¿Qué se esconde realmente tras Pokémon GO?

Sólo unas semanas han sido suficientes para que Pokémon GO, el último juego de realidad aumentada lanzado por Nintendo, haya logrado convertirse en un auténtico juego de masas, creando auténtico furor entre grandes y pequeños. Pero, ¿qué se esconde realmente tras un juego que ha llevado a millones de jugadores a desplazarse por las calles durante distancias kilométricas? ¿Estamos ante un juego al uso o puede convertirse en una herramienta más que significativa en mundo de los negocios e incluso en el seno de la Sanidad? Sin duda, ¡el debate está servido!

shutterstock_453757180

 

¿Quiénes de las que hoy os encontráis al otro lado de la pantalla leyendo estas líneas no recuerda a ese simpático ratón amarillo con grandes ojos y mejillas rojas que en la década de los 90 acaparaba las conversaciones y juegos durante los recreos en los colegios? Por aquella época, quien no veía los dibujitos en la tele, intercambiaba cromos o simplemente participaba en conversaciones sobre Pokémon. Sea como fuere, lo que es cierto es que, hoy en día, y como ocurre con cualquier aspecto que evoque una época tan feliz como es la infancia, hablar de Pokémon hace que esbocemos alguna que otra sonrisilla.

 


  render=”2″]


 

Ese simpático ratoncillo hoy ha dado paso a una aplicación basada en la realidad aumentada que, desde el pasado 6 de julio, no ha dejado indiferente a nadie, ni a los que juegan ni a los que sin hacerlo, asisten perplejos a cómo niños y no tan niños corren –teléfono o tablet en mano- hacia un lugar supuestamente vacío mientras celebran su victoria al haber cazado un ser que sólo ellos pueden ver.

¿Por qué los medios de comunicación llevan días dedicando espacio incluso en sus informativos a una marabunta de ciudadanos que se desplaza de un lado para otro cazando pokéballs? ¿En qué consiste realmente esta aplicación? La base del juego no es compleja. Cada jugador es un cazador que debe recopilar una serie de pequeños monstruos (pokémons) por la ciudad, guiados por el GPS del dispositivo móvil con el que estén jugando. Para conseguirlo, lo único que tienen que hacer es usar las pókeballs, una especie de bolas virtuales que deben lanzar contra los animalitos hasta conseguir encerrarlos y amaestrarlos, posteriormente, hasta convertirlos en auténticos guerreros que se enfrentaran a otros usuarios para hacerse con otra serie de recompensas.

shutterstock_459255037

 

Hasta aquí, todo parece sencillo de entender y, a simple vista, no se trata más que de un juego similar a muchos otros de los que, durante décadas, han conseguido ocupar los primeros puestos en las listas de ventas de los grandes supermercados. Sin embargo, Pokémon GO es mucho más. El encanto de esta aplicación y su principal rasgo diferenciador radica en el hecho de que, para su puesta en marcha, se ha empleado la conocida realidad aumentada, es decir, los creadores del juego no sólo han trabajado en hacer creer al usuario que tiene ante él a criaturas fantásticas, sino que éste llegará a pensar que puede tocar a los protagonistas de un juego que lo acompañaba en sus tardes tras la salida del colegio antes de hacer los deberes.

 


  render=”2″]


 

Realidad aumentada o cómo evadir la realidad

Una de las primeras cuestiones sobre la que numerosas voces han puesto el acento al analizar la aplicación ha sido el hecho de que éste ha conseguido que niños y adultos jueguen a lo mismo. ¿Qué puede provocar que adultos de más de 30 años hayan sucumbido al encanto de Pikachu (uno de los personajes del juego) y sus amigos? Muchos han sido los que se han aventurado a asegurar que la razón no es otra que el deseo por parte de muchos adultos de evadir la realidad y trasladarse a un mundo donde los problemas se reduzcan a encontrar muñecos con los que jugar. Ante esta idea, algunos expertos se han apresurado a apuntar que, en ningún caso, la realidad aumentada sustituye la realidad que rodea a los individuos. Sin embargo, lo que sí que puede ocurrir es que para muchos individuos esta realidad ‘creada’ sea más interesante que la suya propia y pueda darse la posibilidad de que estos prefieran mantenerse en la ficción. Muchos pueden usar Pokémon GO para evadirse de la realidad, de la misma manera que muchos otros emplean la lectura, la costura o la televisión.

No obstante, sí que es cierto que, como puede darse con cualquier otro juego, un uso desmesurado de Pokémon GO podría derivar en una adicción, que podría incluso convertirse en una psicosis en algunos individuos.

shutterstock_458086063

 

Mucho más que un juego

A pesar de todo lo descrito hasta el momento, y aunque aún en estos instantes, Pokémon GO es tratado como un mero juego, ya son varios los expertos de las más variadas disciplinas que han comenzado a apuntar las distintas funcionalidades que podrían derivarse de éste. Es por ello por lo que nosotros no vamos a analizar este juego desde el punto de vista de un auténtico gamer, sino que vamos a mostraros otros aspectos que parecen esconderse tras este juego y que, sin duda, constituyen un auténtico valor añadido con relación al resto de juegos del momento.

Diversos análisis psicológicos realizados sobre los distintos efectos que tienen para la mente humana Pokémon GO aportan resultados que se dividen en pros y contras, que esbozamos a continuación:

1.- Ayuda a combatir la depresión.

