Cómo detener las huellas de la edad a los 40

Arruguita por aquí, arruguita por allá… Podía ser la letra de éxito de una canción del verano si le ponemos un poco de ritmo. Pero poca gracia nos iba a hacer la canción a partir de llegar a determinada edad. Nos miramos al espejo y conforme cumplimos años y vemos ante nosotras a una mujer más sabia y con más experiencia, también empiezan a aparecer los signos de envejecimiento.

La huella del paso del tiempo se traduce en flacidez, menos luminosidad de la piel, arrugas más pronunciadas, ya no son líneas de expresión, sino que empiezan a marcarse y dejarse notar. Está claro que hay que aceptarse y disfrutar de las ventajas que tiene cada edad, pero también es cierto que vernos bien por fuera nos ayuda a sentirnos mejor por dentro; ganamos en seguridad.

Ya hubiesen querido las faraonas del antiguo Egipto y sus cortes tener las herramientas y los tratamientos con los que contamos hoy en día para parecer más jóvenes.

 

Cada edad tiene unos tratamientos recomendados y actualmente ya no es necesario pasar por el quirófano para notar los resultados. Vamos a centrarnos en las mujeres que rondan los 40 y los tratamientos que les pueden beneficiar.

Hablamos con la Dra. Helga Rivera, médico estético de HC Marbella que despeja todas nuestras dudas.

¿A partir de qué edad o de qué signos en nuestra piel deberíamos empezar a ser usuarias de tratamientos de medicina estética? 

Dr. Rivera: La Medicina Estética se puede adaptar a cualquier edad. He tenido siempre pacientes muy jóvenes, ya que patologías o alteraciones de la piel como el acné, la dermatitis seborreica, la cuperosis, la rosácea, etc, aparecen a edades tempranas y se pueden tratar para curarlas, o en el caso de los crónicos, acortar los brotes y mantener la piel en estado óptimo.

También sabemos que a edades tempranas en pieles delicadas y/o fotosensibles, las manchas en la piel producidas en su mayor parte por la exposición al sol, se pueden tratar. A esta edad es importante la limpieza de la piel, mantenerla hidratada y protegida, y en alteraciones de la misma como manchas, cuperosis y dermatitis, tenemos un arma poderosa en el láser de fotorejuvenecimiento, la luz pulsada intensa (IPL). Controla, reduce y cura este tipo de afecciones.

 – A partir de los 30 años vamos perdiendo factor natural de hidratación de la piel. Para las personas que quieran cuidar su piel y prevenir la aparición de arrugas y flacidez podemos aplicar Vitaminas para nutrir y peelings químicos suaves que tonifican y acortan las fibras de elastina y colágeno de la dermis. El acido Hialurónico es un potente hidratante, las pieles de naturaleza seca pueden beneficiarse de su aplicación en forma de mesoterapia o pequeñas inyecciones, para tratar pequeñas arrugas, tensar e inducir la regeneración de los tejidos.

– A partir de los 40 años ya tenemos que intentar sujetar las facciones, para evitar que se relajen (flacidez). El acido hialurónico para retensar y regenerar y en un segundo plano mas profundo, si es necesario, reparar volúmenes en zonas grasas, que puede bajar de volumen por el efecto de las dietas de adelgazamiento o por exceso de ejercicio en grandes deportistas o en personas que sudan profusamente con la actividad física. Un apunte importante es que las personas que pierden grasa en las mejillas no se va a reponer por medios naturales, una cara que adelgaza raramente engorda, salvo que se ganen muchos kilos.

 – A partir de los 50 deberíamos tratar el 3.º plano, regenerando los tejidos encima de todas las zonas óseas prominentes, que marcan el sustento del rostro, los pómulos, el ángulo mandibular y el mentón. Por supuesto, también trataremos los 2 planos anteriores, superficial y graso.

¿Siguen siendo el botox y el ácido hialurónico los reyes de los tratamientos a esa edad?

