Blanqueamiento dental: todo lo que necesitas saber

Si hay algo que llama la atención cuando encendemos el televisor, es el color de las dentaduras de los actores, presentadores y famosos en general. Sabedores de que la imagen es una de sus principales herramientas para el éxito, la cuidan al máximo. Y una de los principales retoques a los que la mayoría suele someterse es, precisamente, el blanqueamiento dental.

shutterstock_107109119

El blanqueamiento dental es estético, pero también es un tratamiento odontológico

Obviamente, el blanqueamiento dental es un proceso meramente estético. Blanqueamos nuestra dentadura para que esté más bella. Ocurre que se han dado casos de personas no tituladas que practican blanqueamientos dentales. Esto no solo es intrusismo profesional, sino que, sobre todo, pone en riesgo nuestra salud dental. Solo un especialista en odontología puede realizar un correcto diagnóstico y evaluar si el paciente está en condiciones de blanquear sus dientes. Porque no, no todas las dentaduras pueden recibir el tratamiento. Y de eso hablaremos más tarde.

 

¿En qué consiste el blanqueamiento dental?

En consulta, el especialista, después de haber valorado qué concentración de producto blanqueador puede utilizar con el paciente, aplica un gel a base de peróxido de hidrógeno. Dicho gel es el encargado de eliminar el tono amarillento y devolver a los dientes un tono blanco y natural.

Cada sesión suele prolongarse alrededor de 20 minutos, y lo normal es que en dos o tres tengamos nuestros dientes perfectamente blanqueados. Eso sí, el dentista recomendará un producto específico al paciente para poder reforzar el blanqueamiento en casa. Es importante decir que dicho producto no es en sí mismo una sesión de blanqueamiento, sino un apoyo a la técnica utilizada en la clínica, y siempre bajo supervisión.

shutterstock_358662095

¿Cuánto cuesta?

El precio del blanqueamiento depende mucho de cada paciente. No todos necesitan las mismas sesiones, y no es lo mismo blanquear una dentadura por primera vez que hacerlo a modo de mantenimiento. Lo mejor es pasarse por nuestra clínica para realizar un presupuesto a medida. Pero se trata de un tratamiento muy asequible.

Mitos y verdades sobre el blanqueamiento dental

En torno a este tratamiento odontológico se han escuchado numerosas afirmaciones. Unas son ciertas, y otras (la mayoría), no. Repasemos las principales.

El blanqueamiento dental duele

Falso. El proceso de blanquear dientes no tiene por qué doler en absoluto. Partimos de la base de que el profesional en odontología nos ha hecho una valoración previa, algo que, insistimos, es esencial para nuestra salud dental. Por tanto, si estamos aplicando el tratamiento sobre una dentadura en condiciones de recibir el tratamiento, no duele en absoluto.

 

Provoca sensibilidad dental

Cierto. Pero solo a medias. El tratamiento puede provocar que exista una cierta sensibilidad dental, pero esta suele durar unas horas; a lo sumo, unos días. Esta sensibilidad aparece, sobre todo, como reacción a alimentos y bebidas demasiado fríos o calientes.

Daña el esmalte

En absoluto. Siempre y cuando lo haga un especialista en odontología, el esmalte no va a sufrir daño alguno.

Dura para siempre

Depende de lo que cuidemos nuestra higiene dental, pero no, no dura para siempre. Normalmente, si mantenemos unos correctos hábitos de higiene y evitamos o reducimos al máximo los agentes que los tiñen, el blanqueamiento se puede mantener en perfecto estado durante 2 o 3 años.

Todo el mundo puede hacérselo

No, en absoluto. Primero, hay determinados tipos de población en los que no está recomendado. Mujeres embarazadas, niños o personas con ciertas enfermedades gingivales no pueden practicarse un blanqueamiento dental. Además, hay otras personas en las que no funciona el tratamiento. Aquellas que, por consumo de medicamentos como las tetraciclinas, ven cambiado el color de sus dientes, no observarán un cambio de tono tras un blanqueamiento, y deben recurrir a otras técnicas.

shutterstock_269613158

¿Qué técnicas de blanqueamiento dental existen?

