La boda de la princesa Marie-Gabrielle de Nassau y Antonius Willms en Marbella

 

Era la boda más esperada desde hace meses. La princesa Marie-Gabrielle de Nassau, sobrina del gran duque Enrique de Luxemburgo, eligió Marbella para su boda religiosa con Antonius Willms.

 

La pareja ya contrajo matrimonio civilmente en Luxemburgo en el mes de mayo en la más estricta intimidad familiar. En esta ocasión, acompañados por familiares y amigos los festejos comenzaron el viernes con una cena pre boda. Su vinculación con Marbella desde hace años la convirtió en el lugar ideal para el enlace.

Interior del templo decorado para la ocasión

Una pequeña capilla del casco antiguo era el lugar elegido; la Iglesia del Santo Cristo. Se decoró para la ocasión con ramilletes de hortensias. Sobre los bancos y para que los asistentes pudiesen soportar el calor se dispusieron unos pai pai.  El reducido tamaño del templo hizo que, tras confirmación de que estaban en lista, parte de los casi 300 invitados asistentes al enlace lo siguieran desde las sillas colocadas en su exterior para la ocasión.

El sábado la cita era las 18 horas, pero desde una hora antes los invitados fueron llegando a la Iglesia. El novio, el americano Antonius Willms, fue de los primeros en hacer su aparición vestido con el tradicional chaqué. Llegó en un Land Rover antiguo y fue recibiendo personalmente a los invitados. Entre ellos los tíos de Marie-Gabrielle de Nassau, los Grandes Duques de Luxemburgo, Enrique y María Teresa y las princesas de Liechtenstein.

 

Entre los invitados también se encontraban la princesa Maria Luisa de Prusia y el Conde Rudi. 

Acceso a la galería App->

 

La novia, emparentada por su ya marido con los Hohenloe, precursores de la jet set marbellí, llegó pasados unos minutos de las 18 horas y escoltada por la policía a caballo. Seria y con un vestido confeccionado por Lorenzo Caprile. Muy sencillo, de manga larga, con un velo decorado con cristales Swarovski y flores. Para el calzado eligió unas alpargatas que se dejaban entrever debajo del vestido. Optó por la comodidad para la ocasión. Según contaba días antes la princesa Marie-Gabrielle de Nassau a la revista Hola! ha elegido a tres diseñadores españoles para los vestidos de su enlace. A Caprile había que sumar a Roberto Diz y Pedro del Hierro.

Multitud de curiosos quisieron estar también presentes en la cita y se situaron en las inmediaciones de la Iglesia para disfrutar de una boda de la realeza en primera línea.

 

Tras hora y media de ceremonia religiosa, que fue oficiada en 4 idiomas, los novios aparecieron radiantes a las puertas del templo.

 

Desde allí partieron en el mismo Land Rover en el que llegó el novio hacia la finca de los familiares del novio donde vive su hermana Marie Caroline Willms, con el aristócrata Sandro Gamazo, en Llanos de Belvís, cerca de Istán.

Fotografía: Javier Nuñez

Aún no hay ningún comentario

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.