Ascensión Expósito: “Todo lo que vivimos y no resolvemos lo somatizamos en el cuerpo”

 

Está más que demostrado que las preocupaciones y los conflictos personales que experimentamos en nuestra vida son una de las principales causas de enfermedades. No lo decimos nosotros, lo dicen la multitud de estudios médicos que se llevan a cabo desde un punto científico y documentados desde hace más de un siglo que señalan que estas preocupaciones y traumas se reflejan en el cuerpo físico. Ya decía el siglo pasado el Dr. Alexis Carrel: “Las personas de negocios que no saben cómo combatir las preocupaciones mueren jóvenes”. La recientemente fallecida Louis Hay decía: “Si estamos dispuestos a hacer el trabajo mental, casi cualquier cosa puede ser curada”. Si tienes tiempo te invitamos a que busques información sobre los estudios que el Dr. Hamer hizo en este sentido. Te pueden sorprender.

 

Enfermedades cardiacas, artrosis, alteraciones en la tiroides e incluso el cáncer pueden tener su origen en la somatización de las emociones. Cada día son más las voces médicas que defienden esta teoría y que apuestan por tratar a sus pacientes no sólo con fármacos sino complementando los tratamientos con terapias que van directamente a sanar el alma del enfermo. Esta sanación suele tener como efecto una mejora física.

Por este motivo es tan importante que aprendamos a controlar nuestra mente y los procesos que derivan en enfermedad. Muchas veces no llegamos a ser conscientes de ese dolor con el que seguimos cargando y que termina por manifestarse reclamándonos que atajemos la enfermedad desde su origen, desde lo que guardamos en nuestro interior.

Ascensión Expósito es una de esas personas que nació con el Don de la videncia y con la vocación de ayudar a los demás. Actualmente se encuentra estudiando Psicología en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Es la vía para completar su formación y aportar a su vez un título reglado a la multitud de cursos con los que se ha formado en los últimos años.

Trabaja con diferentes herramientas que le permiten percibir qué emociones o conflictos residen en el paciente, en muchos casos ocultos, para poder buscar la mejor vía de sanación y que dejen de dañar el cuerpo físico. La información la recibe mediante kinesología de nuestro propio cuerpo. En la mayoría de los casos al ser conscientes de la existencia de ese conflicto, lo enfrentamos y el bloqueo que creaba comienza a desaparecer. Otras veces exige que hagamos un trabajo interior mayor para resolverlo.

Su habilidad y conocimientos le han valido para emplear estas terapias a través de masajes a los pacientes de la Clínica Vitalmar en su centro de Fuengirola. Muchos de los cuales aún siendo escépticos han experimentado una gran mejoría tras ponerse en sus manos, lo que en muchas ocasiones ha supuesto incluso la retirada de la medicación.

Reflexología, Naturopatía, Reiki, Tapping o Psicoterapia Cabalística son algunas de las técnicas que emplea dependiendo del paciente y de la patología que presenta. En la mayoría de los casos estas se pueden detectar incluso antes de que se haya producido el daño en los órganos.

 

La visitamos en la consulta para que nos explique cómo es esta terapia que imparte al paciente y qué beneficios se obtienen. Evidentemente es importante estar abiertos a entenderlo. Pero te vamos a poner ejemplos muy sencillos que seguro que alguna vez te han pasado. ¿Nunca has tenido un problema, una tensión, cierto estado de nerviosismo y se ha manifestado en un dolor de estómago o una descomposición de barriga? ¿Nunca has estado un momento de tu vida en el que tenías una preocupación alta por algún asunto y ha coincidido con que te dolía mucho la cabeza? ¿No te ha pasado el experimentar una desilusión fuerte de una persona y que te haya dolido fisicamente el pecho? ¿No has sentido nunca como ante un estado de ansiedad tus pulmones se cerraban y te daba la sensación de que no podías respirar? Pues la mayoría de esos síntomas son el reflejo de nuestro estado interior.

