Una ‘Corazonada’ para frenar el abuso infantil

‘Corazonada’ nace de la iniciativa de cuatro mujeres, todas ellas vinculadas a la psicología y dedicadas a la docencia en la Universidad de Málaga. Cuatro mujeres que tenían claro que no podían permanecer impasibles ante un drama social silenciado en la mayoría de los casos y que produce mucho sufrimiento: el abuso sexual infantil.

Hay más casos de los que conocemos y más casos de los que se denuncian, pero pocas veces se llevan a cabo campañas para visibilizarlos y para prevenir esta terrible realidad que sufren los menores y que les marca de por vida.

La corazonada es esa sensación que nos invade cuando sabemos que algo pasa, que algo no marcha como debería marchar. No sabemos explicar por qué la tenemos, ni por qué sentimos lo que sentimos, pero cuando es algo en negativo se nos coge un nudo a la altura del corazón.

De izquierda a derecha: Marta Ferragut, Mª Victoria Cerezo Guzmán, Margarita Ortiz-Tallo Alarcón e Isabel Calvo Ortega

Estas cuatro mujeres crearon Asociación Con.Ciencia, una Escuela de Psicoterapia y Creatividad, una Asociación de psicoterapia creativa con Ciencia y con Conciencia con el objetivo de ayudar. Margarita Ortiz-Tallo Alarcón, como presidenta; Isabel Calvo Ortega, al frente de la vicepresidencia; María Ferragut Ortiz-Tallo, quien se encarga de la secretaría; y Mª Victoria Cerezo Guzmán, en cuyas manos está la vocalía, se han sumergido de lleno en ‘Corazonada’ para que niños, padres y profesores sepan identificar los casos de abuso y actuar desde la prevención. Pero el proyecto tiene además el objetivo de darles a los pequeños herramientas para saber defenderse en caso de convertirse en víctimas.

 

El arma más potente de este proyecto es el teatro. ‘Corazonada’, demuestra cómo los niños y niñas son muy intuitivos y son capaces de saber en un solo instante si una situación les agrada o no.

Imagen de la obra original puesta en marcha en México

No parten de cero, hay una obra ya escrita y puesta en escena que afronta el problema desde todos los frentes y comunica lo que ellas quieren transmitir. La iniciativa ya se ha puesto en marcha en México. Ahora quieren representarla ante la comunidad educativa en Málaga pero para ello necesitan fondos que les permitan convertirla en una realidad.

Estas cuatro profesionales podrían no meterse en este lío, podrían seguir trabajando desde la Universidad en casos de investigación y con los alumnos, pero sus ganas de ayudar y contribuir, de acabar con un problema que muchas veces llega a las consultas cuando el niño ya es adulto, y el daño en su vida ya es muy grande, las ha llevado a poner en marcha un crowdfunding a través de la plataforma Goteo mediante el que se puede hacer donaciones y contribuir a que la obra se represente en los escenarios. También hacen un llamamiento a todo aquel que pueda ayudar con su talento, con su tiempo, con vestuario o materiales para que la inocencia de nuestros niños siga intacta.

Hemos estado con ellas, y en este caso, nos gustaría que esa corazonada de que lo van a conseguir se convirtiera en una realidad.

¿Cómo surge la asociación Con.Ciencia?

“Surge de nuestro deseo, como profesionales de la psicología y la medicina, de colaborar con el bienestar de la sociedad, con intención de poder llevar a cabo proyectos psicosociales dirigidos a poblaciones, como pueden ser la infantil, en la facilitación de recursos y el movimiento en positivo, desde la integración y el fomento de las fortalezas psicológicas que cada cual tiene. Trabajamos desde el punto de vista clínico e investigador, con lo que nuestra inquietud ‘científica’ se ve muy satisfecha pudiendo llevar a cabo proyectos con fines sociales pero con el respaldo científico“, nos cuenta Mª Victoria Cerezo.

“Llevamos trabajando juntas desde hace años. Nos mueven los mismos intereses y estamos comprometidas y preocupadas por las mismas causas. Unirnos en asociación ha significado formalizar una alianza que ya existía, darle una entidad legal y promover los objetivos comunes desde una plataforma adecuada”, explica Marta Ferragut.

Para Margarita Ortiz-Tallo se trata de “un sueño cumplido poder trabajar juntas de forma solidaria y con fines altruistas“.

Habéis puesto en marcha una iniciativa muy novedosa, por tratarse de una actividad que surge de una Universidad: ¿En qué consiste Corazonada?

