Sira Antequera: “La magia es como una pompa de jabón que tienes que mantener en el aire”

Sira Antequera fue una de las primeras Wedding Planner de nuestro país cuando la profesión aún era desconocida en España. Además de ser de las pioneras, es una de las primeras en cuanto a valoraciones de profesionalidad y resultado de sus bodas y eventos. Medios de comunicación de reconocido prestigio la sitúan entre las mejores.

Actualmente es más normal contar con una wedding planner. Cada vez hay más elementos a tener en cuenta al organizar una boda, y los novios prefieren dejar esa labor en manos de profesionales que se encarguen de todo mientras ellos se encargan de disfrutar de ese día y del proceso.

 

Y aunque haya quien lo piense, cualquiera no puede o debería organizar una boda si queremos que sea perfecta. Hay un entramado de detalles que a veces resultan imperceptibles pero que si no están se nota su ausencia, y si están de más, saturan. Es a lo que Sira llama un diseño emocional.

Acaba de lanzar su nueva página web, donde recoge pinceladas de sus trabajos de los últimos años. Hemos estado con ella y junto a ella, además de haberlo vivido en primera persona,  hemos descubierto cómo es todo el proceso desde la primera cita con los novios, hasta ese día en el que todo se transforma en magia. Por eso la llaman Wedding Artist.

¿Cómo es el proceso cuando los clientes te llaman por primera vez?

Quedo con ellos personalmente, para entender qué quieren. Ese primer contacto hoy a veces es a través de un Facetime, porque más de la mitad de nuestros clientes son de fuera de España. Pero hacemos que sea tan personal como estar en la mesa o en un sofá sentados. Me gusta ese momento de mirarles a los ojos, y entender sus necesidades y deseos, saber cómo quieren que sea su boda. Uno de mis puntos fuertes es la empatía.

Creo que el éxito en las decisiones en la vida, ya no sólo en una boda, sino en todo en general, es un buen análisis de expectativas, para determinar las propuestas más idóneas desde las que empezar a diseñar.

Es algo que aplicamos  a la hora de elegir a los profesionales. Por poner un ejemplo, si los novios se definen por un profesional que hace fotografía retratística, tienen que tener claro que durante la boda tienen que dedicarle tiempo al fotógrafo, es un trabajo más pausado. Pero si quieren no dedicar tiempo al fotógrafo, la vía será fotoperiodística, una fotografía emocional. Para eso tienes que entender cuál es la expectativa de los novios. Y saber el punto fuerte de la persona potencial que va a prestar ese servicio es la forma de tener una alta satisfacción. Generamos la posibilidad de satisfacer con grandes resultados una expectativa, que de alguna forma es personal y muy subjetiva.

En una primera reunión me hago una visión general de lo que pueden querer los novios, sus necesidades y cómo darles respuesta.

.

 

¿Los novios te cuentan cómo quieren que sea su boda?

Me encuentro con parejas que saben lo que quieren, y también me encuentro con parejas que no saben lo que quieren. Y alguna vez cambian de idea cuando ven más opciones. Eso forma parte de nuestro trabajo, ese ajuste expectativa-realidad.

Y para el diagnóstico tenemos herramientas profesionales y las aplico como te he dicho con empatía. Mi primer interés no es tanto preguntar qué quieren concretamente. Hablo con ellos, a veces hablamos de cine, a veces hablamos de viajes… es una forma de conocerlos, de desvelar sus intereses, y ver el punto al que quieren llegar, de forma que luego pueda traducirlo en propuestas concretas.

Para mí es suficientemente informativo que una pareja me diga: “Queremos una fiesta superdivertida, o queremos que la ceremonia sea impactante, o que sea elegante y súper tradicional”, ese tipo de planteamiento me da contenido bastante. Si me dicen un tipo de decoración o un tipo de música que les gusta, estupendo, pero no es imprescindible. Lo importante es la vivencia que están buscando y trabajamos a partir de ahí. Luego lo traduzco todo a diseños.

¿Qué haces cuando te hacen una petición con cosas concretas?

Trabajamos lo que nos piden en un abanico amplio, y si es necesario lo abrimos más, porque a veces, deciden por un camino distinto al que empezaron. Pueden tener una idea muy concreta porque lo tengan muy claro, o también porque no han considerado otras opciones.

