Joyas para siempre, tendencias de ahora

Las tendencias, las modas no son más que un reflejo de los cambios que se van produciendo en la sociedad. Si durante siglos apenas experimentaban cambios, desde el siglo pasado todo se mueve a un ritmo mucho más rápido. La joyería no se ha quedado al margen de las nuevas tendencias, ni de la nueva imagen del lujo, alejada del barroquismo o lo ostentoso. Joyas más ligeras, con un toque más sutil y que al lucirlas acompañan a la mujer de una manera más armónica, sin restarle protagonismo. 

En esa línea encontramos la nueva colección de Joyería Marcos. Aunque la joyería de calle Larios, siempre ha destacado por su relojería, las joyas para la mujer es su otra especialidad. 

 

Lejos del viejo ritualismo, la vida activa de las mujeres en el ámbito laboral y social requiere también de nuevos diseños de joyas que sirvan para llevar desde por la mañana hasta que concluya el día en un cóctel o un evento. Pero que a su vez sean igualmente válidas para una fiesta, boda o gran acontecimiento. 

Joyería Marcos ha apostado por una línea de joyas que no pasa de moda y que sirve tanto para que la use la madre o la hija. A diferencia de la bisutería, las joyas siempre perduran y son una inversión con un retorno asegurado. 

Lo que no cambia en las piezas es la calidad de los materiales empleados; piedras preciosas como la esmeralda, el rubí y el zafiro, o el aguamarina, que siempre favorece. La brillantería tampoco pasa de moda, ni por supuesto, el oro. El oro rosa está de máxima actualidad. 

Y aunque parece que las más jóvenes huyen de la joyería, Esther Ruíz, nos saca de nuestro error: “A las chicas jóvenes les siguen encantando los anillos y los colgantes, buscan cosas que no sean joyas muy grandes ni llamativas. Para ellas el oro rosa es perfecto”. 

La mujer de mediana edad sigue también esta tendencia, Esther nos cuenta que al igual que cambian nuestros gustos y nuestra forma de vida, los años también nos enseñan a valorar las joyas: “En la década entre los 40 y los 50, a lo mejor mujeres que nunca las habían valorado empiezan a hacerlo. Transforman en el taller joyas heredadas de madres y abuelas y las adaptan a diseños más actuales. Pero además no esperan a que nadie les compre una joya, se las compran ellas”. 

 

Otra de las tendencias que ha llegado a la mujer es el de la relojería: “Cuando nace un bebé antes el padre le regalaba a la mujer un anillo, una pulsera o un colgante, ahora cada vez optan más por la relojería femenina. A nosotras también nos gusta tener un buen reloj. Están haciendo unos diseños preciosos y muy versátiles”, nos explica Esther. 

Esther nos cuenta mientras nos muestra algunas de joyas de esta colección, que estas piezas de joyería, al ser más ligera y llevar menos material que las de antaño, también tienen unos precios más asequibles. Y aún así, siguen siendo un elemento de valor que puede pasar de generación en generación en la familia. 

Redacción: Ana Porras Fotografía: Manuel Martos

Reportaje realizado en Joyería Marcos

1 comentario
  1. Que bonita selección de joyas. Es cierto que las joyas de calidad realizadas con materiales nobles como el oro, diamantes u otras piedras preciosas son piezas que perduran por siempre. Tampoco es del todo cierto que no pasen de moda, pues como decís, los estilos van cambiando y ahora, en general, se llevan joyas menos ostentosas, aunque el estilo vintage está muy de moda. Pero si que es verdad que las joyas tienen una larga vida. Por eso, al adquirir un compromiso como la promesa de matrimonio, se regala un anillo con diamantes como símbolo de esa eternidad y fortaleza de la pareja y el amor que les une. Un saludo!

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.