Irene Marín Jiménez presenta ‘Cuando el sol besaba el mar’

Nacida en Marbella y profesora de Primaria desde hace más de 15 años. Pero además se estrena como escritora. Irene Marín Jiménez  ha publicado recientemente la novela ‘Cuando el sol besaba el mar’, una obra llena de suspense con la que se ha propuesto desvelarnos la faceta histórica menos conocida de la Costa del Sol. “Una zona que tiene mucha historia tras su frívola apariencia, una zona que es bella y magnética en sí misma y que nadie parece conocer el porqué”, afirma la escritora. Durante más de cinco años ha estado documentándose para que disfrutemos de esta apasionante historia llena de curiosidades.

Tu inquietud didáctica te ha llevado a escribir este libro con un título muy sugerente, ¿cómo surgió la idea?

El título es la esencia del libro, es lo que le da sentido a toda la obra. Es un tributo a la Costa del Sol, es el regalo que tenemos la suerte de recibir casi a diario los que vivimos en esta zona y no encontré mejor forma de describirlo que a través de este título. No quiero desvelar mucho más pues la novela en sí va descubriendo página a página el porqué del título.

 

Con este libro, te propones descubrir esa faceta histórica de Marbella y la Costa del Sol más desconocida…

Así es, a través de una historia de ficción en la que se entremezclan secretos, intrigas, pasión, peligro… he querido realzar el valor histórico que tiene la zona. A penas conocemos nuestros orígenes, no conocemos la riqueza cultural e histórica de la zona. Relacionamos Marbella y la Costa del Sol como zona de turismo de sol y playa y poco más y hay más, mucho más. El proceso de documentación de la obra me ha resultado apasionante y me encantaría que todos conocieran esa Marbella y esa Costa del Sol ancestral que ha ido dejando pequeñas huellas de civilizaciones pasadas que se vislumbran en cada esquina  y que no reparamos en ello.

Escribir este libro te ha llevado cinco años, ¿cómo ha sido ese proceso de documentación? ¿Te has encontrado con algún capítulo histórico especialmente curioso?

El proceso de documentación ha sido arduo pero a la vez gratificante. Muchísimas horas leyendo y documentandome. He tenido en mis manos documentos fascinantes y he podido descubrir personajes que verdaderamente me han dejado impresionadas. Aunque tenía un esquema a seguir, el proceso de documentación me ha llevado a incorporar personajes descubiertos por casualidad que no estaban contemplados en la obra inicialmente.

El personaje que me ha dejado una gran huella ha sido el descubrimiento de la vida y obra del séptimo sultán nazarí del Reino de Granada, Yusuf I. Leer su legado y, sobretodo, descubrir todo lo que aportó al Reino de Granada y la Costa del Sol y la inteligencia con la que gobernó y el valor que le dio a la proliferación de la cultura me ha hecho cambiar el punto de vista que tenía de la Reconquista y el Reino de Granada. No descarto escribir una novela sobre este sultán que es realmente digno de sacar a la luz.

 

¿Cómo es Diego, el protagonista de ‘Cuando el sol besaba el mar’?

Diego Lasso es un joven tímido e inteligente.  Un joven que la muerte de su padre, cuando él tenía 14 años, le hizo madurar de repente. Tuvo que ocupar el puesto de su progenitor y su adolescencia no fue nada fácil, pero supo llenar ese vacío centrándose en  los estudios de Arqueología, acabando con un expediente brillante. Ama profundamente a su familia y es honesto y obstinado. Lleva una vida sencilla y tiene gran capacidad de adaptación. Es una persona que le gusta la tranquilidad y la soledad no le incomoda. En esta aventura en la que se embarca se redescubre y saca a la luz su capacidad de líder innato que él desconocía por completo.

La historia está triangulada entre Cartago, Granada y Málaga. ¿Qué tienen en común estas ciudades dentro de la novela?

La historia comienza con el descubrimiento de un cajita de marfil fenicia que pertenece a Dido, la Reina de Cartago, en el Patio de los Leones de la Alhambra. A raíz de ahí, una nota encontrada en su vivienda, le advierte que debe huir de Granada que está en peligro y que el cofre es la clave para descubrir el mayor tesoro jamás hallado por la humanidad. Solo puedo adelantar que Cartago, actual Túnez, Málaga y Granada fueron territorio visitados por los fenicios.

¿Nos puedes desvelar algo de ese secreto oculto con el que la Costa del Sol consigue enamorar a todo el que la visita?

Solo os podré desvelar que cuando acabéis de leer el libro, querréis recorrer los mismos pasos que Diego e ir a esos lugares por donde él pasó. Todo está muy documentado y quizás lo contado sea cierto, pero cada uno debe descubrirlo por su cuenta. No digo más.

Acompañan a la novela, las ilustraciones del arquitecto malagueño Antonio Sánchez sobre los restos arqueológicos nombrados. Háblanos de ello.

Con Antonio tengo una amistad muy buena desde hace muchos años. Él es jiennense aunque lleva muchos años afincado en Málaga. Es una persona muy crítica y excesivamente perfeccionista y cuando le conté la idea que tenía de escribir la novela fue una de las personas que más  me animó a que escribiera. Eso me sorprendió enormemente y me puse a ello. Él es arquitecto y sabía de su calidad como dibujante. Publica cómics en varias revistas especializadas en España y ha publicado ilustraciones en editoriales en USA. Captó de inmediato el tipo de ilustraciones que necesitaba, no tuve que darle ninguna indicación. Solo le enseñé varias fotos de los lugares que quería que dibujara y el resultado fue extraordinario. Unas ilustraciones a plumilla tipo urban sketch que encajaban a la perfección con la esencia del libro.

 

Además, introduces cada una de las ocho partes del libro con un poema.

Me encanta la poesía. Quizás me sienta más cómoda en ese terreno y quería darle mi propia identidad a la novela comenzando cada capítulo de forma diferente a lo convencional. La idea de escribir un poema que resumiera cada parte me pareció una forma bonita de hacerlo y así lo hice.

Como profesora de Primaria y vecina de Marbella, ¿crees que la ciudad sigue enamorando actualmente al visitante?

Creo que Marbella tiene ese encanto personal que la hace brillar con luz propia. Tiene los ingredientes necesarios para ser un destino deseado por todos: sol, belleza paisajística, tranquilidad y diversidad pero también tiene mucha historia y esa faceta deberíamos explotarla más. Soy una enamorada de mi localidad y sé que no soy objetiva pero si me dieran a elegir una ciudad en todo el mundo para vivir, elegiría Marbella siempre.

Puedes adquirir la novela en tu librería habitual o través de las principales plataformas de venta libros on line.

Redacción: Esther Lara   Fotografía: Javier Nuñez

Irene Marín

Escritora de ‘Cuando el sol besaba el mar’

 

Aún no hay ningún comentario

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.