Lo importante para los novios es vivir un día emocionante…

Sí, es lo que diseño, lo que van a vivir en cada momento del día, tanto los  novios como los invitados, y utilizo herramientas profesionales para construirlas.  Creamos y potenciamos la emoción real, auténtica, que cada uno quiere tener en su vida y en su boda. Es muy diferente desear una sensación romántica, tierna, elegante… que una súper divertida, o que querer una boda impactante, y que ya de entrada me digan que quieren algo que nunca se haya visto.

¿Cómo se plasma eso?

Hacemos que, además de tener una boda preciosa en todos los sentidos, los novios disfruten de todos los preparativos, les extendemos la sensación del día de la boda a un plazo mucho más largo, todo el tiempo que están con nosotros. Nuestro trabajo se distribuye en varias áreas: Diseño, selección de profesionales, gestión, logística y planificación y coordinación. Yo hago el diseño, y mi equipo nos acompaña en el resto de etapas.

Ese diseño está apoyado en diferentes pilares: El visual, por un lado. Tiene que ser precioso y adaptarse al estilo de cada pareja. Pero una boda es mucho más que un montaje decorativo. En nuestras bodas la vivencia es increíble.

Sé que te centras en la atemporalidad y armonía. ¿qué importancia tienen en tu trabajo?

Atemporalidad  porque te casas para una vez en la vida. Incluso las personas que se han casado más veces, cada vez lo han hecho para siempre. Y la belleza es eterna. Las modas no. Y quiero que aunque pasen muchos años mis novios sigan sintiendo que su boda es la más bonita que hayan visto nunca. Ese es mi objetivo, el que busco con cada boda. Que cada novia siga enamorada de su boda. Para eso me salgo de las modas, porque la moda no da respuestas. La moda es la negación del estilo personal. Acompaño a cada pareja en una exploración personal. Es una búsqueda de su estilo personal. La boda es otra forma más en la que le cuentas y comunicas al mundo quién eres y cómo es quien amas y cómo os amáis. La respuesta para mí es personal, no concibo la moda. Mis novias tienen estilo y personalidad.

Por eso me planteo una atemporalidad y no sigo modas porque busco un objetivo que es la armonía. Armonía porque la belleza es relación. Yo no entiendo que haya una pieza bella, sino que la relación de todos los componentes es la que genera la belleza. Considero todos los elementos de la boda y diseño una atmósfera emocional única para cada pareja: suya. Más allá de la armonía visual, tu armonía como novia es que te sientas plena en la boda, eso se consigue cuando tienes lo que necesitas, se eliminan los artificios y los conflictos y todo fluye de una manera natural. Nuestras bodas son un retrato de los novios.

“Me planteo una atemporalidad y no sigo modas” Sira Antequera

Tus bodas tienen un diseño artístico. ¿Cuál es tu estímulo creativo?

Mis novios son el reto y el estímulo que me motiva. Mi trabajo es apasionante. Me divierto mucho también con ellos.

¿Cómo inicias el diseño de la boda?

Es un trabajo personalizado a medida, y la medida la encuentro en los novios.

El diseño tiene un eje temporal y un desarrollo gastronómico, visual y musical.

Después seleccionamos los mejores profesionales para cada cliente y cada estilo de boda. Entiendo que en función de la expectativa que tiene cada pareja de boda, el mejor va a ser el que destaca en esos aspectos. Entre hacerlo bien y la excelencia hay una enorme distancia. La voluntad de excelencia es un empuje que se tiene dentro, y lo tienes o no lo tienes. No se lo puedes inyectar a alguien, hay personas conformistas. Yo creo que siempre se puede mejorar sin límites. El horizonte lo marcan tus sueños, lo que seas capaz de imaginar…

Sira, en una boda además hay que conciliar a todas las partes, no solo están implicados los novios, sino toda la familia.  ¿Qué papel juegas ahí?

Armonía… Armonizar todos los componentes, y dar prioridad a lo que la tiene: Una boda es un acontecimiento familiar. Tiene importancia para todos los implicados y hay que saber dar su espacio a cada uno.

Sira, ¿qué momento es el ideal para contactar con vosotros?

