Pilates durante el embarazo

El Pilates es una forma de entrenamiento del cuerpo y la mente eficaz y completa. La respiración, el control postural y el trabajo de la zona denominada powerhouse (parte baja de la espalda, glúteos y abdominales) forman parte de sus principios básicos. El programa de entrenamiento en Pilates se diseña principalmente para que nuestro cuerpo aprenda a adoptar una postura correcta con o sin movimiento y se aleje de situaciones lesivas, convirtiéndose por tanto en el compañero perfecto para acompañarte en el embarazo.

shutterstock_307877474Si ya practicas pilates y te acabas de quedar embarazada, puedes seguir realizando tu entrenamiento, aunque siempre bajo autorización médica. Tu instructor/a de pilates debe saber tu estado y también, si tienes alguna afección o sintomatología con el fin de planificar un entrenamiento óptimo. A partir de ese momento, las clases serán más moderadas y controlaremos más las pulsaciones, ya que se manifestarán cambios estructurales y hormonales que deberemos tener en cuenta a la hora de realizar un plan de ejercicio individualizado para ti.

 

shutterstock_242968411

Como sabéis, el cambio estructural en el embarazo es notorio; el centro de gravedad del cuerpo se desplaza hacia delante, por lo que para seguir estando en equilibrio es necesario que la musculatura antagonista haga mayor trabajo -por ejemplo, cuanto mayor sea el volumen del vientre, más trabajo requerirá la musculatura lumbar-. De hecho, la mujer embarazada desarrolla más curvatura lumbar y se estima que un 50 % de las mujeres desarrollan dolor de espalda en el embarazo o en el período postparto (1). Las modificaciones a nivel hormonal también son muy importantes. Por ejemplo, la relaxina relaja los ligamentos del cuerpo, aporta más flexibilidad a las articulaciones de la pelvis, espalda baja y rodillas y eso también influye en la inestabilidad del powerhouse.

En definitiva, los cambios anatómicos y fisiológicos durante el embarazo pueden afectar al sistema músculo-esquelético(2). En este sentido, el pilates es una piedra angular ya que es capaz de promover, mantener o recuperar el bienestar físico y psicológico de las mujeres durante el embarazo y continuar después del mismo.

Fuentes:

1. Vleeming A, Albert HB, Ostgaard HC, Sturesson B, Stuge B. European guidelines for the diagnosis and treatment of pelvic girdle pain. Eur Spine J. 2008 Jun; 17(6):794-819.
2. Artal R., O’Toole M, White S. Guidelines of the American College of Obstetricians and Gynecologists for exercise during pregnancy and postpartum period. Br J Sports Med. 2003: 37(1): 6–12

 

Rosalía Robles

Fisoterapeuta en Urban Health

Twitter      Facebook

1 comentario

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.