En realidad, el blanqueamiento dental láser o el blanqueamiento dental led se asientan sobre el mismo principio: la acción del peróxido de hidrógeno.

El peróxido de hidrógeno es un compuesto químico que, aplicado sobre nuestros dientes, logra eliminar ese tono amarillento de muchas dentaduras. Dicho tono suele venir potenciado por el consumo de bebidas que producen tinción (café, té, vino tinto, etcétera) y del tabaco, uno de los agentes que más manchan los dientes.

El blanqueamiento dental láser consiste, pues, en potenciar la acción del peróxido de hidrógeno utilizando una fuente de luz mientras este está haciendo su efecto. Por tanto, tanto el láser como el led son aceleradores del proceso de blanquear dientes. La luz led provoca menor sensibilidad, por lo que en ocasiones es preferible recurrir a ella.

shutterstock_178678541

¿Existen más tratamientos para que nuestra dentadura esté más blanca? Sí, pero no son técnicas de blanqueamiento dental. De ellas hablaremos más adelante.

«Me han dicho que me puedo blanquear los dientes en casa…»

Existen en Internet numerosas páginas que venden productos para blanquear dientes, pero desde Gross Dentistas queremos ser tajantes al respecto: no debemos utilizarlos ni fiarnos de estas páginas. Al margen de que puedan o no provocar el efecto buscado, dichos productos son altamente peligrosos para nuestra salud dental. El peróxido de hidrógeno ha de ser manipulado por un profesional, que aplica la proporción indicada para cada paciente. El dentista cuenta con una serie de herramientas que le permiten un diagnóstico certero: hacerlo en casa implica jugar con nuestra salud. No lo olvides.

 

La higiene tras el tratamiento

En términos generales, ha de ser la misma que sin él, a excepción del producto a modo de refuerzo que nos recomiende el especialista y que debemos seguir para mantener el tono. En Gross Dentistas hacemos un seguimiento exhaustivo al paciente para que su tratamiento dure el mayor tiempo posible.

Eso sí, es importante tener cuidado con todos esos productos que pueden provocar la tinción dental. Ciertas bebidas como las ya nombradas, el tabaco o algunos alimentos como el curry pueden reducir la duración del nuevo tono de los dientes.

 

shutterstock_403074922

Cuando el blanqueamiento dental no es posible, ¿qué otras soluciones hay?

Como hemos dicho antes, no todas las personas pueden someterse a un blanqueamiento dental. Algunas, porque no les haría efecto; otras, porque tienen un problema previo que lo hace inviable. En estos casos, mejorar el aspecto de tus dientes es posible.

Carillas de porcelana

La aplicación sobre nuestros dientes de unas microcarillas de porcelana son una solución perfecta para aquellas dentaduras que no pueden someterse a blanqueamiento dental. Con ellas podemos mejorar el aspecto de nuestra dentadura y, ya de paso, reforzarla, ya que en el fondo le estamos añadiendo grosor a los dientes.

Carillas de composite

Estas carillas tienen la ventaja sobre las de porcelana que suelen ser más rápidas de colocar (aunque, eso sí, la porcelana también es algo más resistente). De este modo, y casi siempre en una única sesión, regresamos a casa con unos dientes impecables y con un color espectacular.

shutterstock_462646003

¿Tú también quieres una sonrisa deslumbrante?

En Gross Dentistas nos gusta fabricar sonrisas. Porque sonreír es patrimonio de todos y todos nos merecemos una dentadura perfecta. Pide cita con nosotros y te atenderemos sin ningún compromiso. Recuerda que la primera visita es gratis.

experiencia_renovada_sin_texto-recortada-650x480 Gross Dentistas

Twitter   Facebook   Youtube   Blog

Aún no hay ningún comentario

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.