Es más fácil para los novios que vengan en un primer momento, antes de tomar ninguna decisión. Es mejor construir el diseño completo sabiendo según las expectativas reales de los novios. Nos encontramos a veces que hay que desmontar decisiones previas porque no se habían considerado elementos que eran imprescindibles para ellos.

¿Se puede hacer una boda sin tanta planificación?

La respuesta es sí. ¿Se puede hacer una boda increíble, mágica e inolvidable sin planificación profesional? No, una boda espectacular no sale sola, y los novios no pueden llegar al nivel de conocimiento, de profesionalidad, de experiencia, de capacidad, de diseño, de gestión y de coordinación profesional de alto nivel.

Incluso las personas que se dedican a eventos tienen clarísimo que no pueden hacer su propia boda. El cerebro tiene sus dos hemisferios; o se dedica al de organizar, o se dedica al emocional y a disfrutar, en los dos a la vez no se está, o si se está en los dos, se queda en los dos a nivel bajo.

“Incluso las personas que se dedican a eventos tienen clarísimo que no pueden hacer su propia boda”Sira Antequera

 

Sira, hay muchos sitios donde cuando contratas la boda te dicen que ellos tienen ya una Wedding Planner…

Es que ahí estamos hablando de una comercial que se dedica a una pequeña gestión de ciertos elementos. De lo que se va a encargar, es de coordinar cuatro horarios que le van a facilitar los novios. Se me ocurre un ejemplo: es como si vas a hacerte un cirugía y te opera la recepcionista que atiende el teléfono en la clínica o la enfermera. No tiene nada que ver ,el diseño de un evento requiere una formación y experiencia exhaustivas de muchísimas áreas. Es comparar una bicicleta con un avión.

Pero es cierto que también depende de las expectativas que tengan los novios, de lo que quieran vivir; si quieren vivir una cosa muy básica o si las expectativas emocionales son muy altas. Yo garantizo una experiencia extraordinaria, increíble no sólo para los novios, también para los invitados: vivir algo único

Los tiempos en cualquier evento son fundamentales. En una boda supongo que más…

Claro, el tiempo es el eje, y afecta en todos los momentos. Un cóctel bien diseñado es fabuloso, o si lo diseñan mal puede ser un desastre: y tú como invitada estás con los tacones clavada en el césped, y sin poder sentarte y se alarga indefinidamente. Cuando sientes eso, ya no recuperas, la magia se ha roto.

El pilar fundamental del que muchos se olvidan es la gestión de los tiempos. El diseño de los tiempos es la garantía de un evento espectacular y es el gran desconocido porque requiere especialización. Las emociones tienen sus tiempos… Una boda puede tener prácticamente los mismos elementos que otra, ser iguales, pero el diseño de los tiempos hará dos bodas con resultados totalmente distintos. El tiempo es algo que sólo se siente en un evento cuando se ha roto.

En mi mente considero el evento como una gran pompa de jabón. La pompa de jabón cuándo está flotando es bellísima, etérea…, si roza algo explota y no la recuperas. Eso es la magia: mantener esa pompa flotando y sin que roce nada.

¿Nos quieres contar un reto profesional?

El momento más complejo en mi vida profesional, fue la primera vez que me enfrenté a una boda sólo con los dos novios. Porque generar esa magia sólo para dos fue un gran reto. Mantenerles en una pompa de jabón, a los dos solos, sin invitados, sin nadie que les aportara emoción y generándosela nosotros fue un gran reto. Fue maravillosa.

“El diseño temporal es la garantía de un evento espectacular y es el gran desconocido”Sira Antequera

 

 

Cuando hablas con ella y entiendes la complejidad de organizar una boda te parece increíble que como novia te resulte todo tan fácil cuando vas de su mano. Habla de expectativas, de lo que quieren los novios, de la magia, de los tiempos, de esa pompa de jabón que se mantiene en el aire y que ella sostiene…En nuestro caso se superaron todas las expectativas. Nunca puede imaginar sentir todo lo que sentí aquella Noche de San Juan…

Si quieres conocer su nueva página web haz clic aquí

Redacción: Ana Porras  Fotografías: Cedidas por Sí! Quiero by Sira Antequera

Aún no hay ningún comentario

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.