¿Eres Knowmad? Entrevistamos a Raquel Roca

Todo en el mundo empresarial se ha vuelto cambiante, volátil, incierto y ambiguo. Lo que se ha dado en llamar “mundo VUCA” (en inglés Volatility, Uncertainty, Complexity, Ambiguity)

La velocidad a la que recibimos la información, el volumen de la misma y las nuevas tecnologías hacen que sea necesaria una evolución continúa en las estrategias empresariales y los profesionales. Hay que adaptarse continuamente a lo que requiere un mercado que cada vez nos exige más flexibilidad. Quien no se adapte quedará en poco tiempo anulado del mercado laboral. La competencia es cada vez mayor, igual que cada vez es mayor la dificultad para fidelizar a un cliente que busca la excelencia.

La crisis nos ha demostrado a todos que ya no hay trabajos para toda la vida, que no nos podemos dormir en los laureles. Hoy estamos en una empresa, pero mañana podemos estar en otra o querremos acceder a otra.

Nacen nuevas formas de pensar, nuevas formas de ser profesional, nuevas formas de actuar. En este contexto nace el movimiento Knowmad.

 

raquel18e copia

 

Raquel Roca (http://www.raquelroca.com) es una de sus máximas exponentes y defensoras de la necesidad urgente de un cambio de mentalidad. En su libro “KNOWMADS: El trabajador del futuro”  (LID Editorial) nos da las claves sobre un término que va más allá de un mero concepto y que se convierte en una filosofía de vida.

 

image

Raquel, ¿por qué seguimos con la necesidad de etiquetar todo? ¿Knowmads es una etiqueta más?

Yo defiendo la necesidad de etiquetar, como una fórmula humana y sensata que nos facilita el orden y el entendimiento. Además, como explico en el libro, vivimos en la era de los tags, de las listas y de los hashtags. Todo se ordena, data y clasifica más que nunca, ¡porque tenemos más acceso y cantidad de información que nunca!. Pese a que nuestra individualidad se rebela ante las generalizaciones, lo cual es sano, por otro lado es inherente al ser humano la necesidad de clasificar las cosas para poder manejarse en el lenguaje, en los escritos, en las conversaciones.

Lo hacemos para entendernos. El concepto knowmad etiqueta, aunque quizá sea mejor decir que engloba, o recoge, a un tipo determinado de profesional, que es el profesional que mejor encaja en este mundo líquido y tecnológico.

 

Hablas del trabajador del futuro, pero el futuro ya ha llegado. Quien empiece mañana a aplicar esta filosofía, ¿habrá llegado tarde?

Se habla efectivamente de futuro del trabajo, o future of work, porque así se ha acuñado para entendernos (#fow en Twitter), pero hace ya tiempo que es presente. Y diría… que hemos llegado tarde ¡todos! Pero al mismo tiempo, cuanto antes adquiramos las competencias propias del trabajador del s.XXI, mejor. Si damos el primer paso después vendrá el segundo. Si no hacemos nada, o nos escondemos ante el cambio, entonces sí corremos el riesgo de ser los outsiders del sistema laboral.

 

shutterstock_363301124

 

Realmente los empleados y empresas más pequeñas en la mayoría de las ocasiones ven este tipo de actitudes como algo a lo que ellos no tienen acceso. No tienen en cuenta que en un mundo globalizado y en el que cada vez se difuminan más las fronteras, internet y los nuevos canales de distribución les permiten ampliar su campo empresarial. ¿Crees que las que no se pongan las pilas están condenadas a extinguirse?

Absolutamente. Las grandes compañías lo saben. Y empiezan a ponerse las pilas para hacer esa transición con ayuda, buscando consultores apropiados para ello o actualizando sus departamentos de Dirección y RRHH. Como bien dices las pequeñas (no hablo de startups po pymes de reciente creación, que ya nacen con esta nueva filosofía de trabajo) son más vulnerables, pues viven aún en el desconocimiento, y en el pensamiento de corto plazo, muchas veces de supervivencia. En ese estado, es más complicado prestar atención a las necesidades de cambio. Las cifras hablan de que 4 de cada 10 empresas españolas desaparecerán en los próximos 5 años por no haberse digitalizado y modernizado.

“Las cifras hablan de que 4 de cada 10 empresas españolas desaparecerán en los próximos 5 años por no haberse digitalizado y modernizado.”

 

Frente a los que ven la competencia como una amenaza los Knowmads apuestan por relaciones colaborativas, compartir el conocimiento, sumar y la creación de sinergias. ¿Queda mucho por evangelizar en este sentido?

