Reinventarnos cada día

Vivimos muchas veces sin darnos cuenta sumidos en las rutinas automatizadas de cada día pasando las horas de manera monótona y gris hasta que un imprevisto o algo nos sacude emocionalmente haciéndonos ser conscientes de estar a la deriva. Entonces se nos presenta la oportunidad de parar nuestra inercia y replantearnos cómo vivimos y cómo nos gustaría vivir.

shutterstock_420969754

 

También durante cada año hay algunos momentos en que es más probable que nos planteemos algunas mejoras personales, para muchas personas ello suele ocurrir cuando el año está terminando y hacemos balances y nuevos propósitos para el siguiente año, pero también puede suceder cuando va  finalizando el verano y sentimos que empieza un nuevo curso favorecido con la vuelta a las actividades habituales.

“Se nos presenta la oportunidad de parar nuestra inercia y replantearnos cómo vivimos y cómo nos gustaría vivir”

Todas ellas pueden ser buenas oportunidades de decidir mejoras personales pero muchas veces al dejarnos llevar por lo externo y las obligaciones, continuamos igual tras unos momentos o días en los que pensamos, pero sólo pensamos, cambiar algo sin más.

shutterstock_364881521

 

Más allá de todo ello es posible aunque no fácil reinventarnos cada día, pero para eso es imprescindible parar para poder reflexionar y mejor por escrito sobre que innovaciones queremos introducir en nuestra vida de manera realista y que por tanto sea posible conseguirlas.


  render=”1″]


La aventura de vivir mejor                                                  

Reinventarse supone arriesgarnos a dejar la seguridad de lo conocido así como del papel que desempeñamos por inercia en la vida. Por ello hay que ser muy valientes para avanzar por lo desconocido si deseamos mejorar mediante comportamientos y hábitos más satisfactorios.

“Reinventarse supone arriesgarnos a dejar la seguridad de lo conocido”

Se fue acabando lentamente otro verano que vivimos con más o menos aprovechamiento y satisfacción para dar paso al nuevo curso del otoño siendo un momento excelente para volver a nuestra vida habitual y reinventarnos mejorando nuestra personalidad.

shutterstock_170051309

 

Reinventarnos precisa decidir, salir de las rutinas para ser creativos con nosotros mismos tomando un papel más activo y original. Es un reto apasionante pero que a la vez presenta los riesgos de lo desconocido  interiorizando nuevas conductas y por qué no también una nueva imagen interior y para los demás.


  render=”1″]


Cómo reinventarnos mejor cada día  

Además debemos marcar objetivos claros, descritos con detalle estableciendo plazos concretos para su incorporación a nuestros hábitos diarios, esforzándonos con optimismo y constancia cada día para conseguir avances personales sin castigarnos por los errores que podamos cometer especialmente al principio.

shutterstock_144735607

 

Puede ayudarnos a ser más conscientes cada día el hacer un pequeño balance personal cuando estemos a solas, en calma, antes de acostarnos al menos durante diez minutos y mejor por escrito, para que nos vuelva  más conscientes de cómo hemos vivido el día sirviéndonos para aceptarnos en paz y prepararnos para aprovechar aún mejor la siguiente jornada.

También nos será más fácil si lo complementamos con algunas mejoras en nuestra imagen y forma de vestir, en la decoración de nuestra habitación y entorno cotidiano, introduciendo algunas novedades en nuestro disfrute del tiempo libre, retomando relaciones de amistad y familiares abandonadas, aprovechando mejor el tiempo de ocio, probando nuevas cosas y actividades, renovando en definitiva nuestro día a día con ilusión y fuerza entusiasta.

shutterstock_295907705

Mejora aprovechando cada hora día tras día                           

Cada día tiene veinticuatro horas para todo el mundo pero depende sólo de cada persona aprovecharlo lo mejor posible según nuestras prioridades y deseos individuales.  No olvidemos que el tiempo desperdiciado es irrecuperable, cada momento mal utilizado  ya no volverá y nos hará sentirnos mal con nosotros mismos.

“No olvidemos que el tiempo desperdiciado es irrecuperable”

Podemos conseguir hacer de cada nuevo día un tiempo diferente y único lleno de posibilidades para disfrutar al máximo cada minuto para luego poder sentirnos bien con nosotros mismos al final de la jornada por nuestro buen aprovechamiento.

 

Fernando Gálligo Estévez

Psicólogo, sexólogo y escritor

Facebook  E-Mail

Aún no hay ningún comentario

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.