Ascensión, ¿Qué le puede aportar a una persona la terapia que estás aplicando ahora?

Sobre todo le va a ayudar a liberar dolor. Porque ahora mismo en la clínica donde trabajo mucha gente llega recién operada, le quitamos los puntos y gracias al masaje terapéutico que les aplicó los pacientes se recuperan más rápido.

El último paciente que he tratado en dos semanas dejó la morfina, después de cuatro años tomándola, y ha vuelto a recuperar la movilidad, anda perfectamente.

He tenido varias experiencias así de gente sobre todo que viene con una ciática o que viene con una contractura y eso sale rápido, o el pericardio pinzado que da mucha ansiedad. En el músculo pericardio hay mucha congestión emocional, entonces dependiendo de dónde tienen puesto el pensamiento tienen la carga emocional somatizada.  Al trabajarlo a través del masaje y de la terapia emocional liberan ese dolor y recuperan la normalidad en el cuerpo.

Ahora mismo en la clínica todos los pacientes que llegan con problemas salen diciendo: “¿Qué me has hecho?”, porque notan rápidamente la mejoría.

¿Hay que creer para que esto funcione? ¿Tienes que creer que esa carga física que tienes en el cuerpo, ese dolor físico es el reflejo de algo emocional o simplemente con tu trabajo se mejora?

Funciona en las personas que no creen en nada de esto, en los que son totalmente escépticos. Entran con el dolor y salen liberados.  A lo mejor no entienden el diálogo, porque siempre durante el masaje en base a la emoción que ahí esté somatizada les hago preguntas como qué le pasa en su trabajo o le pregunto sobre algún aspecto o miembro concreto de su familia. Así liberamos esa emoción, pero no entienden cómo liberando la emoción liberan el dolor. Ellos, lo único que me preguntan es: “¿Qué has hecho?” o  me dicen: ¡Qué manos tienes!”. Siempre les digo que no soy yo, los que actúan son ellos al liberar esa emoción.

“No entienden como liberando la emoción liberan el dolor”

Vienen con el dolor, pero no saben por qué tienen el dolor, y cuando se van sin el dolor, preguntan y comprenden que el dolor lo tenían por esa experiencia emocional. Pero el escéptico, incluso, resuelve más. La persona que ya es consciente de que las emociones enferman al cuerpo físico, es más compleja trabajarla porque ya tiene conocimiento y puede presentar alguna resistencia. Pero el que es escéptico es mucho más fácil, porque descubre un mundo nuevo y mejora mucho.

Había una señora que se ponía infiltraciones en la ciática y volvió pidiéndome que le repitiese el masaje porque desde que se lo hice ya no tenía que ponerse infiltraciones. Entonces le expliqué que se trataba de un masaje terapéutico, no de un simple masaje.

Ascensión, aunque durante muchos años te has formado en diferentes terapias esto es un don que tú tienes…

Mi abuela tenía la misma habilidad y no la ejerció porque en aquella época las mujeres estaban muy reprimidas y no estaban en la vida laboral y social. Además tenía miedo de la que tachasen de bruja o algo así. Pero yo aparte de descubrir esa habilidad, continuamente me formo, hago cursos. Ahora estoy matriculada en Psicología y coincide mi trabajo con la formación. A mí la formación me abre campo y me da más habilidades.

 

¿Cada cosa que aprendes la vas aplicando?

