Junio, novias y flores

Es tiempo de novias, tiempo de flores, junio es uno de los meses favoritos para contraer matrimonio. Es un día especial para la pareja, pero también para todos los que les quieren y les acompañarán en ese momento y en el camino que emprenden juntos o que ya han emprendido. Las bodas se han convertido por encima de un formalismo social o religioso en una celebración del amor. Y las flores, la decoración floral, se ha convertido en algo clave a tener en cuenta en una boda. Virginia Gónzalez lo sabe. Desde pequeña ha seguido de cerca el trabajo de su madre en su floristería de Ronda. Ahora todo ha cambiado, las flores se han convertido en protagonistas tanto durante la ceremonia como en la celebración. Ya no son un complemento, son una herramienta clave para crear una atmósfera, un ambiente, para dotar de personalidad un evento y despertar emociones en los asistentes. 

Virginia Florista cuenta con un punto de venta en el Centro Comercial La Cañada pero su cuartel general, donde se gestan las grandes creaciones para eventos, está en el Polígono de La Campana. Allí nos reunimos con ella.

Estas fechas previas al verano son de un ritmo incesante. Bodas y grandes eventos son inseparables de una cuidada decoración floral. 

 

Virginia, ¿marca la época del año y las flores de temporada la decoración floral de una boda?

Ya no tanto. Antes te tenías que conformar con las flores de temporada para hacer los arreglos florales, ahora traemos de otros países flores maravillosas y especies que aquí no eran comunes. 

Las redes sociales, Instagram o Pinterest han contribuido a que las novias quieran unas flores concretas para su día especial, ya sea para la decoración del espacio, la ceremonia o para el ramo. Lo que deben tener en cuenta, que muchas veces se les olvida, que si son flores que hay que traer de fuera el presupuesto debe ser mayor. 

Quieren algo cómo muy espectacular, pero luego a la hora de la verdad, cuesta mucho que entiendan el precio de lo que están pidiendo. Las redes sociales están jugando a nuestro favor pero también a nuestra contra en ese sentido. Hay novias que te vienen con la foto de un centro o un ramo que han visto en Pinterest y las fotos tienen tantos filtros que las flores reales de la foto no tienen nada que ver con la imagen tras tratarla. Usamos flores naturales, y tienen el color que tienen. La hortensia por ejemplo hay veces que viene en un rosa bebé y otro día en un rosa chicle, y eso es muy difícil de controlar.

 

¿Hay tendencias en la decoración floral de las bodas?

En esta zona tenemos novias de muchas nacionalidades diferentes, cada una quiere cosas distintas, pero creo que en general estamos en una época muy natural, en la que la gente quiere cada vez plantas más salvajes, muchas hojas, muchos jarrones con diferentes tipo de verde, mucha parte informal que da aspecto de que has ido recogiendo las plantas por un jardín. Pero frente a eso también hay una tendencia más barroca. Quieren una boda espectacular con flores, que encima le cuelguen brillantes, que haya mucha combinación con velas… Ahora mismo se dan y conviven los dos extremos. 

Las velas y los candelabros también son muy protagonistas en las bodas actuales. Aportan mucha calidez.

Fotos Amanda Watt para Sí!Quiero by Sira Antequera

 

 

Supongo que hay flores que están más de moda que otras…

Las peonias pueden ser esa flor estrella. Pero es de las pocas que está sujeta aún a la temporalidad. Solemos tener desde abril hasta finales de junio. En otras fechas te las puedes traer de Holanda pero son mucho más caras. Pero en estos meses se convierten en la estrella, además hay mucha variedad y quedan preciosas. 

Eso es bonito, que las flores marquen también si es una boda en junio o una boda en diciembre. 

¿Qué marca la decoración floral de una boda además del presupuesto y la temporalidad de las flores?

El espacio, el estilo de los novios, que coordine con el mobiliario y el menaje… Hoy en día cuenta todo, igual que cuenta todo en la boda. Es tan importante que la comida esté rica como que las mesas y las sillas sean bonitas, la vajilla, la disposición de las mesas, la iluminación o la decoración floral. Las bodas se han convertido en un todo en el que la suma de las partes es súper importante.

Centro floral diseñado y elaborado por Virginia Florista para una mesa imperial de Cenas con Chispitas

 

Y los novios, por supuesto…

Por supuesto, los novios quieren que su boda sea un reflejo de ellos. Para eso es más fácil y hay más posibilidades de acierto cuando vienen al taller con una wedding planner. Ellas le facilitan mucho la organización y ayudan a que todo esté en armonía. Suelen guiarles muy bien. Las wedding conocen las plantas, su significado, cómo se pueden combinar, qué transmiten, o cómo componer los centros según el lugar donde van a ponerse.

No es lo mismo decorar una mesa cuadrada que una redonda o una imperial. Al igual que decorar el espacio de la ceremonia, depende mucho del resto de elementos. 


¿Tu cliente mayoritario llega a través de las wedding?

El 99%. Los novios que quieren un día perfecto, con el ritmo que llevamos todos ahora mismo, suelen confiar en ellas y son ellas las que conocen mi trabajo y las que confían en mí. También lo prefiero, porque son profesionales. Son ellas normalmente las que diseñan, las que conocen todos los elementos que van a formar parte de la boda y yo ejecuto. Saben que algo puede quedar muy bonito en Instagram pero que para esa boda no va a funcionar. Cuando son buenas profesionales saben sacar el mejor partido a mi trabajo. 

 

Hay algo que no debemos olvidar ese día, y es el ramo de la novia…

Si en la decoración floral de los espacios intervienen muchos factores en el ramo de la novia también. Depende del vestido, del peinado, del maquillaje, depende del carácter de la novia…

Es verdad que hoy en día mucha gente quiere el típico ramo muy salvaje, muchas hojas, poco formado, poco redondo, pero ese ramo no funciona con todos los vestidos. Un escote puede determinar por ejemplo la caída del ramo. Debe aportar armonía al conjunto. 

Redacción: Ana Porras    Fotografía: Manuel Martos   

Fotografía centro Cenas con Chispitas: Amanda Watt

Virginia González

Gerente en Virginia Florista   

Facebook     Instagram     Teléfono: 952 89 87 22

Audio transcripto por Atexto

Aún no hay ningún comentario

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.