“El motor está en ti” mostró que cada persona es responsable y artífice de la transformación social

El Museo Automovilístico y de la Moda guarda entre sus paredes verdaderas joyas del motor y piezas únicas de moda representativas de los grandes diseñadores. Tanto unas como otras son reflejo de la sociedad en la que se crearon. Dos sectores que han sido desde siempre pasión de hombres y de mujeres de una manera muy diferenciada; los hombres, los coches y las mujeres, la moda. En el año 2017 esa realidad se desdibuja y a unos y otras nos interesan el motor y la moda. Sin embargo, sigue existiendo una lacra social que acentúa la desigualdad y que sigue denotando la vulnerabilidad de la mujer.

 

Ante la cercanía del 25 N, Día Internacional contra la Violencia de Género, se organizó desde el Museo la Primera Jornada sobre Igualdad de Género “El motor está en ti”. El título en sí ya era un llamamiento a actuar por cada uno y cada una desde nuestro interior, como artífices de un cambio necesario.

El objetivo de las distintas actividades programadas para ese día no era otro que poner en valor, desde lo constructivo, el papel de la mujer en la sociedad actual y romper con las ideas preconcebidas históricamente sobre mujeres y hombres. Para ello, y a través de  ponencias, se mostraron diferentes formas de ser mujer, todas igual de válidas y todas desde el uso de la libre elección de sus protagonistas.

El acto central lo protagonizó la celebración de una mesa redonda a la que asistieron como público representantes del tejido empresarial malagueño, entre ellos, hombres y mujeres en puestos de responsabilidad que mostraron su rechazo a la discriminación por el hecho de ser mujer y que aún se sigue dando en nuestra sociedad. En una sociedad más equitativa, en la que se valore a la mujer por sus habilidades y talento, en la que se busque atraer el talento femenino, seguramente se darían muchos menos casos de violencia de género. Hombres y mujeres somos diferentes en muchas cosas y en esa diferencia y en esa complementariedad está la grandeza del ser humano.

 

La madrina del acto fue la artista Diana Navarro. Vecina de Huelin, donde se encuentra el Museo Automovilístico y de la Moda, es fuente de inspiración para otras personas que buscan con su trabajo y esfuerzo alcanzar su sueño y destacar.

Se quiso dar a las jornadas un matiz benéfico, y cada persona que asistía pagaba una entrada de 3 euros. Cantidad destinada íntegramente a la ONGD InteRed, que trabaja por el derecho de la educación transformadora de calidad e inclusiva en población infantil, juvenil y adulta. Una Red de Intercambio y Solidaridad entre grupos sociales, pueblos y culturas. En concreto, los fondos iban destinados a un proyecto de la ONG, al movimiento Manuela Ramos, fundado en 1978 por un grupo de mujeres que decidió ponerse en marcha desde sus historias, vivencias, luchas y sueños para alcanzar la igualdad de género en Perú.

A las 10 de la mañana comenzaba la ilustradora Rocío Salazar. Presentó su libro; “Mentiras para ser una mujer de verdad“. Mediante sus viñetas y dibujos reivindica el derecho a hacer lo que cada uno quiera con su cuerpo sin tanta imposición social marcada por los cánones de belleza actuales. Tras presentar su libro realizó un mural en directo.

 

A las 12 horas llegó el turno de Estela Guerisoli, Presidenta de Mechones Solidarios. Una entidad destinada a ayudar a que mujeres que pasan por un tratamiento para vencer el cáncer recuperen su autoestima ante el espejo.

Mientras Rocío Salazar había defendido la naturalidad total en la mujer en una sociedad que cada vez da más importancia a lo exterior que a lo interior. Estela disertó sobre la relación entre la imagen personal y la autoestima. Sobre esto explicó que los hombres se interesan actualmente también por su imagen: “ Un hombre que está inseguro de sí mismo, con una autoestima baja, hará todo lo posible porque su pareja tenga una imagen descuidada y una autoestima aún más baja. Un hombre seguro de sí mismo hará lo contrario, potenciará a su pareja”. De esta forma, entre otras, explicó cómo afecta la estética a la desigualdad de género. “Vivimos en la era de la imagen y queramos o no, juzgamos a las personas por su aspecto físico, por cómo van vestidos. La moda nos condiciona. Sentirnos bien por fuera nos hace sentirnos bien por dentro”, aseguró.

Tras ella llegó el momento central de la jornada; la celebración de la mesa redonda “Mujeres, emprendedoras y liderazgo” presidida por Diana Navarro, madrina del acto, moderada por Ana Porras; Directora de Yo Soy Mujer, y la participación de Ana Mata; Vicepresidenta y Diputada de Igualdad e Innovación Social, Ana Cascales; Coach, Macarena Regueira: Presidenta de Amupema y  María José Pérez; representante en Málaga del movimiento internacional Inspiring Girls.