Voy enriqueciendo el tratamiento. Yo empecé solamente con la reflexología y ahí ya trabajaba la emoción, pero notaba que se quedaba un poco corto porque por ejemplo la gente que tiene mucho miedo somatiza mucho las lumbares. Siempre que hay problemas de lumbares hay muchos miedos de nuestra niñez, de nuestro entorno, puede ser laboral, puede ser familiar o puede ser simplemente personal, miedos inconscientes que no nos damos cuenta que los tenemos ahí, inseguridades, frustraciones… Todo lo que vivimos y no resolvemos lo somatizamos. A nivel de psicología está reconocido porque el que gobierna nuestro cuerpo es el sistema nervioso y el hipotálamo da el mensaje directamente a las glándulas endocrinas. La hipófisis, que es la glándula maestra ordena directamente a las hormonas y ejecutan patologías hepáticas o renales porque el sistema endocrino se mueve por hormonas pero las hormonas al final afectan y dañan a los órganos, y sobre todo cuando algo es crónico termina dañando al sistema nervioso y ya la persona entra en una patología crónica o en una enfermedad neuronal. Cuando llega a ese punto es necesario aplicar más sesiones. Tratar a los pacientes crónicos supone un reto pero me gusta porque son en los que se ven más los resultados.

“Siempre que hay problemas de lumbares hay muchos miedos”

Cuando una persona no es crónica experimenta un alivio, libera y ya está. En cuanto la vida les ponga otro obstáculo otra vez van a somatizar si no saben resolver esa emoción. Pero cuando alguien es crónico tiene un cúmulo de experiencias ahí archivadas. Es el caso por ejemplo de la fibromialgia. La fibromialgia suele ser el reflejo de que hay un montón de emociones vividas y no resueltas. La depresión es otra enfermedad que afecta a órganos como al corazón, y la esquizofrenia afecta mucho más al sistema neuronal. Nosotros ahora mismo en la clínica, el perfil de patologías que tenemos es un poco diverso, pero más a nivel físico que a nivel psíquico. Sí viene algún paciente con algún cuadro psíquico, pero mucho físico.

“La fibromialgia suele ser el reflejo de que hay un montón de emociones vividas y no resueltas”

Llevas años trabajando tus terapias, ¿por qué te surge la necesidad de estudiar Psicología?

Aparte de tener la sensibilidad, a mí me gusta encontrarle una explicación a todo, y al estudiar Psicología me está ayudando mucho a ver la perfecta conexión que hay en lo que percibo y en lo que pasa en el cuerpo,  cómo todo tiene esa coherencia y esa conexión. En definitiva, cuando sabes dónde está el problema lo resuelve la persona, el cuerpo recupera su armonía y su equilibrio. Vivir esas experiencias es muy agradable.

El cuerpo te habla de dónde viene el conflicto emocional pero también si necesitas tomar algo natural para sanar el daño que ya se ha producido fisicamente…

Sí, utilizo la técnica de la kinesología holística. Ahí aplicamos los conocimientos del cuerpo físico como anatomía, fisonomía y la bioquímica. El cómo nuestra alimentación afecta a nuestra salud, también por ahí aplico todos los conocimientos de naturopatía y de nutrición, y voy viendo dónde la persona tiene sus carencias, y les voy dando esa información para que resuelvan esas carencias. Buscamos el equilibrio de todo, del cuerpo, la alimentación, la emoción y la energía. Ahí aplico toda la formación y las habilidades que tengo en el tratamiento.

Lo que sí valoro mucho es que la gente comprenda por qué tienen el problema y como lo tienen que resolver, porque en realidad mi trabajo es transmitirles que el problema se lo han creado ellos y el problema se lo pueden solucionar ellos, y, de hecho, en la misma terapia lo resuelven.

“El problema se lo han creado ellos y el problema se lo pueden solucionar ellos”

Ascensión, muchas veces los bloqueos emocionales nos frenan también en el avance de nuestra vida y de nuestros proyectos. Supongo que al liberarlos mediante la terapia también se notan los resultados más allá del cuerpo físico…

Pues sí, a veces en la terapia solo sale un cúmulo de emociones del pasado, pero también otras veces salen nuevos proyectos, nuevos enfoques. Sí he comprobado como personas que estaban en un proceso de resolución de conflictos emocionales han resuelto emociones y se le ha armonizado tanto su vida familiar como su vida laboral. Muchas de esas personas que se encontraban estancadas ahora mismo están emprendiendo nuevas parejas y nuevos negocios. Muchas de ellas son mujeres que están innovando en la sociedad y son un ejemplo a seguir. Gracias a que hemos encontrado el conflicto, lo han resuelto y son ellas mismas las que están abriéndose camino en la vida.