“Es un conjunto de actividades que se apoyan en una representación teatral dirigida a niños y sus familias. La obra de teatro fue escrita por la psicóloga y artista mexicana Carolina López Alvarado y lleva funcionando en México desde el año 2015. Se dirige en un lenguaje accesible y lúdico a los niños y niñas con el objetivo de enseñarles a distinguir y prevenir aquellas situaciones que pueden derivar en abuso sexual”, aclara Isabel Calvo.

Margarita Ortiz-Tallo añade que: “Pretende destacar la intuición. Los niños saben de forma intuitiva qué les gusta y que no les gusta. Se trata de apoyarlos y ayudarlos a hacer caso de sus “corazonadas”, y ayudar a los educadores a que confíen y desarrollen los avisos que nos da la intuición a través del cuerpo”.

“Ofreciendo a los menores recursos para detectar el abuso sexual, reconociéndolo, podrán evitar y mejorar dicha situación, buscando el apoyo adecuado”, añade Mª Victoria Cerezo que aporta además que “el conocimiento nos hace libres, nos da la oportunidad de vivir con tranquilidad. Y el poder ofrecer a los niños recursos hace que tengan la oportunidad de manejar su bienestar”.

 

 

¿Qué tiene el proyecto que se puso en marcha en México que lo hace tan atractivo para vosotras, tan especial? 

Marta Ferragut nos cuenta como conoció el proyecto: ” Hablo en primera persona porque fue a través de mi estancia como investigadora post doctoral en la Universidad Autónoma de Ciudad de México (UNAM) cuando conocí este proyecto. No sólo como investigadora, sino también como madre. Fui con mi hijo mayor de entonces 3 años a ver la obra y participé de talleres para padres. Me conmovió cómo Carolina López Alvarado y el equipo de la Fundación Cendes había conseguido tratar un tema tan delicado de forma tan acertada. Es una obra de teatro que ha pasado muchos filtros, está muy madura y consigue contar e integrar un cuento tan difícil, sin escandalizar ni horrorizar a los que la ven… Es un teatro interactivo, con música y baile y  que llega de forma lúdica a los niños y las familias. Lo consideramos con una gran fueza e impacto en este tema”. 

Pero Ferragut no fue la única en cruzar el Atlántico, Margarita Ortiz-Tallo también se aventuró con su Doctorado: “Era un tema que llevaba años inquietándome, y la prevención se desarrollaba justo en el lenguaje que nuestro equipo destaca en la intervención psicológica: trabajar con imágenes, de forma vivencial, teniendo en cuenta a todos los sistemas implicados en cada caso y desarrollar la conciencia de lo que el cuerpo nos dice y el papel de la intuición. Posteriormente llegamos a acuerdos con México y decidimos presentar este Proyecto de adaptación en España. El objetivo principal es sumar esfuerzos y a ser posible de forma internacional, global”.

“Las imágenes pueden profundizar más que las palabras, y para los niños, el juego, la visualización, la interacción con los personajes de la obra, hace que les llegue más a su entendimiento y a su corazón”, añade María Victoria Cerezo.

Isabel Calvo continúa: ” El utilizar una obra de teatro es muy novedoso. Nosotras sabemos, por experiencia profesional, lo difícil que es hacer llegar un mensaje de forma útil. Es decir, al ser humano le cuesta mucho aceptar emocionalmente ciertos hechos. Sabemos racionalmente que el abuso sexual infantil existe pero emocionalmente nos cuesta integrarlo como una situación posible y cercana que puede afectar a nuestros hijos e hijas. Nos defendemos de algo que nos produce rechazo tendiendo a pensar que es algo marginal o que le ocurre a otros. El aprendizaje experiencial  es algo en lo que creemos firmemente, lo hemos introducido en nuestros cursos desde el principio. La obra ‘Corazonada’ permite aprender a distinguir el abuso sexual y a obtener recursos. El teatro es una de las primeras herramientas que el ser humano ha usado para aprender emocionalmente e integrar recursos psicológicos. Nuestra formación incluye el psicodrama, por lo que sabemos lo útil que es utilizar técnicas teatrales para poder integrar una información difícil”.

“Como la obra también está dirigida a los padres, el hecho de verla en familia puede hacer que se abra el tema de conversación y se pueda ofrecer a los hijos un canal de comunicación en el que padres e hijos puedan tener confianza a la hora de tratar asuntos difíciles como puede ser el abuso sexual”, completa la respuesta Cerezo.

