Vestida para triunfar en una entrevista de trabajo

Cuando se asiste a una entrevista de trabajo intervienen multitud de factores que, no sólo tienen que ver con elección de la vestimenta, peinado o maquillaje. Antes de optar a un puesto de trabajo en una empresa o institución hay que tener en cuenta determinados factores.

shutterstock_279246548

 

1. Obtener la máxima información de la empresa donde vas a realizar la entrevista te facilitará acudir con mayor seguridad.

Recopila la máxima cantidad de información sobre la empresa, así como el tipo de compañía, su filosofía, el organigrama empresarial o los servicios y productos que ofrece a sus clientes como el género de la persona que te entrevistará, pues las mujeres se fijan más en los detalles que los hombres. No obstante, incluso puedes acceder al edificio con la opción de observar desde fuera a las personas que entran y salen. De esta manera se obtiene una primera información acerca de la indumentaria de sus trabajadores.

shutterstock_130091180

 

2.Cuida tu apariencia física

– Ante todo debes usar una ropa que te favorezca y que te haga sentir segura. Elige un look para la entrevista de trabajo que sabes que te funciona. No cometas el error de estrenar, seguramente te provocará inseguridad.


  render=”2″]


 

El color del vestuario es fundamental. Todo dependerá de los valores y actitudes que quieras transmitir y de los requisitos que requiera el puesto de trabajo. Los colores oscuros transmiten seriedad y seguridad, mientras que los cálidos ( naranjas, amarillo, tierras, camel…) transmiten accesibilidad, cercanía y jovialidad.

-Si se opta a un puesto de trabajo en un bufete tradicional de abogados se debe transmitir una imagen más conservadora y seria, y más estructuración en las prendas, como un traje de chaqueta armado. Mientras que si se trata de un estudio de diseño gráfico lo aconsejable es transmitir creatividad y jovialidad usando colores más saturados y con luminosidad como el naranja, rojo, amarillo y prendas más relajadas en cortes y volúmenes como un pantalón, camiseta y una blazer sin hombreras.

trabajo-tradicional trabajo-creativo

 

Ante la duda en la elección del estilo en la entrevista de trabajo es mejor optar por una opción más conservadora y neutral. Es más aconsejable pasar desapercibidos que llamar la atención. Se puede introducir algún elemento que denote la personalidad o estilo propios, como un broche o un bolso original pero no demasiado llamativos. Tampoco recurras a pendientes largos que se balancen, ni pulseras que hagan ruido, es decir, evitar cualquier accesorios para no desviar la atención.

shutterstock_245308777

 

-En el caso de las mujeres hay que evitar llevar escotes, formas ceñidas o faldas cortas. Las uñas deben estar cuidadas y la manicura con brillo o a la francesa o si son de color que sean cortas. Los zapatos mejor de medio tacón y medias color piel o negras, evitando las de fantasía.



 

-Es habitual prestar especial atención a la elección de la indumentaria a la vez que se descuidan o se pasan por alto los pequeños detalles. Es igual de importante la vestimenta que la limpieza del calzado, el aseo personal, el cabello limpio o el olor corporal. Se deben evitar los olores fuertes como el perfume y optar por la colonia fresca, el maquillaje ha de ser natural, hay que cuidar que los botones estén bien cosidos, las posibles manchas en la ropa etc.

shutterstock_151603850

 

3.- La comunicación no verbal, forma un 93 % del impacto de un primer contacto.

Ten en cuenta que desde que entras por la puerta tu imagen están transmitiendo unos códigos que revelan información. Dependerá de la coherencia de esta trasmisión que tu primer contacto con la empresa sea un éxito o un fracaso. Los gestos faciales, las posturas corporales, la mirada, la sonrisa, el saludo, la proxémica… todo ello tiene que estar en consonancia con la apariencia física, sino el mensaje llegará distorsionado y perderemos una gran ocasión.

– Usa la sonrisa, intenta que sea natural y no se vea formazada.

– Da un apretón de manos con firmeza.

Siéntate en la silla relajadamente pero recta (nunca en el bordillo de la silla transmite inseguridad).

-Pon las manos encima de la mesa (no las escondas).

Mira a los ojos del entrevistardor alrededor de un 80 %, si lo haces menos parecerá que estas insegura y si lo haces más puedes intimidar.

-Usa un tono de voz firme, y con variada modulación, u vocalización correcta, y por último usa una pausa cuando vayas a decir tu mayor tesoro.

Espero que te sirvan estos consejos y los apliques cuando tengas una entrevista de trabajo.

 

2016-02-17-16-57-08 Raquel Alguacil

Asesora de Imagen y Personal Shopper en  TeVisto

Twitter      Facebook     Instagram     

Aún no hay ningún comentario

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.