No había ningún hombre en la mesa, pero sí en la sala. Por ello, se les pidió que tras la celebración de la misma, participaran e intervinieran aportando su visión del tema.

 

Patricia Rueda, directora del Museo Automovilístico y de la Moda explicó al numeroso público que la iniciativa de organizar las jornadas partió del dueño del Museo, Joao Magalhaes. Él consiguió ilusionar a un equipo que veía en un principio la organización de este evento como un trabajo extra a su labor habitual en las instalaciones. Una plantilla que supera el 60 por ciento de presencia femenina y cuya dirección lleva una mujer. El proceso de organización sirvió a todo el equipo para darse cuenta de que las condiciones de igualdad que se viven en la plantilla del museo entre mujeres y hombres no es ni mucho menos lo que pasa en la sociedad en general. Rueda agradeció especialmente a Diana Navarro haberse prestado a ser la madrina, y al resto de asistentes y patrocinadores el haber querido involucrarse con  la causa.

Uno de los momentos más emocionantes se vivieron cuando todos los asistentes escucharon la canción de Diana Navarro “Me amo y me acepto completamente” de su álbum Resilencia donde afronta el camino que tienen que recorrer muchas personas para amarse ellas mismas y creerse que pueden. La letra de la canción recoge perfectamente la esencia del objetivo con el que se puso en marcha esta jornada.

La mesa estaba moderada por Ana Porras, directora de YoSoyMujer.es que fue planteando los distintos retos a los que nos enfrentamos las mujeres profesionales hoy en día.

La Vicepresidenta segunda de la Diputación provincial y delegada del área de Igualdad, Ana Mata, participó durante unos minutos en el acto, y explicó que la lucha contra las desigualdades no debería limitarse sólo a unos días al año con la concentración de actos, sino en cada momento de nuestras vidas.

También repasó algunas de las medidas que ha adoptado el ente supramunicipal para impulsar a las mujeres a emprender y a ser económicamente independientes. Una de las claves para acabar con la violencia de género. Una mujer que es capaz de subsistir económicamente por sus propios medios será más libre para tomar decisiones personales. Mata destacó también el respaldo que se está prestando a la mujer rural que a través de cooperativas está encontrado una salida profesional en la que desarrollarse y crecer desde la autorrealización.

El debate en “Mujeres, emprendedoras y liderazgo” se planteó desde la premisa de buscar soluciones y para ello se partió de diferentes problemas a los que nos enfrentamos y cómo terminar con ellos desde la experiencia de cada una de las participantes en las que quedó de manifiesto que es tan fácil como aplicar el sentido común.

 

En resumen, entre algunas de las conclusiones a las que se llegaron están el que Estado debería asumir al 100% el coste de la maternidad en las empresas y así se conseguiría un doble beneficio; el que las pequeñas empresas no vieran un impedimento en contratar a mujeres en edad fértil y el fomento de la maternidad en un sociedad cada vez más envejecida.

Por otro lado, se apuntó a que es necesario que se apueste más por formarse en las habilidades del liderazgo y crear medidas que permitan conciliar al hombre y la mujer. La necesidad de que ellos se sumen y se impliquen en la familia y en la educación de los hijos. Esto último, la educación de los niños y niñas en equidad en las familias y colegios se apuntó como la clave fundamental para acabar con las desigualdades y la violencia hacia la mujer. Una forma de acabar también con las creencias con las que hemos crecido las mujeres de entre 35 y 55 años, que aunque con muchas más oportunidades que nuestras madres, aún seguimos por esas creencias sobre el papel tradicional de nuestro género frenándonos nosotras mismas en muchas ocasiones en nuestro ascenso profesional.

Hombres y mujeres debemos caminar unidos en este camino en el que las mujeres tenemos que ir abandonado creencias aprehendidas y apostar por elegir libremente más allá de las etiquetas que se nos presuponen por el hecho de ser mujer.

 

En el turno de preguntas intervinieron, entre otros, Pepe Cobos de El Pimpi o Eduardo Martínez de Coca Cola. Cobos apuntó a todos los cambios sociales que se han producido en el último medio siglo y todo lo que hemos conseguido las mujeres aportando a la sociedad.

Tras un descanso en el que se sirvió un cóctel, la jornada continuó con la presentación de Sandra Lara de su exposición fotográfica “Cómo ser Frida Kahlo”. Sandra quiere con sus imágenes transmitir un mensaje de impulso hacia la mujer que no se detiene ante nada, que sea capaz de sentirte libre para hacer cualquier cosa.

