El mejor homenaje es VIVIR

Qué paradójica es la vida que hace falta que la muerte nos recuerde que estamos vivos.

Llevamos unas semanas masticando noticias de gente joven que se va. Gente que con su forma de afrontar la enfermedad nos dan una gran lección, una lección de vida. Parece que solo así somos capaces de despertar del letargo, de la dictadura del “ya lo haré”, parece que es lo único que nos incita a actuar.

Se nos ha ido Pablo Ráez, se nos ha ido Bimba Bosé, y Pau Donés a base de canciones nos recuerda que aunque haya recaído aún está aquí, viviendo hasta el final. Que la enfermedad, la visión de que esto puede acabarse, lo ha hecho vivir su etapa más feliz, lo ha hecho ser más consciente, amar más.



Ellos, al igual que otros, otros que miran de cara a la muerte, nos dejan un legado espectacular. Y es que estar vivo no es solo respirar.

“Estar vivo no es solo respirar”

Vive como si fuese el último día de tu vida. Porque puede serlo. Vive disfrutando de cada momento, de cada instante, de cada persona que te acompaña en el camino, disfrutando de cada lugar que contemplan tus ojos, de cada canción que te llega, de cada cosa que tocas, saboreando esas pequeñas cosas que llenan de vida tus días.

Se van y nos recuerdan que no lo dejemos para mañana. Porque puede que mañana no exista. 

Llama a ese amigo con el que discutiste seguramente por una chorrada y empieza de nuevo.

Dile que le quieres a esa persona con la que estás todos los días y a veces no valoras todo lo que hace y lo importante que es para ti.

Dile a tus compañeros de trabajo lo fundamentales que son aunque a veces no estéis en todo de acuerdo.

Saca de tu vida a quien te frena en el avance, a quien te hace daño, a quien te hace sufrir. Dile que se vaya, perdónalo, y perdónate por haberlo mantenido tanto tiempo en tu vida.

Sube la música y baila, baila aunque estés en la cola del supermercado si es lo que te pide el cuerpo.

Levántate del sofá de la multisesión de cine una tarde de domingo y llama a esa persona a la que has dicho tantas veces “tenemos que quedar”. Queda.

Sal a tomar una cerveza y si lo estás pasando bien apaga el móvil, disfruta del momento.

Dile otra vez a tus hijos que los quieres, aunque te llamen pesada.

Implícate con alguna causa solidaria, a lo mejor no puedes ayudarles económicamente, pero sí con tu tiempo, o actuando como puente hasta lo que necesitan para continuar.

Explora nuevos caminos, prueba nuevas aficiones, retoma una vieja amistad, camina, respira, mira el mar, siéntete conectado a la naturaleza al observar una montaña, deja que la lluvia te moje el pelo y da las gracias por el agua. Si lloras, da las gracias, eso significa que sientes.

Si tienes un sueño ve a por él. Conseguirlo sólo depende de que empieces a dar pasos, aunque parezca imposible.

Si el destino te la juega, aprende.

Muchas veces encuentras las fuerzas cuando crees que no hay más.

No dejes que la pereza te robe vivir momentos.

No dejes nada pendiente. A lo mejor no tienes tiempo de despedirte.

Detente en todo lo bueno que tienes y deja de quejarte.



Ama.

Comparte.

Abraza.

Besa.

Agradece.

Agradece.

Agradece.

La vida es un regalo maravilloso.

“A lo mejor no tienes tiempo de despedirte”

Quizás nosotros no salgamos en los periódicos, quizá no abramos ningún informativo. Pero también podemos dejar nuestro legado a los que tenemos cerca, un legado que al escribirlo nos permitirá disfrutar mucho más de la vida.

“Nos han enseñado que VIVIR no es un derecho, es una obligación”

Cuanto más mayor me hago más claro tengo que todos y cada uno de nosotros tenemos una misión. Ellos cumplieron la suya y es que a través de su capacidad para afrontar el sufrimiento, de su mensaje de amor, de superación, nos han tocado el alma, nos han enseñado que VIVIR no es un derecho, es una obligación.

“La muerte no es triste. Lo triste es no saber vivir”, Pablo Ráez

Cada vez que la muerte da la cara me digo: Y tú, ¿para qué estás aquí? Empieza. Mañana puede ser tarde.

Ana Porras Guerrero

Directora en Yo soy Mujer

Twitter      Facebook     Instagram

Aún no hay ningún comentario

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.