“Es una obra de teatro que ha pasado muchos filtros, está muy madura y consigue contar e integrar un cuento tan difícil, sin escandalizar ni horrorizar a los que la ven”Marta Ferragut

Margarita Ortiz-Tallo

¿Cuál es vuestro objetivo?

Isabel Calvo lo tiene claro: “La prevención y la sensibilización de la familia, de los educadores y de la sociedad. Es muy importante sacar este tema del silencio social. Concienciar de que el abuso sexual no es algo extraño o marginal sino que existe en todos los grupos sociales y usualmente el perpetrador/a es una persona del entorno cercano”. “Esto ocurre y hay que hablar de ello para poder prevenir y colaborar con la erradicación de este problema”, suma Mª Victoria Cerezo

Marta Ferragut: “También incluir recursos, herramientas para saber qué se puede hacer si lo detecto, cómo detectarlo, cómo actuar ante una sospecha y cómo prevenir que se cronifique”.

“Concienciar de que el abuso sexual no es algo extraño o marginal sino que existe en todos los grupos sociales y usualmente el perpetrador/a es una persona del entorno cercano”Isabel Calvo

Normalmente los casos de abuso sexual están muy silenciados, a no ser que se produzcan por parte de una persona a varios menores y salte a los medios de comunicación. ¿Es necesario dar visibilidad a que este problema existe actualmente en nuestro país?

Absolutamente y mucho más de lo que se tiende a creer. El abuso sexual infantil es algo que existe siempre, a lo largo de la historia de la humanidad y en todas las culturas. La nuestra no es diferente. Distintas investigaciones españolas han planteado la necesaria y urgente prevención, llevando a cabo programas con padres, profesionales y niños.

Asusta cuando piensas en todos los casos que atendemos en consulta, una parte importante de la población ha sufrido abusos. Posiblemente más de lo que reflejan las estadísticas, ya que es este un hecho que tiende a permanecer en secreto y que genera en las víctimas una gran sensación de culpa y numerosas secuelas, tanto físicas como psíquicas”, reconoce Isabel Calvo.

María Victoria Cerezo: “Los niños son la base de la sociedad, por eso hay que  visibilizar y ayudar a ponerle freno al abuso sexual, para se pueda hablar de él y se pueda afrontar sin culpa, sin temor”.

A lo que Marta Ferragut añade que “tratar los temas de abuso “a tiempo” es también una forma de prevención. Es habitual que los patrones se repitan, que en una familia donde hay un abusador diferentes generaciones se vean afectadas. Es muy importante que el secreto se destape y se las pueda proteger”.

 

¿Cuáles son las señales más evidentes de que un niño está sufriendo abuso sexual?

“Uno de los síntomas posibles que impresionan al profesional cuando se presenta son las llamadas ‘amnesias psicológicas y disociativas’. Es decir, cuando el niño o la niña no puede asumir conscientemente el trauma puede ‘olvidar’ lo que ha ocurrido”, nos explica Margarita Ortiz-Tallo.

Isabel Calvo aporta que: “En los niños y niñas se puede notar un cambio de comportamiento, retraimiento social, pueden aparecer signos de sufrimiento psíquico como pesadillas o cambios de conducta. Desde fracaso escolar a lesiones autoinfligidas e intento de suicidio hay una extensa gama de síntomas. También síntomas físicos, psicosomáticos o de estrés. No hay ninguno que sea específico de un abuso sexual, salvo, quizás una sexualidad prematura y una actividad y/o fantasías sexuales indecuadas para la edad del menor. El menor se ve abrumado por la sexualidad del adulto. Sabemos que los menores tienen impulsos que podríamos calificar de sexuales, pero no son propios de una sexualidad adulta, sino infantil”.

¿Qué consecuencias puede tener en su evolución personal?

“Está documentado la alta prevalencia de trastornos psíquicos y físicos en niños y niñas que han sufrido abuso sexual. Trastornos en la identidad, en la relación, trastornos en el control de impulsos y de abuso de sustancias, sufrimiento psíquico, dificultad para establecer relaciones satisfactorias, baja autoestima, mayor incidencia de enfermedades físicas y peor salud en general. Eso sin contar lo relacionado directamente con el abuso como lesiones genitales y anales, embarazos y enfermedades de transmisión sexual”, nos explica Isabel Calvo.

Margarita Ortíz- Tallo: “Cualquier clínico que ha trabajado con personas que han sido abusadas en su infancia conoce las tremendas consecuencias que puede tener el abuso en la infancia, especialmente cuando es dentro de la familia”.

¿Es un daño reversible con terapia y tratamiento psicológico?

