María Teresa Campos y Dani Rovira profetas en Málaga

María Teresa Campos y Dani Rovira tienen en común que son mediáticos, que se hacen grandes ante una cámara de televisión, pero además que son malagueños y hacen gala de serlo allá donde van. Pertenecen a generaciones distintas pero a ninguno de los dos nadie les ha regalado nada. También tienen en común que tuvieron que salir de su tierra para alcanzar el éxito en mayúsculas, pero que buscan la menor ocasión para volver, y que los dos, y ahora más que nunca, son profetas en su tierra. La Diputación Provincial les ha otorgado el título de Hija Adoptiva y de Hijo Predilecto de la Provincia de Málaga.

El Presidente de la Diputación, Elías Bendodo, ha explicado que la única diferencia entre los reconocimientos otorgados los ha marcado la normativa existente al respecto, ya que María Teresa Campos, aunque naciese en Tetuán no es adoptiva, es malagueña como la primera: “Los de Málaga somos como los de Bilbao, que nacemos donde queremos”, ha bromeado Bendodo. De los dos ha resaltado que son grandes embajadores de una provincia que cada día avanza un poco más y que está viviendo un momento de esplendor.

 

De María Teresa Campos ha alabado no sólo que ha sido un referente en los medios de comunicación sino que además ha demostrado en múltiples ocasiones su compromiso con la Igualdad. Ha recordado que la periodista condujo uno de los primeros programas sobre feminismo, igualdad y derechos de la mujer en España.

Sobre Dani Rovira, además de elogiar su carrera como actor, ha resaltado que es una persona tremendamente solidaria y comprometida con los más desfavorecidos de la ciudad. Ha recordado que pertenece a ese grupo de cómicos malagueños que han triunfado a nivel nacional, y ha nombrado a Chiquito de la Calzada, que se encontraba en primera fila presenciando el acto y que el año pasado fue reconocido con el mismo título. “En política hacen falta más sonrisas y menos broncas”, ha dicho Bendodo recordando también la importancia que incluso para la salud tiene la sonrisa. El presidente de la Diputación ha concluido su intervención con una broma dirigida al actor: “Tendremos que perdonarle que en el papel que lo lanzó a la fama hacía de sevillano”. Lo que ha provocado las risas del público.

El homenaje se ha celebrado en el Auditorio Edgar Neville y ha tenido como presentador a Adolfo Arjona que ha actuado de maestro de ceremonias en un  acto que ha estado cargado de emotividad.

 

La primera en recibir la insignia y un pergamino que la reconoce como Hija Adoptiva de la Provincia de Málaga ha sido María Teresa Campos. A través de un vídeo cargado de imágenes y recuerdos se han repasado sus 55 años de profesión desde que siendo una niña comenzase en Radio Juventud. En ese tiempo no sólo el público ha respaldado su trabajo siguiendo y aplaudiendo cada uno de sus programas, si no que además ha recibido multitud de premios de la profesión y de las instituciones como la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, o la Medalla de Oro de Andalucía.

La persona encargada de hacer una reseña sobre ella ha sido el que fuese su compañero en sus comienzos ante un micrófono, el periodista Diego Gómez.

Gómez ha recordado aquellos años que compartieron como dos jóvenes locutores llenos de ganas e ilusión presentando programas de radio, pero también galas y cualquier acto para el que los llamasen. Ha compartido con el auditorio la anécdota que vivieron de manera reiterada al pensarse la gente que estaban casados por la buena relación que tenían trabajando. La buena sintonía entre ellos, aunque “la Campos” se fuese a Madrid, la han seguido manteniendo con el paso de los años.

Tras la entrega por parte de Elías Bendodo del título le ha llegado el turno de palabra a María Teresa Campos. Visiblemente emocionada ha recordado como además de rosas, en su carrera también ha habido espinas y momentos de dificultad, al igual que en su vida.

 

María Teresa Campos ha agradecido a todas las personas que han contribuido dándole una oportunidad y que le han permitido tener una trayectoria profesional tan exitosa. Entre ellos a Diego Gómez y a Jesús Hermida, que cumplidos ya los 40 años le dio la oportunidad de dar el salto a la televisión. Ha nombrado como parte fundamental de su vida a sus hijas y su pareja, Bigote Arrocet, y ha dedicado unas palabras especiales al marido de su hermana, fallecida recientemente y a la que ha dedicado el reconocimiento. Exceptuando su hija Carmen, que no ha podido asistir, ha estado respaldada por los suyos.

Por parte de Dani Rovira ha intervenido su amigo y escritor Luís Alegre. De él ha destacado su personalidad, su entrega generosa y desinteresada a los demás: “Me encanta su bondad, y la bondad me parece la versión más extraordinaria de la inteligencia”. Alegre ha puesto de manifiesto la forma en la que Rovira ha sabido gestionar el éxito sin separar los pies del suelo. Ha recordado la importante labor que junto a Clara Lagos está realizando con la Fundación Ocho Tumbado, a través de la cual cada año celebran galas en las que se recaudan fondos para 10 entidades benéficas de Málaga.

Rovira, que comenzó Ciencias del Deporte en la Universidad de Granada, lo dejó tras descubrir que su verdadera vocación era la de ser cómico. Una carrera que empezó en las teterías de la ciudad de la Alhambra y que poco a poco lo fue apartando de la universidad y acercándolo a los escenarios y a la televisión. Hasta que “Ocho apellidos vascos” lo catapultó a la fama y le valió ser el mejor actor revelación del año 2015.

Por su parte, Dani Rovira ha comenzado expresando su respeto y admiración por María Teresa Campos, y se ha mostrado agradecido por el reconocimiento a la Diputación de Málaga por el que pasa a formar parte de la lista de Hijos Predilectos de la Provincia junto a grandes personalidades de diferentes ámbitos.

Por otra parte, ha recordado a los diferentes pueblos de Málaga que en sus comienzos lo contrataron cuando no era famoso y ha agradecido a sus padres su apoyo y el haberle inculcado los valores que le han hecho ser como es: “Se lo agradezco también a mis hermanos. Yo creo que si yo soy Hijo Predilecto de Málaga, ellos son Hermanos predilectos”. Su discurso ha estado marcado por tintes de humor, pero sobre todo por mucha emotividad y humildad. Especialmente, cuando ha recordado a todas esas personas que trabajan de manera anónima en las asociaciones de Málaga para mejorar la vida de los más desfavorecidos.

Para su pareja, Clara Lagos, ha tenido también un reconocimiento especial y ha asegurado que su vida es mucho mejor con ella al lado. Pero el auditorio ha roto en aplausos cuando Rovira ha recordado a un malagueño que nos dio una lección a todos: “Pablo Ráez es el Hijo Predilecto del mundo”. 

 

El acto ha concluido con la tradicional foto de familia en el escenario, una imagen que ha estado acompañada por unas malagueñas interpretadas por un quinteto de metales de la Orquesta Sinfónica Provincial de Málaga.

 

Imágenes del acto

Acceso a la galería App->

Redacción: Ana Porras  Fotografía: Lorenzo Carnero

 

Aún no hay ningún comentario

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.