 

Y la Cábala, por ejemplo, ¿cómo la empleas en las terapias?

Pues mira, hay mucha gente que está más receptiva, siempre pido permiso, pero la formación que yo he hecho en Psicoterápia Cabalística está enfocada a ayudar a la gente a nivel espiritual y a nivel emocional. Se hace en base al nombre y a la fecha de nacimiento. Y con eso hacemos unos cálculos por la numerología de Pitágoras y coincide la información que a mí me da la Cábala con lo que yo percibo de esa persona en todo, en su ámbito laboral o familiar. Con la Cábala podemos calcular concretamente cuál es el plan del alma de esa persona, cuál es el don de esa persona y en lo que ella se está bloqueando. Determina mucho más la personalidad y las habilidades y las debilidades de la persona. Lo que aporta a la  persona es autoconocimiento, ese autoconocimiento nos da determinación, nos da seguridad y nos da autoestima y poder personal. En realidad una persona empoderada está equilibrada y pone en equilibrio su vida.

Ascensión, esto no tiene que ver nada con el tarot ni nada de eso, ¿verdad?

No. La habilidad que te muestra la clarividencia es ver con los ojos del corazón, ver dónde están los problemas, resolverlos y que la persona se sienta en la vida realizada y feliz. La Cábala que yo practico, como te decía, utiliza la numerología de Pitágoras. Pitágoras como todos los grandes, han tenido inspiraciones y han tenido revelaciones. Él tuvo la revelación de encontrarle un valor numérico a todo en la vida. Entonces, cómo cada número tiene una vibración y el mismo número puede estar en una vibración negativa o en una vibración positiva. Por ejemplo, el número 5 en una vibración negativa es baja autoestima y en una vibración positiva, es alta autoestima. O sea, a través de esos cálculos numerológicos lo que trabajamos es la emoción y el equilibrio espiritual de la persona, porque, cuando tú emocionalmente estás equilibrado, espiritualmente también lo estás. Los seres humanos somos un conjunto de cuerpo, alma y espíritu. Ya lo decía Platón, todos los grandes filósofos lo han descubierto, aunque en su época hayan sido considerados locos. Pero eso al día de hoy, en el siglo XXI es más que sabido.

Actualmente hay más terapias emocionales, porque antes era algo que no se comprendía, pero tenemos alma y emoción, y tenemos cuerpo físico. La ciencia se ha encargado de tener mucho conocimiento a nivel de cuerpo, pero las otras áreas son también muy importantes para nuestra salud y nuestro equilibrio.

“Los seres humanos somos un conjunto de cuerpo, alma y espíritu”

Ascensión, a veces pienso que todo esto surge porque la humanidad se encuentra en un momento de continua búsqueda. Decía recientemente Ángela Callejón en su entrevista En Primera Persona que es cuando mejores niveles de bienestar tenemos y más infelices somos. También decía que hay dos momentos importantes en la vida, cuando nacemos y cuando descubrimos para qué. ¿Puede la Cábala orientar en ese sentido a una persona que esté perdida en ese ‘para qué’?

Totalmente. La Cábala te da muchas explicaciones de por qué y para qué. Hay muchas experiencias que vivimos, que no comprendemos y que no resolvemos, la Cábala te puede ayudar a que comprendas por qué has vivido eso y para qué lo has vivido. Porque aporta una percepción de la vida mucho más amplia. No se limita sólo en sobrevivir. ¿Por qué me pasa esto y para qué me pasa esto? La cábala está muy preparada y muy documentada en esas cosas, sobre todo a nivel psíquico.