Isabel Calvo: “Es tratable con psicoterapia y siempre podremos confiar en la capacidad de resiliencia del ser humano. En eso trabajamos todas. Pero nunca podremos hablar de reversible. El trauma psíquico y físico produce cambios cerebrales, las vivencias no se pueden cambiar. Podemos crecer con ellas e integrarlas en nuestra psique. Lo que si podemos revertir son las secuelas del trauma por lo menos esa es la motivación de todos los profesionales que trabajamos en esto. Pero no nos engañemos, el daño es alto”.

Mª Victoria Cerezo : “En consulta tenemos personas que vienen con diversas problemáticas y en muchos casos detrás ha permanecido oculto un abuso sexual en la infancia. Trabajar emocionalmente es básico para estas personas para poder “integrar” esa experiencia sin sentir de forma persistente el malestar”.

Margarita Ortiz -Tallo: “El ser humano tiene muchas veces una capacidad de salir adelante o recuperarse fantásticamente. A esto en psicología le llamamos resiliencia”.

En el proyecto habláis de ‘autoprotección’ por parte del menor en situaciones de riesgo. ¿Qué tipo de herramientas queréis transmitirles?

“Los recursos de los que dispone un menor no son muchos pero si suficientes. Identificar al agresor sexual, no culpabilizarse, buscar protección, no silenciar lo que ocurre… entre otros son reacciones que pueden evitar o parar un abuso. Uno de los mayores problemas en este tema es la tendencia de los niños y niñas a silenciar todo lo que viven como malo o dañino, es el mismo problema que encontramos en casos de violencia intrafamiliar o acoso escolar. Aparecen frecuentemente sentimientos de culpa y vergüenza, así como miedo a ser rechazados por los mayores y padres. Cuando son mas pequeños ni siquiera hay esta elaboración del problema, sólo una sensación más corporal que física, de que algo no está bien. Recuerdo una pacientita de 4 años, abusada por su padre,  que desarrolló una grave lesión de piel, “mi papá juega conmigo porque me quiere mucho””, nos dice Isabel Calvo.

Interviene Marta Ferragut: “Me gusta que hablemos de autoprotección y no de prevención por parte de los niños. Ellos no son los responsables, la prevención es responsabilidad de  toda la sociedad. Pero es básico que les ayudemos a identificar bien cuales son sus recursos. En la obra se habla de: diferencia entre regalo y soborno, entre secreto bueno (una sorpresa por el cumple de mamá) y secreto malo (algo que no puedes contarle a nadie NUNCA), entre caricias amorosas y tocamientos irrespetuosos, entre partes íntimas y partes “expuestas”, etc. En resumen, informar a los niños darles la confianza sobre todo para poder comunicar con claridad y hacer caso cuando tengan una corazonada, dejándose llevar por su intuición cuando no se sienten a gusto con algo”.

“También darle a los educadores recursos de qué hacer, cómo reaccionar o a quien dirigirse en caso de sospecha de abuso”, nos recuerda Margarita.

 

¿ Qué hay detrás de una persona que es capaz de abusar sexualmente de un menor?

Victoria Cerezo: “Probablemente una persona que también ha sufrido”.

Margarita Ortíz-Tallo: “Cuando el agresor es un psicópata y tiene comportamientos delictivos en muchas facetas de la vida es mucho más fácil identificarlo. La dificultad es cuando detrás hay un adulto con problemas de relación con sus iguales y con una sexualidad que no se ha desarrollado de forma saludable y respetuosa con los demás””.

“Hay alguien que no ha desarrollado su sexualidad con normalidad o adecuación. Alguien que suele tener más dificultades para relacionarse con adultos que con niños. Alguien, generalmente, que es cariñoso con los niños, que se lleva bien con ellos, se los gana, entiende su lenguaje y sabe cómo relacionarse con ellos. A veces, alguien que fue abusado de niño y así, iniciado en una sexualidad desadaptada” añade Marta Ferragut.

Marta Ferragut

¿Cuánto dinero necesitáis para poner Corazonada en marcha?

“El presupuesto mínimo que figura en Goteo es de 10.000€“, nos cuenta Marta Ferragut, quien es consciente de que no va a ser una tarea fácil. “Es una cantidad que supondrá esfuerzo para conseguir. Pero es un proyecto muy ambicioso, que incluye psicólogos, actores, muchos personajes, un director de teatro, infraestructura, etc.”. 

¿De qué otra forma se puede contribuir para sacarlo adelante?