Dra. Rivera: A los 30 años puede que no, pero a los 40 sin dudarlo, son los reyes. En el tercio superior de la cara predominan las arrugas de expresión, que se tratan o previenen con la aplicación de toxina botulínica. En el tercio medio hay que tratar y reponer volúmenes con acido hialurónico, que es un importante beneficio, reabsorvible, que mejora mucho nuestra piel. En el tercio inferior de la cara y ovalo, yo prefiero usar la hidroxiapátita cálcica, porque cada vez busco un aspecto mas natural y este producto no da volumen, se aplica como una malla que retensa y fabrica colágeno, por lo que cada vez que se usa va mejorando la fuerza de nuestra dermis por su riqueza en factores de crecimiento.

 

¿ Con qué frecuencia es necesario ponerse botox?

Dra. Rivera: La toxina botulínica, conocida como bótox, tiene una acción relajante sobre ciertos músculos y jugamos con dejar fuerza en otros para levantar, por ejemplo, las cejas. Su acción máxima es de 180 días, aunque esto no quiere decir que a todos los pacientes les dura el efecto por igual; un porcetaje importante de pacientes tensionan la musculatura de nuevo a los 150-160 días, es decir entre 5 y 6 meses es su máxima duración. Decir que la toxina educa nuestros movimientos musculares, por tanto si la aplicamos de forma repetitiva, cada 5 o 6 meses observamos que nuestros músculos no van a hacer el movimiento tan exagerado, por lo que las arrugas se relajan, se vuelven menos intensas con el tiempo, aunque la aplicación de bótox no sea tan regular.

Hay muchas personas que le han tomado miedo al bótox por quedar inexpresivas, ¿qué tenéis en cuenta a la hora de aplicarlo?

Dra. Rivera: Es mas leyenda que verdad. Se ha dado en asignarle todas las maldades que se han visto a lo largo de los años. A todo se le llama Bótox, aunque se haya aplicado inyecciones de sustancias prohibidas como la silicona u otros infiltrados permanentes, hechos estos que han sido el mayor error en medicina estetica, sustancias a las que me he opuesto y no he utilizado nunca. De todos modos, el bótox puede aplicarse bien o aplicarse mal, la experiencia y conocimientos del profesional médico son muy importantes en esta técnica. Hay que conocer la anatomía muscular, la profundidad de inyección en cada punto, en donde cada músculo tiene su mayor fuerza y no inyectar en zonas cercanas, o en dejar fuerza a otros músculos para que tensen. Todo ello consigue una relajación perfecta aunque no total y por lo tanto un aspecto natural.

¿ Qué mantenimiento deberíamos tener entre una aplicación y otra?

Dra: Rivera: La toxina se absorbe en 5 horas, a partir de ese momento podemos llevar una vida normal, hacer ejercicio, piscina, maquillarse, etc. Antes de 15 días se debe de revisar al paciente para garantizar una perfecta simetría de la frente y ojos. En el tiempo de duración del efecto de la toxina no precisa tratamiento, aunque si mantenemos la piel hidratada podemos ayudar al efecto del bótox.

 

¿Evita la aplicación del bótox y el ácido hialurónico que la arruga se marque más y se rompa la piel?

Dra. Rivera: La toxina Botulinica se prescribe en el tratamiento de arrugas de expresión ya que si no hay frunce muscular no se instaura la arruga. El acido hialurónico cada vez se utiliza mas como el producto preventivo, sobre todo las nuevas formulaciones que consiguen tensar y regenerar la dermis intensamente. Los productos de ácido hialurónico reticulado, que son los que aportan volumen, también han mejorado notablemente en plasticidad y cohesividad, y esto tiene como resultado la integración perfecta en el tejido. Son productos blandos que no se notan al tacto, no producen inflamación o esta es mínima, desde el primer día.

Si en algún momento no podemos seguir con el tratamiento, ¿qué pasa con nuestra piel?

Dra. Rivera: Si tenemos que interrumpir el tratamiento por un tiempo, si ha recibido los beneficios de la hidratación, regeneración y tensión, con una duración prolongada, estos van a desaparecer poco a poco, nunca de repente y tenemos ganados años de retroceso en el envejecimiento de nuestros tejidos.

Dra. Helga Rivera

Doctora en Medicina Estética en HC Marbella 

Twitter      Facebook    YouTube

Aún no hay ningún comentario

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.