El cabalista puede ser judío o puede no ser judío, yo por ejemplo, no me considero de ninguna religión, aunque los que más usan la cábala son los judíos. Y hay mucha gente que la Cábala no la entiende o históricamente ha tenido una connotación negativa, es como todo, en la religión católica, también hay buenos curas y curas no tan buenos, pero la Cábala al fin y al cabo es una herramienta. La Cábala no está cerrada a ninguna religión.

En la Cábala se le da mucha importancia al hebreo…

Está escrita en hebreo porque se considera que el hebreo tiene una vibración más alta. Entonces no es lo mismo decirlo en español que decirlo en hebreo, en la pronunciación del hebreo vibra el órgano, vibra la lengua, la garganta, vibra el corazón. Entonces no sólo estás diciendo esa palabra sino que la estás activando en ti. Es una sabiduría muy profunda y muy compleja. Yo tengo pocos conocimientos para lo amplia que es, pero el poco conocimiento que tengo y que aplico da resultado. Y los 72 Nombres de Dios se pueden usar incluso enlazados, puedes usarlos individuales… Hay Nombres de Dios para curarte, hay Nombres de Dios para el dinero, hay Nombres de Dios para curar el hígado, para curar el riñón, para fomentar una relación con los hijos amorosa, para tener una pareja de amor. Es que son 72 herramientas que nos pueden ayudar mucho.

¿Qué emoción es la que más enfermedades físicas provoca?

El miedo. El miedo a nivel hipofisiario genera mucho adrenocortisol.

¿El miedo como preocupación?

Es que el miedo tiene muchas variantes. El miedo se disfraza de preocupación, el miedo se disfraza de ansiedad, el miedo se disfraza de inseguridad, el miedo se disfraza de soledad… Con la palabra miedo podemos desglosar un montón de emociones, simplemente el no saber es miedo, la ignorancia es miedo. Entonces el miedo activa tanto al sistema neuronal y provoca tanto estrés emocional que lo primero que daña es el sistema nervioso, el sistema endocrino, y luego por órganos el riñón. Normalmente, cuando la persona tiene un miedo fuerte se encolera y se daña el hígado. Cuando yo trato el cuerpo físico hay mucha gente con problemas en riñón izquierdo y en psicología tiene un componente emocional; el hígado y la cervical 6. Ese cuadro lo trae mucha gente.

“Un miedo fuerte se encolera y se daña el hígado”

Solamente con ser consciente de ese conflicto que tenemos, de ese miedo, de esa preocupación, ¿empieza la sanación?

El buen terapeuta no sólo te hace consciente, sino que te explica por qué te ha pasado eso, y te enfoca en cómo resolverlo para que no te siga pasando. La conciencia es el primer paso. Ahora, el buen terapeuta tiene que enseñarte a que tú reconozcas conflictos y sepas resolver conflictos porque si no, ahí es donde se genera la dependencia terapéutica, porque en realidad ya es siempre el terapeuta el que te hace la resolución y eso no debería ser así. Cuando el paciente aprende por qué le ha pasado y cómo resolverlo, se vuelve muy resolutivo en su experiencia de vida, que para mí es lo más importante.

 

¿Cuánto dura aproximadamente una sesión?

Normalmente, hora y media, dos horas. Hay veces que dura más, pero tampoco es conviene prolongar mucho una sesión porque ahí estás tomando conciencia de muchos conflictos.

Hablabas de enfermedades con mucha carga emocional como la fibromialgia o la depresión, por ejemplo…

La depresión, tiene mucho condicionamiento del concepto erróneo social cultural del amor. El amor es a uno mismo, cuando una persona no sabe que ella es la persona que más se debe amar, busca siempre fuera que alguien la ame, o que algo le haga feliz, o que alguien le haga feliz, y ahí se genera mucho vacío, mucha tristeza, y mucha desesperación en la vida, la vida no la perciben como felicidad, la vida es sufrir, y ahí entran en una rueda, como una bola de nieve que cada vez es más grande, hay más incomprensión, más dolor, y empieza por el corazón, va envolviendo a nivel pulmonar, ya luego invade el cuerpo sobre todo a nivel neuronal mucho, porque entran en un parloteo mental muy negativo. Todo lo que hacen, les produce más insatisfacción. Las personas tenemos que descubrir esa fuerza interior que llevamos dentro y desarrollarla y potenciarla y continuamente alimentarla, como una planta se riega y se alimenta.