Marta Ferragut: “Son muy importantes, además de las aportaciones económicas, las colaboraciones e implicación de personas interesadas en aportar su trabajo. Actores, directores, donaciones de atrezzo, psicólogos voluntarios, etc. Todo aquel que esté interesado en el proyecto y que quiera colaborar con su trabajo es muy importante. También el interés de los medios de comunicación, como esta entrevista, hace que se cumpla uno de los objetivos de la Asociación: dar a conocer el proyecto, hablar de esta problemática y sacar a la luz las acciones dirigidas a enfrentarla”.

Margarita Ortiz-Tallo: “Estudiantes de teatro y de música serían unos importantes colaboradores. También estudiantes de psicología y educación. Y alguna persona formada en dirección de teatro nos sería fundamental”.

“”Estudiantes de teatro y de música serían unos importantes colaboradores. También estudiantes de psicología y educación”Margarita Ortiz- Tallo

Aquellas personas que quieran contribuir con su tiempo, talento o donación de materiales, ¿cómo puede contactar con vosotras?

Mª Victoria nos hace referencia a cualquier plataforma digital en la que están presentes (Facebook, Twitter o Instagram), del mismo modo que en la web de la asociación, y agrega que “cualquier colaboración será bienvenida y denota el deseo de colaborar con el bienestar de la infancia y, en definitiva, de la sociedad”.

“En la plataforma Goteo existe un apartado de “colaboraciones”. Ahí quien esté interesado puede inscribirse, incluir sus datos y cual podría ser su aportación”, nos recuerda Ferragut.

“Cualquier colaboración será bienvenida y denota el deseo de colaborar con el bienestar de la infancia y, en definitiva, de la sociedad”Mª Victoria Cerezo

¿En cuánto tiempo estimáis que podría estrenarse a partir de conseguir todo lo necesario?

“Si conseguimos el presupuesto minimo en Goteo en 40 días, la plataforma lo deja todo este año más para seguir recaudando. Durante el curso escolar 2018-2019 estaríamos implementando la obra: actores trabajando y ensayando, contacto con los colegios interesados en participar, y durante este curso próximo sería ideal poder trabajar directamente ya con la población”, contesta Marta Ferragut .

Para vosotras a nivel personal es una forma de “complicaos” la vida al poner este proyecto en marcha, ¿qué os mueve a ello?

Isabel Calvo: “La necesidad de concienciar para poder prevenir y evitar un daño del que somos muy conscientes. Por nuestra experiencia profesional sabemos del daño y de las secuelas que tantas personas llevan en su vida”.

Marta Ferragut: “Para mí poder traer lo que me parece un maravilloso proyecto, muy trabajado y eficaz a nuestro país es ya un valioso premio. Llegar a las familias y colegios a través de un enfoque artístico, implementar algo tan novedoso y poder hacerlo desde el apoyo de la Universidad y complementando con la investigación científica son motivaciones más que suficientes para todo este esfuerzo que llevamos a cabo. Lo cierto es que nos genera tal ilusión que hace que todo sea más fácil”.

Margarita Ortíz-Tallo: “En mi caso es una necesidad de colaborar con la sociedad con aquello que pueda aportar en un tema en el que me siento absolutamente comprometida.

Llevo muchos años trabajando y he visto tremendas consecuencias de abusos sexuales en la infancia en jóvenes y adult@s que han estado silenciad@s durante años llevando sol@s su dolor. Me gustaría poder aportar algo que conciencie a la sociedad y que prevenga el mayor número de casos posibles”.

Parece que si no lo vemos el problema no existe, y no es así. Nos negamos a ver las evidencias que nos hacen sentir incómodos. Gracias a Corazonadas tenemos la oportunidad de implicarnos, cada uno en la medida de nuestras posibilidades. Colaborar con este proyecto es tan sencillo como hacer una pequeña donación, una cantidad que a lo mejor para nosotros sea insignificante, lo que nos gastamos en una copa, en un paquete de galletas, o en una camiseta nueva, y sin embargo, con ese gesto, con esa aportación, estaremos ayudando sin ser casi conscientes de ello a cambiar la vida de muchas personas. Sólo con que se actúe a tiempo con un solo niño que pueda ser víctima de un abuso sexual estaremos contribuyendo a cambiar su vida, pero también la de las personas con las que ese niño se pueda encontrar cuando sea un adulto. Paremos entre todos la cadena del abuso sexual, y en esta ocasión, nos lo están poniendo muy fácil. 

 

Redacción: Ana PorrasCristina Fernández Vera

Contacto: web 

Donaciones-> Aquí

Twitter      Facebook     Instagram 

1 comentario

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.