo podemos hacer desde las universidades, sólo se lo pueden permitir las grandes compañías farmacéuticas. Estamos hablando de que eso puede costar 10 millones de euros”, así describía de una forma muy sencilla en lo que están trabajando actualmente.

Lo que falta para que todas esas investigaciones avancen hacia la cura del cáncer, aseguró, es dinero para los equipos. “Se va avanzando. Desde hace 20 años se cura un 20% más de cáncer. Pero claro que es cuestión de dinero. Cuanto más dinero, más gente trabajando, más medios, y más posibilidades de encontrar un remedio. Si lo queremos resumir, claro que es cuestión de dinero”.

Aseguró que es muy complicado que desde una institución pública se pueda dar el estudio completo con las tres fases clínicas de desarrollo por las que tiene que pasar la investigación. Precisamente, con el objetivo de que alguna farmacéutica lo desarrolle, continuamente los investigadores publican sus estudios y presentan propuestas. “Sólo se atreven si lo ven clarísimo, aunque a veces ni te escuchan porque ellos tienen sus propios equipos de investigación. Nuestro deseo es que esos artículos lo vea una farmacéutica y apueste por la investigación que estamos desarrollando. Aunque no es sencillo, ahí seguimos”.

Pilar Galera se quedó con la esperanza y las ganas de ser una de las que participase en ese ensayo clínico con las investigaciones del equipo del Dr. Marchal. “Los resultados eran tan esperanzadores que ella pensaba que llegaba al ensayo clínico en personas como voluntaria”, nos cuenta Juan Francisco.

Francisco explica que ni aun presentándose como voluntaria para que se experimente en humanos, era posible. Tiene hasta delito de cárcel. Pilar no consiguió vencer al cáncer, pero esperemos que gracias a su iniciativa, este equipo de investigadores a los que van los fondos dirigidos puedan ayudar a muchas otras personas.

El 25 de abril hablaremos más detenidamente con el Dr. Hernán Cortés Funes sobre los nuevos tratamientos que se están empleando en pacientes de cáncer y hacia dónde va la medicina.

Para empezar, nos quedó bien claro la importancia de la alimentación y que no es más que algo de sentido común. Mucho de los asistentes aprovecharon el momento de la cena para hacer preguntas concretas sobre alimentos concretos.

Aunque la conversación no se mantuvo unificada y se dividió en varias, los que estábamos más cercanos a los ponentes continuamos hablando del tema y resolviendo curiosidades. 

En cualquier caso en el libro se explica detalladamente cada una de las propiedades de esos 43 alimentos fundamentales para prevenir y combatir el cáncer y propuestas para elaborarlos. 

Sólo con el libro y un poco de imaginación podemos cocinar una vida más sana. Como decía el Francisco Galisteo, tocar te puede tocar aunque lleves una vida saludable, pero sino la llevas es como si además comprases papeletas. 

 

Tras la cena pudimos disfrutar de un buffet de postres elaborados por Catti Schiff para Lew Hoad. Donde se incluyeron vasitos de piña colada (piña diurética), chocolate negro (antioxidante) y frutos rojos. Catti es una de las que participa en el libro con una receta.

Ese día cometimos algún exceso de azúcar, pero con el firme propósito de equilibrar los siguientes días. Dicen que en el término medio está la virtud y eso se puede extrapolar a la alimentación y al ejercicio físico. 

Si el objetivo de este libro es concienciar, conmigo al menos lo han conseguido. He de reconocer que al igual que vinieron muchas personas muy concienciadas a esta cena, yo suelo ser bastante desastre con eso de cuidarse. Para mí personalmente fue un toque importante de atención. Lo mejor es que desde entonces he tenido la oportunidad de hacer un plan de recetas del libro, y además de sencillas y sanas, están deliciosas. Así que si el objetivo es   Ahora me toca convertirlo en hábito. Se puede saborear la vida, sin castigarse el cuerpo. Está claro. 

Muchas gracias a Juan Francisco y Francisco por participar en Cenas con Chispitas y compartir con nosotros la bonita historia de este libro y vuestros conocimientos. 

Gracias a todo el equipo de Lew Hoad por recibirnos con tanto cariño, y gracias todos los que decidisteis esa noche acompañarnos y seguir aprendiendo con nosotros. 

A los que no nos acompañasteis y queráis comprar el libro aquí os dejo el enlace-> Comprar libro

Es una idea genial tanto para tener en casa y hacer las recetas como para regalarlo. Cada vez que lo regalemos estaremos ayudando a la investigación, pero además estaremos deseando salud a la persona que se lo regalamos. La salud, lo más valioso que tenemos y que a veces solo valoramos cuando la perdemos.

Si alguien quiere donar a la Cátedra “Doctores Galera y Requena de Investigación en Células Madre Cancerígenas” puede hacerlo haciendo clic Aquí

Redacción: Ana Porras 

Fotografía: Nacho Morales

Decoración Floral: Susana Sánchez

Vinos de Estrella del Sol Services

Espacio Lew Hoad

Web Cátedra “Doctores Galera y Requena de Investigación en Células Madre Cancerígenas”

Instagram Lew Hoad

Instagram Cenas con Chispitas

Instagram Cocina Con Ciencia Contra el Cáncer 

Diseño imagen, web y filmación video: The Branders and Co

Próximas Cenas con Chispitas-> Aquí

 

Aún no hay ningún comentario

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.