Creo que cada vez somos más sociables; las crisis también ayudan en este sentido, y aquí hemos sufrido mucho con esto. La economía colaborativa, ayudarse unos a otros, crecer con el conocimiento compartido… En realidad, ¡es la propia esencia del ser humano! Es lo que nos da sentido. Solo que se nos había olvidado y habíamos priorizado el yo frente al nosotros. Ahora, también con la ayuda de las RRSS, estamos viviendo el renacer de lo “co”. Y eso nos hace mejores personas. Es la esencia del knowmad.

 

shutterstock_398714977

 

Muchas de las empresas actuales se están enfrentando o se enfrentarán en breve a que el talento viene en otro envoltorio. Los nuevos profesionales tienen otras necesidades, otra actitud y otras muchas aptitudes. ¿Corren el riesgo las empresas de cargarse con sus limitaciones ese talento, o ese talento las obligará a transformarse?

Desde luego, y es uno de los grandes detonantes de su necesidad de cambio. Toda empresa para crecer necesita mejorar y ampliarse tecnológicamente hablando, y los nuevos perfiles profesionales no aspiran a ser el director general de la empresa ni a tener un despacho en la última planta. Desea tener calidad de vida, disfrutar del trabajo, tener un entorno creativo (porque de eso también va a depender la innovación), libertad y autogestión… O la empresa pivota hacia la flexibilidad y se actualiza, o no atraerá nuevas mentes.

“Toda empresa para crecer necesita mejorar y ampliarse tecnológicamente hablando.”

Los nuevos tiempos traen consigo la necesidad de crear nuestra propia imagen de marca. En cierto modo esta va más allá de nuestra imagen profesional. Todos estamos cada vez más expuestos en las redes y así debe ser si queremos llegar a nuestros clientes potenciales. Evidentemente para los freelances es más fácil marcar su propia estrategia pero, ¿crees que las pymes permitirán a sus empleados que brillen con luz propia?

Si te da miedo que tus empleados tengan buenas marcas personales digitales, es porque temes que se te vayan, y si temes que se te vayan es porque algo no estás haciendo bien. La compañía inteligente, la del s.XXI, alienta a sus empleados a que sean digitales!  Y a que construyan sus marcas, porque a través de ellas podrán llegar a más gente. Los trabajadores de una empresa pueden ser los mejores o peores embajadores de una marca. Hagamos las cosas bien como empresas, que nuestra gente se sienta bien, feliz, realizada, enganchada, y estaremos deseando que hablen de la compañía (y sus productos o servicios) a los cuatro vientos con sus perfiles digitales.

“Los trabajadores de una empresa pueden ser los mejores o peores embajadores de una marca.”

Mientras unos hablan de especialización otros hablan de saber de todo. ¿Cuál es la clave?

Las dos. ¡Qué difícil! Tenemos que tener curiosidad por todo, aprender constantemente de todo lo que podamos (trabajamos en ecosistemas) pero a la vez especializarnos.

 ¿Crees que en la actualidad la formación reglada tiene una cuenta pendiente? ¿Estamos educando a profesionales en concordancia con el mundo en el que vivimos?

Yo creo que tanto la formación reglada como la invisible son hermanas, y a ambas las necesitamos. Eso sí, la educación debe actualizarse y ser acorde a los tiempos que vivimos.

shutterstock_244844182La formación on line está permitiendo a muchas mujeres acceder a un conocimiento al que antes le suponía un mayor esfuerzo llegar, ya que además del trabajo y los hijos tenía que asistir de manera presencial. ¿Crees que esta nueva forma de pensar y de actuar en los negocios nos va a abrir también nuevas puertas a las mujeres?

Sin duda. Cuanto mejor conciliemos, mejor nos irá a todos como sociedad y país. Y además, necesitamos más niños, porque demográficamente vamos a tener muchos problemas en los próximos años. Deberíamos hacer todo cuanto esté en nuestra mano para flexibilizar los entornos de trabajo.

“Cuanto mejor conciliemos, mejor nos irá a todos como sociedad y país.”

 

Además de leerse tus libros “KNOWMADS: El trabajador del futuro”y “Y este crack, ¿te suena?, quien quiera sumarse a esta forma de trabajar, de desarrollarse, ¿por dónde debería empezar?

Gracias. Será un honor que me leáis. Pues a través de blogs de marca personal, del libro Knowmad Society de John Moravec, viendo las actividades y acciones como las que lleva a cabo The Knowmads Hub (www.tkm.com)…

 

 El futuro fue ayer. ¿A qué estás esperando?

 

Raquel Roca

Periodista

Twitter      Google+      Blog

1 comentario
  1. Creo que voy por buen camino respecto a ser knowmad. Siempre me ha parecido que compartir conocimientos e información con otras personas resulta una cuestión vital y es claramente nutritivo para todos. El universo es generoso, tiende a devolverte con creces aquello que das.
    Un artículo,sin duda, muy interesante.

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.