Consejos para disfrutar de unas vacaciones de verdad

 

Se acerca el verano y con él los periodos más amplios de vacaciones de la mayoría de los españoles. Soñamos con ese momento de poder desconectar, o no estar tan pendiente de la hora, pero sin embargo, en algunos casos, cuando llega el momento no lo disfrutamos ni descansamos como deberíamos.


 ]


Mientras la estructura social de antaño permitía que las madres junto a los hijos escapasen durante meses a la casa de veraneo en la playa o el pueblo, casi durante todas las vacaciones escolares, esa realidad ha cambiado. Para empezar porque la mujer se ha incorporado al mercado laboral y ya no dispone de tanto tiempo como antes. Por este motivo, y cada vez más, se recomienda dividir lo que antes eran vacaciones estivales en varios periodos a lo largo del año. Estos no deben ser inferiores a cinco días naturales para así prolongar los efectos beneficiosos del descanso saludable, pudiendo dedicarse a compartir actividades de ocio y tiempo libre o a realizar pequeños viajes a lugares cercanos que nos permitan desconectar.

shutterstock_426075877

Esta creciente recomendación de especialistas no es siempre posible, en algunos casos por cuestiones laborales, familiares, económicas o sociales, pero sí al menos debería ser puesta en práctica por la mayoría siempre que se pueda.

Lo que está claro es que somos humanos y todos necesitamos periódicamente descansar para poder mantener una buena salud integral (física, psicológica y social) ya seamos estudiantes, trabajemos fuera de casa o en el ámbito doméstico. Quizás las amas de casa suelen ser las grandes olvidadas cuando hablamos de vacaciones o de descansar.

shutterstock_480149035

Los que desarrollamos una actividad laboral remunerada contamos al menos con un día semanal de descanso. Las personas que realizan la mayor carga de trabajo doméstico también necesitan descansar y despreocuparse de las tareas diarias. Por eso, no está de más aprovechar ese día para comer fuera o escaparse de vez en cuando a un hotel donde la lavadora y la fregona queden alejadas de nuestro alcance.


 ]


Decimos esto, pero quizás deberíamos empezar por hablar de la importancia de la obligación ética del justo reparto compartido de tareas domésticas, y esto incluimos a todos los miembros de la casa, aunque el reparto de tareas sea proporcional a las edades y circunstancias de cada uno de los miembros (menores y mayores) que conviven en el hogar.

shutterstock_504293641

Mini-vacaciones periódicas

Vivir con la expectativa ilusionante de estas minivacaciones periódicas nos ayuda a afrontar con más calma las dificultades y problemas de cada día, produce una mayor satisfacción personal y nos ayuda cada día a trabajar con mejor actitud y más satisfacción.

Por otra parte, cuando se tiene un mes entero vacacional pueden existir problemas de adaptación tanto a las vacaciones largas como a la reincorporación al trabajo con la sintomatología del llamado síndrome post-vacacional que sufren algunas personas.


 ]


Necesidad vital de un descanso saludable

La función principal del descanso es recuperar la energía vital para poder seguir viviendo con plenitud dentro y fuera de la actividad laboral u ocupacional. Por este motivo es necesario tanto bajar el ritmo como disfrutar de manera sana y tranquila con actividades que nos gusten, sin llegar a estresarnos en el tiempo de ocio por un exceso de ocupaciones.

shutterstock_332405447

Saber aprovechar el tiempo libre de manera saludable, además de hacernos disfrutar viviendo otras experiencias diferentes o nuevas, también nos ayuda a valorar de modo más equilibrado nuestro trabajo habitual aportando sentido a nuestra actividad laboral.

Cuando el descanso periódico o estival no es satisfactorio acaba por afectar negativamente a nuestra calidad de vida, a nuestro desempeño personal en cualquier área y finalmente a nuestra salud física, psíquica y social.

shutterstock_330001061


 ]


Actividades vacacionales saludables

Para que las vacaciones sean realmente beneficiosas es necesario vivirlas con actitud relajada y positiva, sin obligaciones auto-impuestas ni tampoco un exceso de actividades por placenteras que puedan parecer.

Sugerencias para disfrutarlas más:

.- Mostrarnos abiertos a conocer y vivir experiencias, lugares y personas nuevas.

.-  Mantener horarios regulares aunque algo más relajados, pero dentro de pautas sanas.

.- Aprovechar el mayor tiempo de convivencia con las personas con las que compartimos las vacaciones para conocernos mejor y desarrollar actividades de manera alegre y distendida. En vacaciones tenemos mucho más tiempo para compartir relajadamente con amistades y familiares, pudiendo así disfrutar momentos irrepetibles de bienestar y cariño. Recuerda apagar de vez en cuando el móvil.

.- Dedicar más tiempo a nuestras aficiones artísticas, culturales o deportivas habituales, probar a descubrirnos y sentirnos vivencialmente de manera diferente en el contexto vacacional.

.- Detenernos a vivir muy plenamente con todos los sentidos en el aquí y ahora de cada momento del día, sin prisas, estemos o no en nuestro lugar habitual de residencia. Si nos quedamos en casa aunque estemos de descanso es aconsejable cambiar de ambiente, o hacer excursiones.

shutterstock_398303077

Regreso a nuestra cotidianidad

Evidentemente tarde o temprano hay que volver a la rutina y la cotidianidad. Una recomendación práctica para la reincorporación satisfactoria a nuestro entorno y ocupaciones cotidianas es que al menos dejemos un día entre las vacaciones y la vuelta al trabajo para estar en casa. De esta forma podremos adaptarnos de modo suave e ir ajustando nuestros horarios, comidas, actividades y descanso nocturno a los hábitos que tenemos en nuestro día a día.

Si seguimos estas sencillas propuestas durante nuestro tiempo libre y vacaciones, además de las descritas para el regreso, podremos sentir que verdaderamente hemos descansado y recargado energías para vivir cada día con ilusión al menos hasta nuestras próximas “minivacaciones”.       

Fernando Gálligo Estévez

Psicólogo, sexólogo y escritor

Facebook  E-Mail

Aún no hay ningún comentario

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.