Éxito del desfile benéfico organizado por La Coracha; ‘Montesco. 30 años de Alta Costura’

El Gran Hotel Miramar se vistió de moda para acoger el desfile en el que Montesco Alta Costura repasó tres décadas: ‘Montesco. 30 años de Alta Costura’. El evento era una iniciativa de La Coracha para recaudar fondos para la Asociación para la promoción de la Investigación Oncológica en Málaga (AIOM).  Y como todo lo que se proponen, esto también lo consiguieron. En tan sólo unas horas se vendieron las 400 entradas que salieron a la venta. Gracias a ello han podido recaudar 8mil euros que próximamente entregarán a los responsables de la entidad benéfica.

La periodista Mari Luz Aguilar ejerció de maestra de ceremonias y explicó a los asistentes las principales líneas de cada una de las colecciones que se pusieron sobre la pasarela. Así comenzó el recorrido por los primeros trabajos de la firma, a finales de la década de los 80, justo después de que Carlos Aguirre (diseñador de Montesco) se alzara con el premio de la pasarela ‘ArtiModa’. El desfile lo abrió Gemma Melé, actual diseñadora de moda y que por aquel entonces era modelo. Ella fue la que lució aquella prenda en el concurso y casi 30 años después volvió a desfilar con ella en una día tan especial.

Carlos Aguirre junto a Mario Camino y el resto del equipo (Antonio Delgado y Consuelo Orduña) han construido una trayectoria basada en el ‘savoir faire’ y la fidelidad a un estilo propio, elegante y atemporal.

 

Montesco ha recuperado de sus armarios diseños que ya son verdaderas joyas de la alta costura. Vestidos y trajes que nos hablan de una época y de cómo era la mujer del momento. Muchas de las modelos que participaron son las mismas que en los 80 y los 90 desfilaron para ellos. Y aunque muchas están ya retiradas de las pasarelas quisieron ser partícipes de una ocasión tan singular.

75 diseños divididos en tres etapas, las correspondientes a las tres décadas que la firma lleva en activo.

En la primera parte encontramos una colección en la que mientras el minimalismo había irrumpido con fuerza en contraposición a lo que habíamos vivido en los 80 con prendas más recargadas, Montesco apostó entonces por una elegancia barroca con diseños que aún hoy podríamos lucir en cualquier gran ocasión. Durante todo el desfile quedó de manifiesto que la alta costura de Montesco va más allá de tiempos y tendencias.

Tejidos lujosos como brocados, damascos, terciopelos con realce o bordados en oro, entre otros, y el gusto por patrones muy elaborados, en los que cobra especial protagonismo el juego de volúmenes. Así  nació Montesco, vistiendo a las mujeres en las grandes fiestas y ocasiones especiales.

 

La segunda parte del desfile se centró en la década de los noventa y principios del 2000. Menos barroca pero manteniendo su esencia los diseños se confeccionan con tejidos más lisos y volúmenes sugeridos. Aparecen entonces sus chaquetas con ese toque Montesco; muy elaboradas y con cortes impecables.

 

En la tercera parte del desfile los asistentes pudieron contemplar diseños emblemáticos de la firma durante los últimos diez años. Trajes más depurados, una apuesta por patrones complejos y modelos que se construyen casi como una obra de ingeniería que se adaptan a la mujer actual y sus necesidades.

 

Para Mario, Carlos, Consuelo y Antonio, fue un momento especialmente emotivo, ya que el salón elegido en el Gran Hotel Miramar acompañaban a la perfección la elegancia sus diseños.

 

Las modelos desfilaron con los peinados de Fali Peluquero y el maquillaje de La Réunion d´ Amies que colaboraron desinteresadamente.

 

Los vestidos de novia quedaban en ese escenarios que parecían diseñados para el salón. Un verdadero espectáculo de la alta costura malagueña.

Al igual que la actuación de la violinista Klara Gomboc, que con su elegancia y su música llenó la sala.

 

Montesco

Montesco junto a Mariola Valladares, directora de Gran hotel Miramar

Los 400 asistentes disfrutaron de lo lindo de una gran fiesta de la moda en la que además del hotel colaboraron con La Coracha como patrocinadores El Pimpi, La Canasta, Málaga Virgen, Copicentro y Cervezas Victoria. Todos ellos se unieron para apoyar la causa y ofrecer un cóctel tras el desfile.

Equipo de los Patrocinadores
Antonio Cárdenas de La Canasta, Pepe Cobos de El Pimpi, Sergio Ragel de Cervezas Victoria

 

Asistentes

Acceso a la galería App->

Redacción: Ana Porras   Fotografía: Lorenzo Carnero   Agradecimiento: Lorena Codes

Aún no hay ningún comentario

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.