Sandra explicó como gracias a este proyecto encuentra un espacio para la creatividad más allá de su profesión. Frida Kahlo, que nació en 1907, es la musa de esta muestra de la que llevó una pequeña representación. Frida es un ejemplo de superación personal tras el accidente de autobús que sufrió. Una niña que creció potenciada por su padre para que rompiese con los límites establecidos en aquella época a las mujeres. Sus limitaciones físicas tras su accidente la llevaron a empezar a pintar y de ahí nace su obra, muy centrada en sus emociones y en lo que siente, muy marcado por lo autobiográfico si bien, hasta los 70, su trabajo estuvo a la sombra del de su marido, Diego Rivera. Sandra Lara fue repasando cada uno de los puntos importantes de la vida de Frida Kahlo y cómo fue avanzando como artista y como mujer encontrando y reivindicando sus propios deseos e identidad.

 

A las 17 horas Raquel Riba, creadora del famoso personaje de comic “Lola Vendetta“, que encarna la crítica social y la invisibilidad de las mujeres, presentó su libro “Lola Vendetta. Más vale Lola que mal acompañada”.

Riba sugirió que por encima de la rabia y la indignación que nos provoca la violencia de género deberíamos pararnos a reflexionar sobre todo lo que conlleva de base. Presentó a su personaje como una excusa para dar forma a sus pensamientos y reflexiones internas.

Raquel Riba repasó su propia vida en la que como todas las mujeres asumió como normales una realidad marcada por la supremacía de lo masculino. El punto de inflexión en su vida llegó durante la celebración de un congreso en el que participó como azafata. A partir de ahí comenzó su trabajo para implicarse activamente en la creación de una sociedad más igualitaria en la que la mujer encuentre en su autoestima y su seguridad un vehículo para empoderarse y mostrar que somos más que un trofeo. Así nace Lola Vendetta. Un personaje libre que transforma esa realidad social y que creció como una forma de desahogo personal que finalmente ha trascendido gracias a las redes sociales. En un principio de forma anónima por miedo a las represalias hasta que una editorial quiso apostar por ella y que el proyecto ganase en visibilidad con un objetivo transformador.

La jornada concluyó con la intervención de Cristina Almeda, coordinadora en Andalucía de la ONGD InteRed que explicó el proyecto que están llevando a cabo con el Movimiento Manuela Ramos que se está desarrollando con mujeres en Perú.

25 años trabajando en el derecho a la educación, que es la que tiene el poder para transformar y cambiar y que contemple a la persona como centro para el cambio y educar en equidad y coeducación.

Vilma Escalante de la Cruz que trabaja directamente y sobre el terreno en el proyecto en Perú compartió con los asistentes cómo se organizan para empezar por algo tan básico como dar a conocer a las mujeres unos derechos que desconocen. Mujeres que son educadas para quedarse en el ámbito doméstico sin darles más opciones en una sociedad profundamente machista. Darle a esas niñas la posibilidad de convertirse en mujeres libres que decidan su destino según su inquietud mostrándoles otras formas de ser mujer dándoles voz.  En  el contacto de la ponencia “Tejiendo vidas libres de Violencia” se mostraron fotografías relacionadas con el proyecto.

 

Se cerraba así una jornada en la que se demostró que existe una necesidad de plantear el fin de la violencia de género desde la base, desde la educación, desde una transformación social impulsada desde distintos ámbitos y desde todos los frentes cuyo motor somos cada una y cada uno de nosotros.

Patricia Rueda agradeció a todos los que la habían apoyado y hecho posible haciendo uso de la responsabilidad social que tienen como parte activa de la sociedad. Agradeció a la ilustradora Andreina Ayala,  la realización del cartel de la jornada además de a Bazar del Cineasta, Coca Cola, Diario Sur, Santander, EMT, PYR Grafis, El Jardín de Málaga, Verdecora o Beauchic. Así mismo, a “Fuertes y Hermosas” que durante toda la jornada estuvo apoyando la iniciativa a través de sus impulsores como Boris Soler. Una actividad que busca ayudar a las víctimas de violencia de género durante todo el año.

La jornada ‘El motor está en ti’ partía de un enfoque constructivo, positivo y ejemplarizante, no desde el victimismo, y así resultó; una puesta en común desde diferentes puntos de vista de las raíces y las soluciones sobre una lacra social que sólo acabará cuando todas y cada una de las personas pongamos de nuestra parte aportando nuestro granito de arena en nuestro campo de acción más cercano provocando una onda expansiva que ayude a transformar toda la sociedad.

 

Miriam Urbano de WomanTech y Ana Porras de Yo Soy Mujer

Pepe Cobos ( El Pimpi), Diana Navarro, Patricia Rueda y Eduardo Martínez (Coca Cola)

Enrique González (Verdecora), Diana Navarro y Samuel Perea (Cocineros por la Paz)

Acceso a la galería App->

Redacción: Ana Porras  Fotografía: Lorenzo Carnero y Comunicación Museo 

Aún no hay ningún comentario

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.