¿Vocación u obligación? Breve guía para padres desorientados

Es de sobra conocido por todos que uno de los momentos más complejos en la vida de los padres es aquel en el que tienen que ayudar a sus hijos a decidir que camino seguir una vez finalizada la educación obligatoria. Es momento de grandes reflexiones, de barajar todas las posibilidades, pero sobre todo es momento de hablar, hablar mucho y lo más importante de todo, de escuchar mucho y escuchar bien.

shutterstock_343213559

“Estudia Informática o Medicina, que son sectores en los que no hay paro”. Todos hemos escuchado a lo largo de nuestra vida a nuestros padres o familiares comentarnos esta frase o similares. No nos cabe duda que lo hacen con la mejor de las intenciones, aunque por supuesto, las preferencias del interesado en estos casos no se estén teniendo en cuenta. Elegir que estudiar tras finalizar el Bachillerato es quizás una de las decisiones más complicadas a las que se enfrenta un joven, que va a dedicar los próximo 4-6 años de su vida a formarse en algo, con el objetivo de poder desarrollarse profesionalmente con posterioridad, por lo que no estamos hablando de pecata minuta. En estas situaciones los padres juegan un papel fundamental, en el que tendrán que asesorar y guiar a sus hijos para que tomen, en la medida de lo posible, la mejor de las decisiones.

shutterstock_283667012


 

]


¿Universidad o Formación profesional? ¿Estudiar cerca de casa o en otra ciudad? ¿Vocación o estudios con salidas profesionales?. Estas son algunas de las preguntas con las que me encuentro en diferentes charlas que impartimos en centros de educación secundaria, a alumnos que están en ese momento cumbre de decidir qué hacer con su vida, con el propósito de ponerles sobre la mesa todas las opciones posibles. Y es curioso, pero un porcentaje muy elevado de esos jóvenes, está absolutamente perdido sobre a qué le gustaría dedicarse o qué opciones existen. Dan por hecho que lo lógico es ir a la Universidad y “sacarse una carrera”, pero en pocos de ellos detecto una confianza plena en qué lo que están decidiendo sea lo que verdaderamente quieren.

shutterstock_221243566

Pero y ante esta situación, ¿quién orienta a los padres?. Es cierto que el nivel de acceso a la información que tenemos hoy en día nada tiene que ver con el que había hace unos años. Aún así, llegado el momento, este tema se vuelve una calamidad, si no disponemos de todas las opciones posibles. Es por eso que recopilar la mayor cantidad de información acerca de las diferentes salidas que existen se vuelve una tarea imprescindible para poder prestar apoyo a los jóvenes en este complicado momento. Estar abiertos a cualquier opción y apoyar las decisiones debe ser nuestro objetivo.


 

]


Hace unos días hablaba en un foro sobre hasta que punto no sería necesario que los adolescentes pudieran hacer un break, al más puro estilo nórdico, y se tomaran un “gap year” o año puente, para decidir verdaderamente a qué quieren dedicarse. Por supuesto, en la medida de lo posible debería ser un año en el que formarse en otros ámbitos, como pueden ser los idiomas o vivir una experiencia en otro país, que les permitiera ampliar horizontes y reflexionar sobre hacia donde quieren encaminarse. ¿Creéis que es España estamos preparados para este modelo? Se abre el debate…

shutterstock_458158276

En definitiva creo que en los tiempos que corren, se vuelve absolutamente imprescindible poder prestar un asesoramiento de calidad en esta materia, tanto a padres como a hijos. Orientarlos y acompañarlos en este difícil y crucial decisión que marcará el destino de unos y otros.

Algunos consejos que te serán muy útiles…

  • Analizar juntos todas las opciones. La Universidad no tiene por qué ser la única opción. Investigar los ciclos formativos tanto de grado medio como de grado superior se convierte en una alternativa factible, que a futuro nos permite acceder a la Universidad si consideramos que queremos seguir formándonos.
  • Investigar el mercado laboral y aquellos sectores profesionales donde existen más opciones de empleo. Para aquellos que no lo tienen claro, puede ser una manera de ver el futuro con otros ojos.
  • Investigar la multitud de nuevos estudios que existen y que son fiel reflejo de la evolución de la sociedad. ¿Sabes que existe un Grado Universitario en desarrollo de videojuegos?
  • Contemplar la opción de tomar un año de reflexión en el que se podrán valorar opciones como vivir una experiencia en otro país distinto al nuestro, con el objetivo de mejorar los idiomas.
  • Pedir asesoramiento a expertos en la materia o tomar como referente a personas significativas de nuestro entorno para que nos ayuden en esta compleja decisión. Conocer sus experiencias puede ser un punto de partida.

 

sm_y4a0z_400x400 Alejandro Durán

Experto en Recursos Humanos, Formador y Bloguero 

Twitter         

 

Aún no hay ningún comentario

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.