“Las personas tenemos que descubrir esa fuerza interior que llevamos dentro y desarrollarla y potenciarla y continuamente alimentarla”

Pero, por ejemplo, ¿tú puedes hacer algo con una persona que tiene una depresión?

Pues sí. Además me gusta mucho ayudar a estas personas. Yo conocí a una persona que a mí me ha ayudado mucho, yo tenía mucha depresión, porque no comprendía la vida, yo me enfocaba en ganar dinero, y cuando tenía dinero no era feliz, me enfocaba en conseguir cosas, tener hijos, tener casa, tener esto y lo otro y cuanto más tenía, más depresión tenía y aprendí a reconocerme a mí, a valorarme a mí, a ser la que yo quería ser y a hacer lo que a mí me satisface hacer.

A mí, por ejemplo, esta profesión me ha llevado a afrontar muchas situaciones personales, pero, la satisfacción de dedicarme a lo que me dedico lo supera con creces.

Entonces la depresión se supera conociéndonos, autoreconociéndonos a nosotros y autorrealizándonos.

Tú por ejemplo respetas mucho el trabajo de los profesionales sanitarios. Una persona que está enferma y que tiene una dolencias físicas, tú recomiendas que siga yendo a un médico y esto es complementario, ¿no?

Totalmente, nosotros, por ejemplo en la clínica tenemos un equipo médico, hay un traumatólogo, hay osteópata.. Respeto totalmente la intervención médica, de hecho, muchos pacientes de los que yo trato, llevan un protocolo médico y llevan un tratamiento médico de acompañamiento. Lo potenciamos con la medicina natural como suplemento. Son personas que cuando están recién operadas o están enfermas, pues a lo mejor, o comen poco o mal, entonces, una suplementación hace que su cuerpo reaccione más rápido y mejor. Está demostrado que en estos casos el alta médica ha sido más rápida.

Se está hablando mucho de que el cáncer también tiene mucho origen en los conflictos emocionales…

Totalmente. Además de otros factores influyen las emociones. Ahora recientemente había un paciente que lo habían desahuciado, los médicos ya no le podían hacer nada porque ya tenía una metástasis total. Junto con otros terapeutas he participado en una terapia y el paciente ha reaccionado. Ahora le están dando radio. Esta persona tenía una carga emocional impresionante. No sé si se salvará porque está en mano de los médicos y son ellos los que deben aplicar los tratamientos que correspondan pero ha mejorado mucho su calidad de vida. Ahora se puede mover, puede salir a la calle, antes no se levantaba de la cama. Yo en la terapia lo único que hago es decirle dónde hay un conflicto emocional y cómo se resuelve. Luego ya depende de la persona, a lo mejor le hablo de los 72 Nombres de Dios para que lo utilicen para limpiar emociones. La mente funciona mucho visualmente.

Creer o no creer en estas terapias ya es cosa de cada uno, al igual que informarse previamente sobre la honestidad y capacitación del terapeuta al que vamos a visitar. En cualquier caso, en este caso en concreto, hemos comprobado que mal no hace, todo lo contrario. 

Redacción: Ana Porras Fotografía: Javier Nuñez

Ascensión Expósito

Terapeuta en Centro Vitalmar

  Facebook     

Transcripción de audio a texto realizada por Atexto.com.

Aún no hay ningún comentario

Responder

Tu email no se mostrará públicamente.

Puedes utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

OK
Esta web emplea cookies para mejorar su navegación. Al seguir navegando, acepta su uso. Si desea conocer más sobre su uso, le invitamos a leer nuestra política de privacidad.