fbpx

Grupo Trocadero inaugura Trocadero Benalmádena

Por fin llegó el tan esperado día que parecía no convertirse nunca en realidad… Se celebraba la primera de las tres fiestas previstas para inaugurar Trocadero Benalmádena tras dos años y medio de gestiones y obras que han dado como resultado el local de Grupo Trocadero con una apuesta más espectacular. Así lo afirmaba hace unos días el decorador encargado del proyecto, Lorenzo Queipo de Llano, en su cuenta de Instagram: “Para mí es la obra más completa, detallista y elegante de todos mis trabajos”. Trabajos que engloban todos los emblemáticos locales de la cadena. 

Los coches de C. de Salamanca daban la bienvenida a los invitados en la puerta

 

En la primera de las tres jornadas de inauguración, que se extenderán durante todo el fin de semana, la lista de invitados se centraba principalmente en los ya clientes y amigos de Trocadero llegados desde Marbella. Muchas caras conocidas del “eventismo” marbellí que aunque posiblemente seguirán siendo fieles de Trocadero Playa, Trocadero Arena y Trocadero Petit, quisieron respaldar al empresario Dionisio Hernández-Gil en la que puede parecer su apuesta más arriesgada. 

Trocadero Benalmádena pretende convertirse en un “Place to Be”, un término muy cool que no es más que el punto de referencia para ver y dejarse ver. 

La arquitectura, la decoración, la ubicación y las vistas auguran ya que se convertirá en poco tiempo en el lugar referente del postureo en la zona. Sus tres plantas divididas en diferentes espacios y salones están llenas de belleza y de elementos instagrameables que convierten en muy tentador el hacerse una o muchas fotos y subirlas a las redes sociales. 

 

Y si el espacio era el protagonista en la inauguración, detrás de esta aventura empresarial se encuentra Dionisio Hernández-Gil. Entre las cientos de personas que se dieron cita, él iba de acá para allá pendiente de saludar a los invitados y dando indicaciones al personal. Algo agotado, como el que se acaba de enfrentar a un examen final, a veces perdía la mirada en un punto inexistente en el espacio, pero sí posiblemente en el tiempo. Cuando decidió apostar por un proyecto sobre el que aún le quedan ciertas dudas sobre la respuesta que tendrá. Nos acercamos a darle la enhorabuena por inaugurar por fin Trocadero Benalmádena. No ha sido un camino fácil para él ya que en varias ocasiones la obra ha sufrido paralizaciones por papeleos y por imprevistos propios de una construcción de esta envergadura. “Enhorabuena Dioni. El restaurante es impresionante. La espera ha merecido la pena”, le digo. Y su respuesta: “¿Habrá merecido la pena? ¿Tú crees?”, responde. 

Dionisio Hernández-Gil, segundo por la izquierdaFoto cedida por Marbella Chic

Y es que hay quien ha puesto en duda con un Trocadero, con un cubierto medio superior a la mayoría de restaurantes de Benalmádena, pudiese funcionar en la ubicación elegida. Pero también es cierto que Trocadero Benalmádena cuenta con una ubicación estratégica. Ya lo demostró su antecesor “El Embarcadero”, que durante muchos años se convirtió en punto de encuentro, almuerzos y cenas, del empresariado de Fuengirola, Torremolinos y Málaga además de Benalmádena. 

Y es que si al público de Marbella le cuesta salir de allí para hacer vida social, al malagueño le cuesta menos coger el coche y acercarse hasta Benalmádena para disfrutar de un lugar así.

 

En el momento de escribir esta noticia no contamos con la cifra total de inversión del proyecto, pero solo hay que visitar el espacio para entender que posiblemente ascienda a algunos millones de euros. 

Trocadero Benalmádena llega también para impulsar el empleo en la zona, ya que la estimación de contrataciones en temporada alta asciende a un centenar de personas. 

A eso hay que sumar la revalorización de la zona y el efecto llamada al contar con un espacio de estas características en Benalmádena. Sin ir más lejos la apertura oficial al público se retrasa hasta el 5 de julio para facilitar durante esta semana la grabación de un programa de Master Chef que se emitirá en otoño. 

Es evidente que Benalmádena no es Marbella, pero también es evidente que es un municipio que en los últimos años ha conseguido atraer a residentes de un poder adquisitivo más elevado. Muestra de ello son los residenciales de lujo que se están construyendo en Torremuelle o El Higuerón Resort o las vistas desde Trocadero Benalmádena donde compiten la belleza del mar con las numerosas grúas que perfilan una zona de la costa que está empezando a acoger locales, chiringuitos y restaurantes espacialmente bonitos y al que el año que viene se sumará el Beach Club de Reserva del Higuerón Resort.

Redacción: Ana Porras Fotografía: Manuel Martos

2 comentarios
  1. No benalmadena no es Marbella pero tampoco hay que envidiar, Benalmadena tiene todo y todas las posibilidades de atraer mucho publico t bueno por todo su planteamiento tanto turístico como a mivel de colaboración por parte de la entidades administrativa como particulares ,pues ya sabemos lo que hay y a moverse. Busco trabajo 642195049 gracias

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.