¿Cómo puede un juego de estas características ayudar a quienes padecen un cuadro depresivo? Los psicólogos apuntan a su estructura como la principal causante de este hecho. El estar dividido el juego en metas y retos por lograr resulta fundamental para conseguir mantener el interés de una persona que experimenta depresión. Su mente permanece ocupada de forma constante durante todo el tiempo que dura el juego y, además, mejora su motivación para salir adelante y conseguir cumplir un objetivo.

Por otro lado, Pokémon GO no presiona socialmente a sus jugadores, es decir, aunque puede ser entendida como una red social gigantesca, quienes se deciden a formar parte de ella no se ven obligados a actuar acorde a unos cánones determinados como puede ocurrir con redes como Instagram o Facebook. Los usuarios entran a formar parte de un escenario virtual que no posee contenido alguno que les empuje a padecer sentimientos negativos como la tristeza o los celos.

shutterstock_459262552

 

2.- Contribuye a realizar ejercicio físico.

Para cazar los pokémons, los jugadores deben salir a la calle y caminar de un lado para otro. De hecho, no existe otra posibilidad a la hora de jugar que no sea extramuros. Por ello, quienes se decidan a formar parte de este universo han de saber que abandonarán el sofá y, con móvil en mano, se lanzarán por los  espacios más insospechados de su ciudad a la caza de pokémons. ¡El deporte, por lo tanto, está servido!

shutterstock_457850653

 

3.- Es un pretexto de lo más adecuado para romper barreras y hacer amigos

Compartir metas y objetivos pone a los participantes en la tesitura de tener  que relacionarse entre ellos, por lo que ya hay psicólogos que se han apresurado a apuntar las bondades del juego de cara a aquellos individuos cuya timidez les impide hacer amigos y tener una vida social fuera de las paredes de su casa.

4.- Tener que jugar en un escenario en el que se mezclan realidad y ficción puede ayudar al desarrollo de nuestra imaginación

¿Qué sentirías si caminado por tu casa o desayunando en el bar de siempre encontrases una animación que se mueve sin parar de un lado para otro? Seguramente te embargaría la misma sensación que cuando jugabas cuando eras niño y de pronto sentirás unas ganas enormes de crear y pasar un rato divertido, al margen de tus problemas del día a día.

 


  render=”2″]


 

shutterstock_450869977Sin embargo, el juego no sólo atesora opiniones positivas. También sobrevuela sobre él algún que otro contra que es importante conocer antes de sumergirnos de ello en el mundo pokémon:

 

1.- En la calle, sí, pero atado a tu teléfono móvil

Salir a la calle para jugar es requisito imprescindible -y de hecho es la diferencia principal del juego- pero en realidad te debes mantener conectado a la tecnología. El juego no permite -al menos por el momento- interactuar con otros jugadores en línea.

2.- Jugar tanto puede afectar a tu concentración

Pasar largos períodos de tiempo jugando puede afectar a tu concentración y hacer que te vuelvas distraído y no prestes atención suficiente a cosas tan importantes y sencillas como es, por ejemplo, prestar atención al semáforo a la hora de cruzar la calle.

3.- Tus niveles de estrés pueden crecer de manera más que significativa

Si olvidas tu entorno y te encierras en el juego sin ver más allá de lo que aparece en tu pantalla puedes llegar a tener problemas para socializar y puedes acabar aislándote del resto de mundo y convirtiéndote en un individuo que vive en soledad.

shutterstock_456766426

 

Terapia para niños hospitalizados

Ésta es sin duda una de las aplicaciones más sorprendentes- y, sin lugar a dudas, más solidaria- que parece haberse descubierto en torno a Pokémon GO. De hecho, parece que el juego está empezando a ser empleado en los hospitales como un videojuego ‘terapéutico’, ya que ayuda a que lo niños hospitalizados se muevan constantemente por los pasillos del hospital evitando así que permanezcan en la cama y esto merme sus capacidades físicas. En concreto, esta terapia se está poniendo en práctica ya en el CS Mott Children´s Hospital, entidad sin ánimo de lucro gestionada por la Universidad de Michigan.

¿Parte de la estrategia de marketing de un negocio?

Las posibilidades que ofrece este juego para integrarla en estrategias de marketing son muchas y muy variadas, válidas además para negocios de todo tipo; razón por la que estudiosos de esta disciplina se han apresurado a recomendarla.

¿Cómo puede una empresa beneficiarse de Pokémon GO? Los gimnasios y las pokeparadas son la clave. Has de acudir a los gimnasios para poder luchar contra otros pokémon y aumentar de nivel. La finalidad del juego no es otra que ser el mejor entrenador, por lo que los gimnasios se convierten en espacios vitales. Por su parte, las pokeparadas son lugares a los que tienes que acercarte para recargar provisiones y seguir cazando estos pequeños bichos salvajes.

shutterstock_335814869

 

Los gimnasios y pokeparadas suelen estar en lugares estratégicos que los jugadores se ven obligados a visitar, por lo que los negocios tienen aquí una estupenda oportunidad para recibir visitas de jugadores y obtener, por lo tanto, una gran visibilidad, de forma además gratuita o realizando una mínima inversión, solicitando que estos lugares lleven los nombres de sus establecimientos, algo que se realizan rellenando un formulario y puede ser pedido tanto por un jugador cualquier como por el dueño del establecimiento. No obstante, para maximizar los beneficios de la introducción de Pokémon GO en una estrategia de marketing es necesario combinar lo descrito con otro tipo de acciones como promociones, descuentos, regalos, etc.

¿Beneficios de otro tipo derivados del uso de Pokémon GO en otras parcelas de la vida y la economía? Sólo el tiempo lo dirá…

 

 

Rocío Alcántara

Redactora en Yo Soy Mujer

Aún no hay ningún comentario

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.